Historia

Mí Felicidad eres tu



Mí Felicidad eres tu - Historia

MI FELICIDAD ERES TÚ

ES UNA HISTORIA DE AMOR DE DOS PERSONAS QUE SE QUERÍAN TANTO QUE AUN A UN PASO DE LA MUERTE SE SIGUIERON QUERIENDO TANTO

Escrita por: Martin Alejandro Rangel Gonzalez

Eran las 10 de la mañana un domingo en la plaza de la bella ciudad de guadalupe nuevo león era un día soleado hermoso por así decirlo para enamorarse al centro de la plaza junto a la biblioteca se encontraba un joven llamado vicente esperando a una bella joven llamada lucía el joven miraba impaciente su reloj ya que era su primer cita con la joven que solo conocía por una fotografía y tenía miedo que la joven no acudiera de repente las campanas de la iglesia cercana lo sobresaltaron pero al voltear su cara de sobresalto cambio a una de alegría al ver venir a la joven con su cabellera grande volando y moviéndose al ritmo de su caminar cadencioso entonces vicente levantó la mano y le empezó a gritar lucia lucia hola soy vicente lucia volteo y al mirarlo sonrió y pensando para ella misma se dijo que bueno que me decidí a venir y diciendo en sus pensamientos creo que el si me hará feliz.
Entonces lucía camino hacia vicente subiendo las escaleras tendió su mano a vicente y le dijo hola espero no decepcionarte a lo que vicente respondió al contrario espero ser yo quien no te desilusione soltandose los dos a reír

Entonces sin pensarlo ninguno de los dos se tomaron de la mano y se sonrojaron al sentir una corriente recorrer sus cuerpos sin explicarse el motivo pero aun así sus manos se entrelazaron más sintiendo su calor su sentir y así tomados de la mano le preguntó vicente a lucia te gustaría conocer el parque tolteca que es muy grande ya que se une a varios parques por todo el río la silla y está junto al cerro de la silla y al parque la pastora y al orgullo de mi ciudad que es su cerro de la silla y por supuesto sin olvidar al estadio de los rayados de monterrey a lo que lucía respondió es justo lo que te pediría ya que también yo soy rayada de corazón y riendo se abrazaron y sin más caminaron sonrojados por ir abrazados a sabiendas de que se acababan de conocer y sin caminar caminaron rumbo a la avenida juárez a la estación del metro eloy cavazos y al ir y entrar al metro sin querer ya que el metro venía lleno ellos quedaron muy cercas de sí que en cada movimiento de la gente sus cuerpos se acercaban mas y mas y en una de esas alguien aventó a al pasar para bajar del metro lucía y vicente sintieron que sus cuerpos quedaron más unidos entonces vicente tomó a lucia de la cintura para que ella no cayera y ella se pegó más al cuerpo de vicente y fue cuando sus rostros quedaron muy cercas entrelazando sus respiraciones uniéndose como una sola y fue cuando sus ojos se encontraron y vicente mirándola fijamente qué pasó algo mágico como si vicente hubiera sido hechizado por los bellos labios de lucía que se besaron llenos de amor de pasión.

Fue cuando lucía y vicente comprendieron y se dieron cuenta que habían nacido el uno para el otro que sus seres estaban predestinados a encontrarse a pesar del tiempo o la distancia así llegaron al fin al parque tolteca donde lucía se sorprendió porque no había cobrado la entrada y lo primero que vio fue la hermosa entrada al parque su grande estacionamiento y restaurantes a un lado se encontraba el imponente río la silla así lucía y vicente tomados de la mano vicente le dice a lucia aqui es un lugar para toda la familia y así lo constató lucia ya que al ir caminando vieron a familias y parejas como ellos conviviendo en el área de asadores donde se mezclaban los gritos de los niños con el olor a carne o pollo asándose en los asadores del parque así anduvieron de aquí para allá viendo la alberca con su tobogán los patos en el río los niños jugando hasta que vicente le dice a lucia ven vamos a comer ya hace hambre y entre broma risa y uno que otro beso robado a lucía por vicente o viceversa transcurrió el tiempo y vicente le dice ahora vamos al otro lado del parque .

Y fue así como lucía y vicente emprendieron el camino hacia el lado del parque que era más solitario y desde donde se podria ver más cerca el cerro de la silla y por supuesto el estadio de los rayados de monterrey equipo de sus corazones y al ir caminando lucía pudo ver el río la silla una que otra ardilla arriba de algún árbol o de repente cruzar entre sus pies  así fue como llegaron hasta el final del camino ya que habían llegado hasta el parque la pastora y ya no había más paso así que emprendieron el regreso ya que era tarde y lucía tendría que regresar a su casa al llegar a la estación del metro lucía le dijo hasta aqui me puedes acompañar de aquí yo me iré sola a lo que vicente le dice eso quiere decir que no te volveré a ver a lo que ella sonriendo le dijo la verdad tu me veras toda la vida sonriendo corrió hacia el transmetro que llegaba en ese momento y antes de subir lucía le dijo llámame que yo soy para ti.

Vicente que en ese momento había sentido un poco de tristeza porque lucía no le había permitido acompañarla sonrió y la vio partir pensando no la volveré a ver cuando en ese momento sonó su celular y al ver que quien llamaba era lucía sonrió y se sintió tan feliz cuando escucho la voz de ella diciéndole mañana me esperas de nuevo en la plaza a las 3:30 sí y vicente pensando que estaba soñando solo dijo ya que la llamada lo había sorprendido ya que el ya habia pensando que no vería más a lucía su lucia asi se fue camino a su casa ya más tranquilo y feliz de que al día siguiente vería de nuevo a lucía

Al día siguiente vicente miraba impaciente su reloj iba ya a ver a lucía su lucía pensó él al llegar su corazón dio un vuelco ella ya estaba ahi esperandolo y al verla sonrió en eso lucía volteo y lo vio y corrió hacia él con los brazos abiertos y al llegar se abrazaron tanto que estuvieron a punto de caer los dos y sonriendo empezaron a caminar sin rumbo fijo solo se quedaban viendo uno al otro sin decir palabra alguna tal era su felicidad que ni siquiera se dieron cuenta que sus pasos los había llevado de nuevo al parque tolteca pero esta vez por el lado del Mercado de abastos de guadalupe así siguieron caminando lucía y vicente agarrados de la mano emprendieron su paseo por el parque.

Fue ahí cuando vicente se dio cuenta que lucía era el amor de su vida y sin pensar escribió un poema para ella llamado LUCIA

Lucia de mi vida Alegría de ella Sonrisa de mi alma Te declaro mi amor Porque quiero que Seas tu mi esposa Y aquí en el parque tolteca Te lo pido quieres tú Ser mi compañera De toda la vida Amor a lo que lucía sorprendida y sonriendo le dice si amor acepto ser tu esposa y se dieron un abrazo y beso lleno de pasión al llegar la tarde lucía le dice a vicente es tiempo de irme aunque la verdad no quisiera irme de tu lado vicente sonriendo también le dice la verdad es que ya no me quiero separar yo de ti a lo que vicente le dice pronto ya no tendrás que irte ya veras y así fue al pasar los días vicente y su madre acudieron a la casa de lucía a pedir su mano y al mismo tiempo poner la fecha de su matrimonio ya que los dos ya no querían separarse uno del otro sentían que ya no podrían vivir el uno del otro

Así pasaron los días y llego el día esperado por los dos todo era Felicidad alegría sonrisas sin saber que dentro de poco algo trastocaria las vidas de los jóvenes al faltar escasos dos días lucía enfermo y los planes de la boda se detuvieron ante la tristeza de la pareja familia y amigos de ambos jóvenes pero al saber que lucía estaba muy enferma comprendieron que no quedaba más remedio que acompañar a la pareja así que todos estuvieron desde el momento que supieron la noticia en el hospital.

Fue cuando ahí se dieron cuenta que lucía ya no se levantaría de aquella cama de hospital que su enfermedad ya no podría curarse que sus deseos y esperanzas no servirían para nada decidió lucía que deberían casarse sin dilatación fue así que iniciaron los preparativos para la boda que se llevaría en el hospital fue el momento más triste cuando el juez dijo aquellas palabras puede besar a la novia y en ese momento lucía dejo de existir lucía había muerto en los brazos de su amado y vicente solo escucho aquellas ultimas palabras te amo mi amor.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Martin Alejandro Rangel Gonzalez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información