Sociedad

Millonarias ayudas en dólares a Francia, en pocas horas, por el incendio en la Iglesia de Notre Dame contrastan con la humanidad mundial que agoniza en la pobreza. Este detestable mundo está al revés.



Millonarias ayudas en dólares a Francia, en pocas horas, por el incendio en la Iglesia de Notre Dame contrastan con la humanidad mundial que agoniza en la pobreza. Este detestable mundo está al revés. - Sociedad

Sí,es cierto que la Catedral de Notre Dame es una joya histórica, invaluable patrimonio de la humanidad, pero, también es cierto, que Francia tiene la  suficiente capacidad  económica para reconstruirla, sin la ayuda de ningún otro país; ya que  es una nación rica y desarrollada, incluso capaz de gastar millones  y  millones de dólares en pruebas nucleares. Quizás, la verdad más valedera e incomprensible, es  que, mientras se  reúnen millones  y  millones de dólares para  arreglarla, hay, asimismo, la misma cantidad ,de  inocentes infantes  y  adultos que  mueren anualmente, por desnutrición y  sequía  en  los  países tercermundistas,  en  otra  época colonias de Francia y otras  naciones, actualmente , ricas y prósperas. Con tanta pobreza a nivel mundial, de  la  que  no  se  salvan muchas personas, incluso, en los  países que se hacen llamar desarrollados,  el  gastar estas  exorbitantes  sumas de dinero para reconstruir un bien material, es una  ofensa a la  dignidad  humana, es un pecado de insensibilidad ante el  dolor  y  sufrimiento de otros millones de seres  humanos, quienes tienen  que  ver  como  viven con $1 al día.  Por actitudes así, nuestras  sociedades nunca evolucionarán a un estadio superior como seres humanos, siempre  estaremos a  un  nivel de bestias sin emociones profundas que, mientras estemos bien, jamás  nos  interesará lo  que  suceda con nuestro prójimo. ¿Pueden imaginar?, en pocas  horas se recaudan  800 millones de dólares, incluso la UNESCO está ofreciendo  ayuda, desconozco si ya  la  dio, cantidad tan enorme  que  bien podría haber servido para tratar problemas de desnutrición en poblaciones de África o América Latina. Quiere decir  que  sí hay dinero en el mundo, y no es poco, pero no se  distribuye bien. Si los malditos Estados, tanto de países «desarrollados» y tercermundistas y los millonarios más acaudalados se unieran para acabar con la pobreza a nivel mundial, les aseguro, ésto ya sería parte de la historia.Los ricos y millonarios se pueden unir para  dar  dinero a propósitos tan banales y materialistas, pero nunca para sacar a sus hermanos necesitados de la  pobreza y el caos;Éstos, sus hermanos,  son  seres  humanos y  no una  Iglesia sin  vida  ni sentimientos. «Gracias a Dios», hoy tenemos las redes sociales y las declaraciones de indignación, a nivel mundial, no se han hecho esperar; a ver si  así, a estos millonarios, cuyo único Dios es el dinero, se les conmueve un poquito  su  corazoncito metalizado y deciden compartir su  riqueza con los más necesitados.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

sergitus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.