Humor

Mi lectura de Ja, la ciencia de cuándo nos reímos y por qué de Scott Weems



Mi lectura de Ja, la ciencia de cuándo nos reímos y por qué de Scott Weems - Humor

Chiquito de la Calzada fue un humorista español que contaba unos chistes realmente malos, pero sin embargo es uno de los cómicos más queridos en España, no por esos chistes, sino por la forma que tenía de contarlos. Cuando se subía a un escenario la gente ya empezaba a reír. Se movía de una forma cómica y siempre tenía alguna expresión en forma de palabra o frase que todos esperábamos, porque de manera irremediable, te acababas riendo. Eran expresiones como ¡jarrll! o ¡no puedorr, no puedorr! o ¡te da cuenn…! Todo esto así explicado, para alguien que nunca lo haya visto en acción, podrá parecerle ridículo y sin gracia, pero a los que sí conocen el arte cómico de Chiquito, seguro que les hará hecho reír al recordarlo. Y eso es lo más interesante, porque el humor está presente en todas las sociedades, pero lo que a unos les hará gracia a otros les podrá resultar estúpido. Entonces, ¿por qué nos reímos? ¿Por qué los seres humanos tenemos esa habilidad difícil de explicar que nos permite desahogarnos a través de la risa?

Para dar explicación a este misterio seguro que hay un buen número de artículos, opiniones y libros. Yo me he detenido en el que he encontrado más a mano, Ja, la ciencia de cuándo reímos y por qué, de Scott Weems (Taurus). Básicamente los humanos nos reímos de situaciones que nuestro cerebro no acaba de entender del todo. Nos reímos de lo absurdo, de lo inesperado, como cuando alguien va caminando normalmente por la acera y se tropieza haciendo una pirueta extraña que no esperamos. En esa situación, no nos reímos de la desgracia ajena, nos reímos de lo inesperado que resulta que una persona haga un gesto ridículo o extraño para recuperar el equilibrio.

https://www.megustaleer.com/libros/ja-la-ciencia-de-cuando-reimos-y-por-que/MES-070308

Esto del sentido del humor y de la risa viene incluido en el paquete básico de nuestro cerebro, así que todo el mundo debe tener algo que podamos asociar al humor. Cada uno tendrá el suyo propio, influenciado por la educación cultural recibida, por el entorno social, por la lengua, etc. Y lo mejor de todo es que es bueno para la salud, como las espinacas o la lechuga, pero no conviene abusar de la risa, porque se han dado casos en el que ha provocado la muerte, aunque por otro lado, ¿qué mejor forma de morir, no?

Y aunque parezca contradictorio, el humor es una cosa muy seria, porque no es sencillo hacer reír a la gente. En los últimos tiempos…, bueno, en realidad siempre ha sido así, el humor se mira con una lupa grande porque para algunos puede llegar a ser ofensivo. Fijémonos en el caso del cómico inglés Ricky Gervais, cuyo humor políticamente incorrecto siempre despierta en el espectador dos tipos de reacciones: el asombro a lo que dice y la risa que provoca lo que dice. Tal vez el problema de la gente es que se toma demasiado en serio lo que pueda llegar a decir un cómico…, ¡en uno de sus espectáculos! Y como el propio Gervais advierte, ¡son solo chistes!

En cualquier caso, este libro titulado Ja y que en mi opinión debería haberse titulado ¡Jarll!, tiene muchas cosas interesantes que seguro que nunca nos habríamos preguntado, como que el sentido del humor es un rasgo de inteligencia y que nos sirve para enfrentarnos a problemas, que reír vale como ejercicio físico (pero eso no quiere decir que puedas apalancarte en el sofá a comer como un…), que las tribus y sociedades aparentemente más primitivas también tienen cosas por las que reír, etc. Vamos, un libro desternillante pero muy serio, ¡eh!

Saben aquel que diu:

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

perher

1 comentario

  • Chiquito tenía algunos de buenos. Por otra parte, dices «Nos reímos de lo absurdo, de lo inesperado». Así es. Una buena comedia debe ser en realidad un drama, un drama que haga reír, algo que el humor español tiene muy presente. Los franceses, en cambio, no saben hacerlo así y recurren a muecas, risitas histéricas, gracias facilonas, pero hay que entender que no es culpa suya, sino que no son gente graciosa, es imposible que de allí salgan buenas comedias. Otra cosa es que tengan gracia, yo jamás me he sentido solo en Francia, pero nunca un francés me ha hecho reír.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información