Ciencia

Mi aportación a la teoría del big bang



Mi aportación a la teoría del big bang - Ciencia

Muchos científicos debaten acerca del origen del universo.

Muchos, la mayoría, concuerdan con la teoría del big bang, que dice que el universo se creó después de una gran explosión, que diseminó toda la materia que compone el universo.

Yo, quisiera aportar que, para que toda esa materia se concentrará en el punto del big bang, por supuesto tuvo que ocurrir algo antes. 

O ¿qué piensan amigos científicos?, el tiempo que tomo a la materia reunirse en un punto ¿no cuenta? 

Para mí el universo es infinito antes y después del big bang.

Por lo que pienso que el inicio no es el la explosión, el big bang es justo el punto cero, entre los billones de años que tomo a la marteria concentrarse en un punto y después, explotar y diseminarse en un ciclo infinito en el que Dios el Universo, mueve todo lo que existen y que podemos ver.

Nosotros mismos, incluidos en esta increíble teoría de la que somos parte.

Un juego en el que Dios el Universo, mueve las piezas de esto a lo que llamamos vida y de la que somos parte activa, pero no definitiva, pues somos tan pequeños a su lado, que nada de lo que hacemos el día de hoy lo afecta.

Les pido amigos lectores, lean mi publicación a la que nombré:

Mi idea conciente acerca de Dios.

Con todo respeto a todas las religiones y creencias del planeta.

Somos simples espectadores de su inmensidad.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.60 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Manuel Mendez Feregrino

1 comentario

  • El problema de identificar a Dios con el Universo, es que en las religiones de tipo totalitario Dios es un ser personal; tiene voluntad, consciencia de sí mismo, deseos y relaciones con humanos. Se dice que hasta escribe libros, tiene hijos o manda exterminar a quien no se someta a él, según los credos. Por lo que llamar Dios al Universo, es atribuir al Universo estos rasgos personales.
    Sin embargo, hay que comprender que estos rasgos son incompatibles con estructuras demasiado grandes, no digamos ya infinitas. Un globo sólo es un globo si es finito y circunscrito a un ámbito atmosférico; no puede haber globos infinitos, porque eso anula la propia definición de globo, que implica una limitación física y una presión interna, que además necesita estar contenido a su vez dentro de un espacio con una presión (atmósférica o líquida).
    Un Dios infinito, o incluso demasiado grande para caber en un planeta, es un oxímoron, una trampa del lenguaje; no es algo posible. Es como un globo redondo, inflado e infinito; simplemente no puede ser, en el sentido de que no estamos diciendo nada en realidad: un caballo marrón invisible no es nada; un Dios infinito o cósmico no significa nada. Lo que pasa es que la mente humana no es capaz de albergar la noción de infinito o visualizar el verdadero tamaño del universo; la mayoría de personas, ni siquiera puede comprender qué es un oxímoron o contradicción terminológica. Luego no pueden comprender que un Dios con atribuciones es incompatible con lo eterno o infinito. Fíjese que decimos in-finito, «lo que no tiene fin», que es una definición negativa; como no podemos formar esta noción en la mente, hasta los filósofos y científicos tienen que recurrir a descripciones negativas, o delimitaciones de nuestra ignorancia. De esto se aprovecha la teología.

    Sugiero que hable mejor del universo en sí, y especule sobre sus rasgos particulares no personales como ser bondadoso o malvado, sino rasgos cósmicos como estar en expansión o incluso tener consciencia, si puede usted suponer que esa consciencia sería algo radicalmente distinto a la consciencia personal que atribuimos a nuestros dioses.

    Por otra parte, su idea de que el universo es un subconjunto de la Realidad, no es rara sino la dominante en Cosmología. Su idea del universo cíclico agrupa a una serie de teorías que creen en el Big Crunch. Es una posibilidad entre otras que podría explicar el origen del Cosmos que habitamos. Las mediciones actuales no pueden confirmarla ni desmentirla, es tan poco lo que sabemos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información