Salud

Mi cuerpo es plástico quebrantable, paraste por fin?

Mi cuerpo es plástico quebrantable, paraste por fin? - Salud

 

 

Siempre me gritaste: en el carro, en la sala. En donde pudiste.

 

Te dije: Quiero irme en avión, no me siento tan bien de salud para viajar en carro.

 

Pero tu me gritaste, tuve que llorar para qué dijeras sí al avión.

 

Cambiaste cuando por fin no puedo si quiera acostarme, estoy tan frágil que no puedo acostarme.

 

Y HUYES DE LA CASA, DE PASO.

 

Desde que tengo mis problemas cardiacos lo que haces es escapar de mi.

Soy tan quebrantable que no puedo si quiera acostarme en la cama o sentarme en una silla.

 

Siento tanto dolor que pareciera que tuviera una enfermedad mortal, siempre tengo que buscar soluciones cuando estoy incómoda.

 

Siento dolor en todo.

 

Pero POR FIN cerraste tu boca asquerosa, y calmaste a tu loca interior.

Ahora que me siento realmente terminal, te callas.

No puedo sentirme bien, siempre me siento incómoda.

Cada vez siento que empeora mi estado y que debo buscar mas alternativas.

Ni siquiera puedo caminar a la cocina.

Estoy terminal.

Pero es así como eso quería que muriera.

A penas me acuesto y siento dolores fuertes en mi espalda, o en mi pecho y nunca se quitaran.

A parte, el alma se me va fácilmente.

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Mariana Gómez Moreno

1 comentario

  • El aislamiento de las personas es una asignatura pendiente para la salud pública. Quizás habría que empezar por entender los mecanismos por los que se puede morir de soledad. Es un relato estremecedor. Muy bueno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.