Deporte

Mestalla, Hablemos En Serio.

Mestalla, Hablemos En Serio. - Deporte
Lo que sucedió anoche en el ‎Stade de Suisse, en Berna, frente al endeble Young Boys, merece un análisis profundo más allá de los resultados frustrantes que partido tras partido encadenan los de Marcelino Garcia Toral.
El disputado anoche era un encuentro clave para que los de Mestalla solo dependiesen de si mismos a la hora de clasificarse para la siguiente ronda de la competición y, el empate que tuvo como resultado al final de los noventa minutos reglamentarios, enfrenta a todo el cuerpo técnico, jugadores, cúpula directiva y prensa a la cruda realidad; el Valencia no es a día de hoy un equipo champions. Esa es la verdad, la contundente derrota por 0-2 contra diez y sin Ronaldo, en Mestalla frente a una Juve que recibió la expulsión con más de sesenta minutos de juego por delante y el 0-0 todavía en el luminoso, ya hacía presagiar que el cuadro che no iba a tener un regreso a champions soñado; posteriormente el empate en Old Trafford frente a un United en horas bajas, se tomó con más optimismo del debido; fruto de tomar un empate sin goles como si hubiese sido una victoria, lo ocurrido anoche en Berna es más doloroso aún si cabe; el repaso que ayer el Valencia sufrió en el Stade de Suisse tardará mucho tiempo en ser olvidado por los aficionados de ambos bandos. Pero desglosemos un poco la cuestión y entremos al detalle; a los males que aquejan al Valencia de Marcelino.
NO HAY GOL.
Difícil de creer cuando se ven los hombres que tienen en nomina el conjunto che; Guedes, Rodrigo, Batshuayi, Gameiro, Soler y etcétera; anoche fue solo un capítulo más en una lacra que se arrastra desde el comienzo oficial de la temporada, el Valencia lleva menos de la mitad de los goles que llevaba a estas alturas de campeonato la pasada campaña, solo 8 tantos; Rodrigo, quién es un indiscutible ya en las listas de la selección, lleva sin marcar desde aquel golazo en la primera jornada frente al Atlético de Madrid y, su aportación al equipo que era notablemente alta, ha ido diluyéndose con el paso de las jornadas. Soler, Gameiro y Batshuayi se mostraron en la tarde de ayer inertes de cara al gol también, sí, es cierto que el Belga anotó un tanto, pero desde ahí su participación fue muy lejana a los tres palos y, se redujo a bajar los pelotazos que se le enviaban desde la zaga.
¿Como se le explica a un aficionado valencianista que todo un icono como Zaza, que tenía a la grada en el bolsillo ha sido vendido por no considerarle Marcelino un delantero Top para la champions para que en la presente competición, en ese ansiado regreso a Europa, solo se haya anotado un triste tanto?
No se puede; Marcelino es querido por la afición, pero si la sequía continua de cara al gol, quien más y quien menos se acordara del zurdo italiano que, por lo menos corría sin cesar incordiando a los centrales rivales y enfervorizando a la afición.
Lo de Gameiro es la crónica de un retiro anunciado, el francés es el Vietto de la temporada pasada, un jugador que no contaba para el Cholo no puede considerarse una gran herramienta, porque las grandes herramientas el Atlético del Cholo no las regala ni mucho menos.
Con Mina, Guedes y Cheryshev fuera por lesión, el Valencia confió su ataque a dos canteranos de gran talento a quienes la presión de lo que estaba en juego arrugo y, en dos delanteros de nivel, claramente lejos de su nivel.
Es urgente que vuelva Guedes, ya que el luso parece ser el único centrado a día de hoy; los demás están perdidos por hoy; lastima.
PAREJO.
Duele decirlo, pero el capitán valencianista ha comenzado la temporada del centenario siendo un quebradero de cabeza para el club; se hizo un esfuerza para que se quedará al comienzo de la pasada temporada, porque el Sevilla llamaba a su puerta y Parejo correspondió el esfuerzo del Valencia cuajando una de las mejores temporadas que se le puede recordar al mediocentro; hoy, la película cambia…
El error de Parejo costó ayer la victoria al Valencia y, muy posiblemente, signifique que los ches no tengan más opción que luchar por la tercera plaza del grupo.
Si el apreciado lector todavía no ha visto las mil repeticiones del penalti que Parejo cometió absurdamente, se lo describiremos como se debe, vaya usted a cualquier escuela deportiva de España y vea usted jugar a niños de 12 años, un partido que para ellos no sea importante… bien, ahí podrá usted ver un error como el que Parejo cometió, sólo ahí.
El penalti es no obstante la guinda del pastel; Parejo esta lento e incomprensible, pierde más balones de los que logra conectar con peligro, sus tiros a balón parado no dan miedo a los rivales como ocurría antaño, defiende poco y mal y, por si fuese poco, se permite en más de una ocasión el lujo de recriminar a sus compañeros alguna acción errónea… Esta protestón, ya ha visto más tarjetas de las aconsejables; sale al campo más preocupado de abroncar al arbitro y molestar a los rivales que de jugar; incomprensible.
El Valencia necesita al Parejo del año pasado, al que debuto con la roja, al que coreaba Mestalla cuando iba a abandonar el césped, sí; el Valencia lo necesita, pero hasta que ese gran jugador regrese, el Parejo actual no debería de ser el timón de un equipo que hace aguas.
LOS EXPERIMENTOS.
Marcelino esta empeñado en no jugar como lo hacía la pasada campaña; quiere que su equipo haga algo más que encerrarse y correr a la contra, quiere que elabore, que mime el balón, que defienda atacando; por querer que no sea, pero el Valencia de hoy en día no esta para gracias y, los intentos por crear un bloque que compita de tu a tu con los grandes se están quedando a medias; se ha empatado con Barcelona, Atlético y United sí, se ha empatado jugando de tu a tu contra gigantes de Europa sí, pero… ¿De que sirve si llega el Espanyol o el Young Boys y te meten un meneo?
Marcelino merece crédito, nos ha salvado de la zozobra cuando nadie era capaz de hacerlo; pero los números rojos cada vez están más cerca y, los fantasmas de las navidades pasadas ya llaman a las puertas de un Mestalla temeroso de que regresen los oscuros tiempos de hace no tantas temporadas.
Para contrataciones o solicitudes escribir al mail
yellowcatgreen@gmail.com
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Yellowcat

1 comentario

  • Buena crítica… Decepción, incomprensión y tristeza es lo que siento en un año tan señalado para nosotros. Cierto es que Marcelino nos sacó de las tinieblas, pero a nadie se nos escapa su carácter y la mala relación con algunos jugadores, como Murillo y Rodrigo. Lo bueno, que aún hay tiempo para lograr todos los objetivos señalados a principio de temporada, aún nos quedan unos cartuchos en la recámara. Esperemos saber aprovecharlos.
    Amunt.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información