Historia

Mito de la creacion del mundo



Mito de la creacion del mundo - Historia

La preocupación del origen del universo no se limita solamente a la actualidad, en que los científicos tratan de hallar y comprender la formación del cosmos. Es una cuestión que en todas las culturas y creencias han surgido, revolviéndose con explicaciones mitológicas o religiosas. A diferencia de las religiones reveladas como el judaísmo, el cristianismo o el islamismo, que atribuyen el origen del universo a la intervención creadora de un dios supremo, en las culturas arcaicas era inusual la idea de la creación a partir de la nada. Existía la convicción de que siempre había existido algo y que las leyes del cosmos tenían su origen del paso del caos primigenio al orden.

Hesíodo, uno de los primeros poetas del mundo griego, habla sobre el caos en su Teogonía, que, según algunos autores, sería la personificación del primer estado de vacío. El caos era un todo inmenso en cuyo seno todos los elementos constituyente del mundo actual se encontraban mezclados y sin orden. La instauración de una cierta armonía sobre ese primer caos suele realizarse por medio de un combate que da la victoria a una divinidad que queda instituida como dios supremo.  En el caso de la mitología griega ese papel termina correspondiendo a Zeus, para lo que todavía deben suceder algunos acontecimientos. 

Según la Teogonía de Hesíodo, cuatro entidades se separaron del caos: gea (la Tierra), Eros (el deseo amoroso, considerado como fuerza creadora primordial), Erebo (las tinieblas del infierno y Nix (noche). Gea, sin mediar trato carnal, engendró a Urano (el cielo), el primer principio fecundador masculino (para los antiguos el cielo fecundaba a la tierra por medio de las lluvias). De los encuentros entre Gea y Urano, nacieron los titanes, entre los que se encontraban Cronos, los tres cíclopes y los hecatónquiros, gigantes de  cien brazos. 

La de Hesíodo no el la única versión existente sobre el origen del universo. Según la tradición órfica, por ejemplo, el agua y los elementos formaron espontáneamente la tierra, de la que surgió un Crono monstruoso, que, por su parte, creó el Éter, el Erebo y el Caos. A continuación engendró un huevo del que surgió Eros, quien dio nacimiento a la Luna y el Sol, y posteriormente también a la Noche, con la concibió a Urano y Gea. 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Brunellaaa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.