Sociedad

Mi primer amigo.



Mi primer amigo. - Sociedad

«Dicen que los amigos se cuentan con los deos de la mano, tú todavía sabes contar, o te los han cortao? no quiero parecer pesao, pero éste representa el «corazón», ese, ese, el largo»

Mi primer amigo era un tío cojonudo, y no lo digo yo, lo decían tos los que le conocían.

Desde pequeño jugó a ser soldao, teniendo que abandonar a su familia y cuidar de su hermano en cada batalla, la MISIÓN no era conseguir medallas ni desbloquear mapas y luego abrirse un yogur de la nevera.

Era realidad aumentá 3D, olores, sangre, sol sin crema solar y hambre, mucha hambre.

Brunete [Madriz] 24 Abril del 36, una BALA le perfora el culo y logra salir vivo de la matanza, no así su hermano al que tuvo que traer en tren de regreso pa casa [con varios kilos de embutio guardaos en la tripa] así era la guerra, los valientes morían y los listos… lo contaban.

Solo sabía ser FELIZ y lo recitaba a tos como una hazaña, un tío optimista y su color el azulgrana.

Su profesión arbañil, llevando a una pequeña cuadrilla, faenas en pueblos, corrias en las ferias y su pasión jugar al fúrbol de delantero, en tercera.

[la de verdad, tacos de hierro, barrizales y kilos de ropa para lavar madre a orilla del río]

Nos contaba que un día lo llamó el Aleti, y jugó en Primera algunos partios, aunque nunca concretaba en que estadios jugó … era un tío optimista, solo sabía ser feliz.

Ya jubilao de poner yeso por “cataratas” y de tanto jugar… a ser soldao,

me enseñó a MONTAR en bici, a disfrutar del Tour en esa tele cambiando con los deos y a beber vino en bota debajo la mesa.

Por la tarde iba al bar a “echar café” porque la guita no viene pa casa, la guita, son las personas; Así que, pegaba un portazo y se iba pal Bar “La Julia”;

A la vuelta 2 horas de siestaca y Radiogaceta cerca el oído.

¿Quién era Julia?

Julia era una mujer menuda, que no comía ná por no molestar, pero de negocios sabía tela [dije delgá, no tonta].

Pero volvamos a mi amigo,

Tenía carácter, apuntaba a lo más alto, y se apoyaba de vez en cuando en un bastón, no sin antes prepararse unas cuñas de madera dentro del zapato, la imagen era importante, ya sabes que todavía no había redes sociales ni dietas detox, ni ostias.

A veces venía pa Madrid y hacía de representante en los partios, me daba primas por GOL metio y no gritaba desde la banda, nose si porque no veía bien o porque de verdad respetaba el juego.

Regresaba to los años a verme y recopilar anécdotas pa poder contar donde vivía, hasta que le entró moriña y dejó de venir.

Año 97, 31 de Julio, 3 de la tarde ¿te acuerdas?

“La Flaca” sonando, y se MUERE!

El bicho ese que se mete por el costao y se va extendiendo por todos tus órganos, que se alimenta del vigor de la juventud, lentamente, callao y puñetero.

Estuve varios años pensando que era un gran ACTOR y que como con to, sólo se había tomao un respiro, ya sabes, el típico viaje pa desconectar de la mujer,

pensar tranquilo bebiendo whisky doble debajo una palmera mientras tarareas una canción.

Fue un VIAJE pa no volver, to se fue al carajo, así de fácil, sin avisar.

Lo mejor de to es que vio a su Barça levantar la primera con el GOL del Kuman y nunca quiso que fuera de su equipo, sino que hicimos uno juntos.

Él fue mi primer amigo, y por eso te quería contar esta historia porque tos hemos tenido uno, alguien que nos da consejos y nos quiere, de verdad, un tío optimista…

que sólo sabía ser feliz.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Alejandro Herrero

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.