Literatura

Mi Ultima Carta…

Mi Ultima Carta… - Literatura

 

Tengo apenas 24 años… y este es mi testamento.  Mi despedida. Justo ahora estoy rodeado de soldados enemigos. Me he refugiado en una casa casi destruida. Todos mis compañeros han caído. Ya no se que día es ni sé en qué lugar estoy.

Encontré una hoja y una pluma. Siempre me gusto escribir. Recuerdo que siempre les mandaba cartas a mis compañeras de la escuela. A veces les mandaba rosas. Les ponía perfume a las cartas. Cuando estallo la guerra yo me enliste en el ejército. Nos prometieron que ganaríamos esta guerra. Mi padre me apoyo y mi madre me dio su bendición.

La verdad es que yo Salí para poder conocer otros lugares. Conmigo siempre cargue una rosa por si algún día encontraba a alguien a quien dársela. Quería conocer a una chica francesa, de ojos azules y pelo rizado. Pero sobre todo que supiera amarme, que aceptara mis cariños. Soñaba con tener a alguien a mi lado. Alguien con quien pasar momentos agradables. Cuando acabara la guerra final, yo tenía un sueño. Tener una granja y vivir allí con una hermosa familia. Quería tener 2 hijos, una niña y un niño. Esa era mi ilusión. Llevar una vida tranquila y pasar mis días con esa mujer, pero las cosas no fueron así

.

Admito que ya no soy tan inocente, ya han pasado años que estoy en esta guerra. Las cosas han cambiado. Creíamos que íbamos a ganar. Pero al parecer estamos perdiendo… o más bien… Ya perdimos. Nos atacan por todas partes. Mandaba cartas a Berlín a casa de mis padres. Pero ahora ya no puedo. Muchos de mis colegas han caído. Son muchos contra nosotros.  Jamás quise luchar pero no me quedo de otra.   Siempre quise hacerle el bien a la gente y no daño. Pero tuve que hacerlo.

Hace 3 días nos emboscaron. Todo mi equipo cayó. Yo logre huir. Llegue a una casa casi destruida por los bombardeos. Es un pueblo vacio. No hay nadie. No tengo comida. No tengo abrigo pues hace mucho frio. Pero aun en ese momento no perdí la esperanza de volver a casa.

Anoche soñé que conocía a esa chica. Era muy linda. Tenía una bonita sonrisa. Me tomo de la mano y me llevo a un hermoso campo de flores y juntos dimos vueltas y pasamos buenos momentos.. Ella me susurro unas palabras al oído. Desperté y supe que solo era un sueño.  Pero Después de tanto tiempo volví  a llenarme de vida. Busque dentro de mi mochila y busque la rosa ya marchita. La abrasé y dije dentro de mi corazón que no moriría sin antes dársela a alguien.

Esta mañana Salí de mi refugio para buscar agua. Pero me sorprendieron soldados enemigos. Hubo un enfrentamiento. Creo que derribe a varios. Pero una bala me llego a brazo. Mal herido volví a mi refugio. Escucho a lo lejos que vienen. Son muchos. En algún momento me encontraran. Ya me quedan pocas balas. Estoy rodeado. A lo lejos escucho los tanques. Van buscando casa por casa. Las van quemando. Creo que en un momento más me verán.

Me queda poco ya. Mi corazón esta derrumbado. No puedo evitar llorar en silencio. No puedo negar la realidad. Aun tengo sueños. Apenas  cumpliré 25 en unos meses.

No pude decirle a la enfermera de nuestro ejército que la quería. Que la vez que vendo mis heridas,  sentí sus suaves manos. Y su voz suave diciéndome que todo saldría bien. No tuve el valor de invitarla a salir cuando volviéramos a Alemania. Ni siquiera puede darle mi rosa. Lo último que supe es que logro huir pues las tropas enemigas llegaron a nuestros límites.  Todas las noches oraba a Dios para que ella pudiera escapar. Creo que ya jamás la podre ver. Solo la veo en mi memoria.

Espero que mis padres estén bien. Si alguien encuentra estas  cartas quiero que le de mis collar y un cabello mío que deje en un sobre con una carta que dejare al lado de esta. Le dejare la dirección abajo.

por favor…si alguien encuentra esta carta… no me olvides. Jamás deje de pelear. Ni siquiera en los peores momentos. Mis compañeros me recordaban porque a pesar de nuestras derrotas…siempre mantuve mi sonrisa. Mi teniente me odiaba por eso. De hecho justo en este momento… aun que estoy triste y muy débil… quiero morir con una sonrisa. No quiero ser capturado pues ya sé lo que me pasara.  Moriré luchando.

Ya entraron a la casa de al lado. Escucho los sonidos. Escucho las explosiones. Me quedan unos minutos…ya tengo todo listo… puse mi rosa en el bolsillo de mi pecho y mi rifle está cargado a la mitad. En cuanto vea al enemigo saldré por la ventana y luchare hasta que no pueda más.

Tu… El que lees esta carta… si las has encontrado… seas quien seas…  no me olvides..Cumple tus sueños y sigue luchando.. Ya no para ganar la guerra pues hasta yo se que está perdida… lucha para reconstruir nuestro lugar…para que todo sea como antes. Sigue tus sueños e ilusiones y jamás dejes de luchar por ellos.

Recuérdame como alguien que jamás dejo de pelear aun cuando sabia que la guerra ya estaba perdida. Lucha por lo que amas. Y vive la vida con la persona que amas. En estos años aprendí que no importa donde estés, o que hagas, si no a quien tengas a tu lado. Yo tuve a alguien que siempre me cuido cuando estaba herido… . No cometas el mismo error que yo, no esperes a decirle que la quieres por qué no sabes lo que podría pasar mañana. Espero que con……………..

Es tarde…. Ya llegaron aquí…. Esconderé esta carta y saldré… se me acabo el tiempo… doy gracias a Dios por la vida y que me perdone…  y por favor… no me olvides….

Buena suerte….

Enero de 1945.  En algún lugar a las afueras  de Alemania

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

CRÓNICAS DEL GUARDIÁN

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información