Anuncios
Humor

Mi Gran Fiasco En La Noche De Navidad

Mi Gran Fiasco En La Noche De Navidad - Humor

“¡Por  Dios!,  es  navidad”, expresé  hace unos 25  años,  ese  24  de  diciembre.  Todos  preparaban, hasta  el  último  detalle,  para  la  gran  noche con pólvora,  cena  navideña  y  familiares  abarrotando  nuestra  casa  y  las  de  los  vecinos.  En  mi  mente  sólo  había  una  cosa: que  mi  madre (QDDG) me  diera  mi  acostumbrado  regalito  de  navidad  que  consistía  en  unos $50 para  que  los  gastara  en  cualquier  cosa.  Como  siempre yo,  dando  rienda  suelta  a  mis  más  bajos  instintos y  como  amador  del  hedonismo,  pensé : “hoy  me  levanto  a  la  mejor  “puta”,  perdón  quise  decir trabajadora  del  sexo,  de  la  calle  X, eso  será  mejor  a  estar  aguantando  a  todos  mis  familiares  que  vienen  a  hostigar y  a ” chismosear”  esta  noche,  será  más  que  genial. Ya  como  a  las  10  de  la  noche, me  voy  con  mis  $50  escondidos  en  mi  calcetín,  por  eso  de  los  ladrones  que  se  ponen  muy  listos  este  día.  La  calle  estaba  ,  completamente ,  sola,  por  lo  que   medité: “nombre,  hoy,  hasta  estas z….  van  a  celebrar  en  casa,  ¿ qué  no  tienen  necesidad?. De  repente,  al  cruzar  una  calle,  veo  a  una  linda  chica, caderas anchísimas,  busto súper  bien  paradito y enorme,  con  zapatos  de  tacón  y  falda  ajustada.  Me  le  acerco, despacito  y  le  pregunto:- ¿cuánto  muñeca?- .  Ella  me  contesta,  sin  vacilar: -son $20 y $5  de  cuarto.  ahí  enfrente- .  Mi  emoción  fue  tanta  que  mi  corazón  palpitaba  a  100  latidos  por  segundo  y  mi  miembro  viril  comenzaba  a  desobedecerme  y  se  ponía  erecto  a  la  velocidad  de  la  luz.  Mientras  íbamos,  platicábamos  sobre  la  familia  y  la  navidad,  ella  con  una  voz  de princesa  que  no  me  hacía  dudar  de  ella de  que  era  otra  cosa.  Cuando  llegamos, entramos  rápido,  después de  pagar y, ya  en  el  cuarto,  me  quito  la  camisa y  los  pantalones y  al  bajar  mi calzoncillo,  mi  pene  se  levanta  como  una  enorme  palanca  fuera  de  control.  Ella  se  pone  desnudita  en  la  cama,  lista  para que  yo  comience  a  explorar  todo  su  bello  cuerpecito  blanco.  En  esa  excitación  sexual,  le  recorro  su  cuerpo  con  mi  boca,  besando  cada  parte  deliciosa  de  su  anatomía  femenina,  que  piel  más  suave,  que  piel  más  olorosa  desde  sus  pies  hasta  su  nuca.  Nos  dábamos  besos  apasionados. Hasta  aquí  nada  me  hacía  sospechar  sobre  el  gran fiasco  que  me  llevaría.  Ya  llegando  al  momento  principal,  cuando  yo  descubriría  su  vulva  húmeda,  despacito  ,  meto  mi  mano,  y,  ! qué  gran  sorpresa  para  mí!, en  forma  veloz  y  sin  control,  sale  disparada una  palanca  de  carne ,  mucho  más enorme  a  la  mía,  muy  ,  muy  gruesa.  En  ese  instante,  doy  un  salto  largo  del  lecho y  con  voz  fuerte,  le  digo: Por  la  gran p……. ,  vos  sos  hombre.  En  ese  momento ,  me  comienzo  a  vestir, salgo rápido, y  con algo  peor: había  desperdiciado  mis  $50 . Salí  corriendo  y  hoy,  siempre,  que  trato  de  hacer  un  levante  de  alguna  mujer,  me  aseguro  que  ,  realmente,  lo  sea,  porque,  en estos tiempos,  hasta  travestis con  voz  de  mujer  hay. Espero  les  haya  gustado  mi  relato y  que  a  ustedes,  hombres,  no  les  vaya  a  ocurrir  una  experiencia  así.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

sergitus

2 comentarios

  • Me importa un comino tu opinión. Lo que has dicho sólo me da a entender que, en este mundo, todavía hay gente con mentalidad de la Edad Media, idéntica a la tuya; una forma de pensar obsecada, típica de mentalidades de los inquisidores de la Inquisición Española. Además, recuerda , que este blog es una tribuna de libre expresión y yo en ningún momento estoy ofendiendo a la comunidad trans. Pero de modos gracias, porque, al menos, me distes un punto al leer mi historia, y, te lo repito: ” me vale madre lo que pienses “, sobre mi artículo, como dicen los mexicanos.

  • Perdona pero considero esto de muy mal gusto por nueve razones:
    1.- Es una fecha eminentemente religiosa, y por respeto deberías haberte callado la boca.
    2.- Creo que le importa a bastante poca gente tus fiascos sexuales, que imagino serán muchos.
    3.- No creo que esté bien pagar por sexo, pero mucho menos contarlo en esta plataforma.
    4.- Puestos a crear un relato erótico, este es de los peores que he leído.
    5.- Relatos como este no hace sino darles alas a las feministas recalcitrantes, que en este caso, y digan lo que digan, les doy la razón.
    6.- Me avergüenzo de pertenecer al mismo género que tú.
    7.- Por una vez y sin que sirva de precedente, aplaudo a hombres que se sientan mujeres, y les saquen los cuartos este tipo de tipos.
    8.- No quiero seguir porque sería darte publicidad y francamente, no lo mereces.
    9-. Pobre madre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información