Cine y Televisión

Mis Animes Favoritos 2018

Mis Animes Favoritos 2018 - Cine y Televisión

El 2018 nos dejó un montón de series de anime interesantes y algunas series más que destacables. Como siempre la animación japonesa se repite en creatividad, originalidad y riesgo. Sus historias explotan al máximo un rasgo propio de la animación, la fantasía, donde todo lo inimaginable es posible. Mi ranking personal, clasificado por gustos es el siguiente:

 

 

MENCIÓN HONROSA

Estudio Geno (Golden Ksmuy) adapta el manga de Seita Horio; Kokkoku. Un Seinen distinto, con una historia que toma sus riesgos al querer escapar del típico argumento del género Isekai.  Kokkoku tiene 12 episodios ordenados de manera consecutiva, en los que no existe elipsis temporal. Narra la historia de Juri y su abuelo quienes poseen una piedra de origen misterioso que es capaz de detener el tiempo, salvo para los pocos que estén en su rango de alcance; este artefacto tiene un “equivalente” que se activa automáticamente al hacerlo el artefacto principal y que también atrapa a las personas cercanas. A partir de ahí la dimensión casi superpuesta revela secretos y enigmas que sorprenderán generando una trama sofisticada y única. Si bien la trama es atractiva y más que interesante, el anime tiene un diseño de personajes estándar y un arte irregular. No obstante, merece la pena ser visionado.

 

Hinamatsuri es un anime de 12 episodios que juega con el absurdo. Desde un comienzo desconcierta, pero poco a poco va tomando forma y se vuelve más que interesante.  De la mano del Estudio Feel y basado en el manga de Masao Ōtake (2010) Hinamatsuri es sin duda una mezcla de géneros, ciencia ficción, humor negro y retazos de la vida. Si bien el diseño de personajes no es de mi preferencia, el tono de este anime lo hace singular. Cuanta la historia de Hina, una niña con poderes telequinéticos y un yakuza llamado Nitta que de manera azarosa la chica llega a la casa de Nitta en una especie de huevo. Después que la libera, de mala manera, Nitta decide hacerse cargo de ella, pues cree que puede sacarle provecho a la situación, sin embargo, las cosas no serán tan simples. Y es que la vida misma aplasta esta comedia negra acentuando su hilaridad. Un interesante anime para reír al reconocer ciertos defectos de la sociedad japonesas representados en personajes que termina siendo prototipos de grupos sociales reconocibles.

 
10.
HATARAKU SAIBOU

Con 13 episodios que sorprende por su temática. Conocido también como cell of work y basado en el manga de Akane Shimizu (2015), Hataraku Saibou  es un anime didáctico pero entretenido. Realizado por el Estudio David Production y dirigido por Kenichi Suzuki, La historia nos sitúa al interior del cuerpo humano donde las células (diseñadas antropomórficamente) trabajan diariamente, se enfrentan a problemas orgánicos e incluso tienen que enfrentar a las temidas bacterias. Precisamente ese es su encanto, y ahí reside la verdadera fruición de la serie. No pretende ser una historia descriptiva del interior del cuerpo humano, aunque sí es científicamente correcta. Y es que intenta enseñar, mostrar un punto de vista distinto del propio cuerpo. La animación está muy bien, los protagonistas, un glóbulo rojo novato y un glóbulo blanco aguerrido, serán los que vivirán una aventura por capítulo, mostrándonos de manera entretenida lo que ocurre en nuestra biología interna.

 
9
DARLING IN THE FRANXX

En el décimo puesto, dejo esta obra de mechas. Serie original llevada por dos Estudios emblemáticos Trigger y A-1 Pictures. Su historia, que guarda cierto parecido con Evangelion y Bokurano , nos lleva a un futuro distante del planeta tierra donde los recursos naturales del planeta escasean y los seres humanos viven en ciudades artificiales. que sirven, a su vez, como protección contra los peligros que habitan en el exterior. Su única forma de sobrevivir es utilizar a los Franxx, unos poderosos robots, que tan solo pueden pilotar jóvenes, un hombre y una mujer. Atsushi Nishigori es quien dirige esta serie y lo hace con buen pulso. A pesar que la obra promete y tiene antecedentes dignos para hacerlo, además de dos Estudios que garantizan calidad en la producción de los mismos, Darling in the Franxx, se queda a medio camino entre una historia de amor y la mirada existencialista sobre la condición humana. No obstante, es una obra que hay que ver y disfrutar pues se atreve a plantear tópicos sobre la deshumanización, la búsqueda simbiótica de lo masculino y femenino y la tecnología como realidad extensiva del ser humano hacia lo inmortal.
8
GOLDEN KAMUY

Basada en el manga de Satoru Noda, ganador de los Manga Taisho en el 2016, Golden Kamuy es una refrescante obra dinámica, una historia muy bien narrada y con una investigación de fondo cultural-social impecable. El Estudio Geno está detrás de esta pieza de animación de 24 episodios (dos temporadas), una casa productora nueva que da sus primeros pasos con apenas un largometraje (Genocidal Organ) y dos series a su haber.  El anime transcurre en el año 37 de la era Meiji y cuenta la historia de Sujimoto quién tras sobrevivir a la guerra ruso-japonesa se une al fenómeno de la fiebre por el oro para poder ayudar a la familia de su mejor amigo caído en batalla. En su periplo alguien (ex convicto que lo mata un oso) le revela que existe un tesoro escondido y que la clave para hallarlo está en la piel de unos peligrosos convictos. En su camino se topará con Asirpa (indígena perteneciente a la tribu Aynu), quien no solo le salva la vida, sino que además le ayudará en su cometido con tal de vengar la muerte de su padre. Un relato lleno de peripecias, que va revelando en cada capítulo historias, leyendas, creencias, etc.  Sujimoto  y Asirpa forman dúo excepcional, el vínculo crece entre ellos mientras la trama avanza. Una obra que sin ser extraordinaria en su arte y animación está a la altura de las grandes producciones, merece la pena revisarla.
7
VIOLET EVERGARDEN

Basada en unas novelas cortas de Kana Akatsuki, Violet Evergarden es un anime de 13 episodios con un arte extraordinario, cuidado y que despliega todo su valor en la puesta en escena.  Es una delicia para la vista y el sabor del color. Violet Evergarden se centra en Violet cuya historia será el hilo conductor de la serie. A través de ella conoceremos muchos relatos y personajes entrañables que generarán un entramado narrado de modo lento y espaciado. La protagonista es una chica entrenada como un arma viviente en tiempos de guerra, cuando el conflicto bélico termina y su comandante y mentor muere, queda a la deriva emocional y físicamente. Un amigo de su preceptor la recoge, después que ha perdido sus brazos, reclutándola en su nueva compañía post-guerra: una oficina de correos, donde unas entrenadas Auto Memory Dolls (muñecas de automáticos recuerdos) se dedican a escribir cartas. Violet se enfrentará a sí misma, de ser una máquina de guerra pasará a convertirse en alguien debe aprender a traducir sentimientos, a convertirse en un Ser Humano capaz de sentir, soñar, tener un propósito en la vida. El Estudio Kyoto Animation hace un trabajo notable de arte y animación, entregándonos una obra impecable a nivel estético, aunque narrativamente pierde ritmo hacia el final. No obstante, estamos ante un trabajo que nos recuerda sutilmente a personaje clásicos del anime y que deja una obra sólida, digna de verse.
6
SEISHUN BUTA YAROU WA BUNNY GIRL SENPAI NO YUME WO MINAI

De la mano del Estudio CloverWork y basada en la novela corta de Hajime Kamoshida, este anime a través de tres arcos, centrándose en un personaje femenino específico en cada uno, nos presenta una tétrica mirada filosófica sobre la adolescencia.  Seishun buta yarou wa bunny girl senpai no yume wo minai, aunque parece ser a primera vista un típico anime de instituto donde el romance aflora artificioso y convenientemente fútil, no es el caso y sorprende por su entramado narrativo. Sakurajima, Koga y Futaba tienen algo en común, padecen de una especie de ansiedad social que las lleva a extremos sobrenaturales que de manera sutil se convierten en metáfora de la condición social humana en nuestra contemporaneidad. Con una buena animación y arte estandarizado este anime tiene su fuerte en la reflexión que hace sobre la soledad del ser humano en una etapa clave como la pubertad. Aunque tiene algunos clichés inevitables, su propuesta nos lleva de la mano para acercarnos de manera más profunda con el padecimiento que tiene sus personajes, algo que merece la pena revisar.

 
5
HISONE TO MASO-TAN

De la mano del Estudio Bones nos llega esta historia de un dragón y una chica que lo pilotea, aunque no de la forma más ortodoxa. Con solo 12 episodios, Hisone to maso-tan nos cuesta la historia de Hisone Amakasu una novata miembro de las fuerzas aéreas de autodefensa de Japón, quien opta por unirse al ejército para evitar el tener que interactuar con la gente, debido a su personalidad impulsiva. Sin embargo, su vida dará un giro cuando descubra accidentalmente uno de los mayores secretos que oculta la instalación, la existencia de dragones con la capacidad de camuflarse en aviones y que eligen a sus pilotos tragándoselos. El concepto clásico de simbiosis entre el piloto y el robot de las mechas, está presente en esta obra que va desde el drama a la comedia en un tono equilibrado. El diseño de personajes es loable en su simpleza, logran do un carácter sólido en la interpretación animada. A ratos nos recuerda nostálgicamente una animación más retro, sacándose de encima el estándar recurrente en cuanto a diseño actual del anime. Una serie entremetida y profunda que escarba en la psicología de su protagonista siguiendo su crecimiento como ser humano. Una serie que deleita en su progresión, entregando una mirada distinta en la relación máquina-bestia ancestral-ser humano.

 
4
TENSEI SHITARA SLIME DATTA KEN

De la mano del Estudio 8-Bit y basado en una novela corta de Fuse, llega este Isakai distinto, ajeno a los clichés del género porque se propone deconstruirlo. Ya la premisa de que un Slime (limo) sea el protagonista resulta en primera instancia irrisorio, pero a la vez fresco y es que este anime tiene muchos elementos sorprendentes que revitalizan la típica historia del héroe que se ve obligado, en este caso debido al fallecimiento, a entrar o llegar a otro mundo. La historia narra las peripecias de Saturo, un hombre de vida aburrida y simple con casi cuarenta años, es transmutado a otra dimensión reencarnado en un slime. Allí será testigo y protagonista episodio tras episodio de un universo distinto donde hay dragones azules, duendes, seres mágicos imposibles, otros humanos, etc. La fantasía entonces surge como un espacio perfecto para desarrollar una trama dinámica, impredecible que nos conecta con una metáfora más profunda sobre el universo y su potencialidad. El diseño de personajes es atractivo original, el arte bien integrado, especialmente el CGI. Una serie que vale la pena revisar con atención.

 
3
SORA YORIMO TŌI BASHO

El destacado Estudio Madhouse nos trae una serie encomiable, que cautiva por lo sublime de su belleza, por el ritmo interior del relato y el encanto hipnótico de sus personajes. Esta es la historia de cuatro chicas (Mari , Shirase, Hinata y Yuzuki) que deciden viajar a la Antártica, un lugar más allá del universo. Dirigida por Atsuko Ichizuka y compuesta por 13 episodios, esta serie original nos presenta a través de una mirada sobre lo cotidiano, sobre las emociones pequeñas, la travesía casi pueril de cuatro estudiantes que sueñan con vivir sus vidas arrancando de la monotonía del diario vivir. Cada una posee una motivación importante para embarcarse en esta odisea, a través de la preparación y del viaje brota la amistad y con ella un cuarteto sólido que encanta y expele humanidad todo el tiempo. La obra técnicamente está impecable, con una excelente animación y un arte cuidado muy bien llevado. El corte realista que tiene la serie hace que la misma sea una obra reflexiva pero no pesada, dramática, pero entretenida, acompañada de una música que envuelve y dramatiza perfectamente las emociones que las protagonistas conectan con la audiencia. Una obra imperdible que tiene su tercer podio muy merecido.

 
2
BANANA FISH

La emblemática obra de Akimi Yoshida es adaptada por el Estudio MAPPA en solo 24 episodios. Intensa, emotiva y a ratos explosiva Banana Fish cautiva por su realismo y honestidad. La historia trata sobre un joven fotógrafo oriental que se ve envuelto en un complot criminal y un joven pandillero neoyorquino que hará lo necesario para destapar el misterio tras el nombre de “Banana Fish”. El relato se centra en la amistad espontánea entre el fotógrafo (Eiji) y el pandillero (Ash) quienes evolucionarán hacia un romance coherente y natural.  Banana Fish es una obra de aventuras, acción y suspense, con toques del clásico noir, lo que lo hace disfrutable. El diseño de personajes se aleja del típico canon del anime y es que el manga es del 86, no obstante, está bien adaptado a estos tiempos. La fuerza de esta serie está muy bien llevada por el contraste entre los protagonistas, no solo por sus personalidades sino también por la historia de sus vidas. Su amistad brilla en este juego der antípopdas en un contexto de mafia, corrupción, violencia y perversión. Es una obra entretenida, ágil, que cautiva rápidamente, un gran anime que se desplaza con libertad de sus personajes que tienen carencias, miedos pero que se acompañan en una relación libre sin ataduras.

 
1
DEVILMAN CRYBABY

En el número uno, una obra cumbre, basada en el manga de Go Nagai (Mazinger Z) esta nueva adaptación tiene un sello único: Maasaki Yuasa.  Atrevida, inconoclasta y profundamente humana se nos relata la historia de Akira, joven adolescente de carácter introvertido y de itenciones nobles, cuya vida tiene un vuelco de 180 grados cuando su amigo de la infancia, Ryo, regresa a Japón y contacta con él. Este último le confiesa a Akira sobre el secreto de la existencia de demonios sobre la faz de la tierra, engendros del mal que habitan en el interior de muchos humanos. Con esta premisa es imposible no rememorar a Kemonosume, la primera serie donde Yuasa empieza a plasmar su estilo único para abordar la animación, cuyo tema el dlos comedores de carne se asemeja mucho a esta serie. Akira se convertirá en Devilman, en otras palabras, comienza la lucha entre lo humano y lo demoniaco, la dualidad está lanzada. El Estudio Science SARU y Masaaki Yuasa proponen de manera genial un caos visual y artístico plagado de sangre, lujuria y muerte. Es aquí donde la plasticidad de la obra del autor de Tatami Galaxy se pone en evidencia, a pesar de que se contiene un poco, el uso de la transformación y distorsión de la animación es perfecta para una obra sicodélica y ambivalente.  Obra de culto sin duda que merece este primer lugar.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.90 - 10 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

yogiqrosawa

2 comentarios

  • Devilman Crybaby me dejó un poco perpleja pero, me terminó gustando. Violet Evergarden en cuanto al apartado gráfico es precioso pero, me resultó aburrido. En cuanto a Banana Fish, sin comentarios. El resto de los animes mencionados aún no los he visto. Esperemos que este año sea mejor. Cada año, van bajando un poco el nivel de los mismos. Eso si, el que destaco por haberme leído el manga es The promise Neverland, que se ha estrenado este año.

    • Sí, el 2018 fue un año bueno en relación a los últimos que le precedían. Este semestre ya se vislumbran buenos animes, aparte del que mencionas, Dororo, un remake de un antiguo anime basado en el manga de Osamu Tezuka prometen. Ojalá tengamos buenos estrenos….

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información