Sociedad

¿monogamia o poligamia? he ahí la cuestión



¿monogamia o poligamia? he ahí la cuestión - Sociedad

actualmente se debe vivir en una cueva apartada de la civilización, para no tener un conocimiento mínimo de como está de cambiante el mercado de citas hoy día. toda persona, con sus más o menos, se estará dando cuenta de lo mucho que la gente en general (especialmente las mujeres) se están «soltando el pelo». de hecho, es entrar en portales webs de encuentros y búsqueda de pareja, para ver de una cada vez mayor cantidad de usuarios (en mayor número por parte de las féminas) donde, aún reconociendo tener cónyuge, buscan «algo más». esto no hace otro cosa mas que de ir de camino a la poligamia, ese poliamor tan de tendencia últimamente, donde la fidelidad a su pareja brilla por su ausencia, en ir de flor en flor y tiro porque me toca. ¿pero es bueno o malo esto? bueno… realmente no es lo uno ni lo otro, depende en gran medida de aquello que solicite el público. no obstante, si bien ya existen definiciones entre monogamia y poligamia bien descritas, se aprovecha esta ocasión para indagar que consecuencias sociales que puede tener cada aspecto, procurando disponer de toda la imparcialidad posible.

 

en el caso de la monogamia, ahí las mujeres salen ganando, porque si bien han de «bajar cabeza», aquello de ser mas fieles a su pareja, además de bajar pretensiones y exigencias de su hombre ideal, ello hace que un mayor número de varones les inspire confianza esa fidelidad y menor exigencia, lo cual les anima en competir entre ellos para ganarse el favor de la dama, todo en una proporción superior de varones. en ese punto es donde las mujeres tienen las riendas cogidas en las relaciones, como de hecho sucedía en el pasado y en parte (no del todo) en la actualidad. en monogamia, las féminas tienen la voz cantante, tanto en el hogar como también en el cortejo, al ser las receptoras mayoritariamente de las propuestas por parte del sexo masculino, además de tener mas donde escoger como futuro marido.

 

en el caso de la poligamia (sería la liberal que se está viendo en occidente, no la forzada de en ciertos países que mejor no mencionar), ahí se cambian las tornas. los varones, al ver que las féminas no son tan fieles (véase la alta tasa de divorcios y separaciones en Europa, donde 8 de cada 10 de media son iniciados por mujeres), a la par de considerar, como visión percibida a las altas exigencias femeninas, de no ser capaces de complacer, o sencillamente no ven que merezca la pena ese esfuerzo, se ven a si mismos como que no «dan la talla», añadiendo el poco estimulo que tienen a la hora de comenzar relación. con ello se convierten en «lobos solitarios» (otra definición mas moderna es de «single»),  se apartan en buen número del mercado de citas en cuanto a relaciones estables y serias se refiere, optando por el tema esporádico y casual, o incluso de pago. esto a su vez hace que, la franja de varones donde puedan escoger las féminas, se estreche todavía mas, a la par que esos «machos-alfa» adquieren lo que se diría como el poder del pasaporte, de permitirse el lujo en decir «esto es lo que hay, si no te gusta mujer, haces las maletas y vuelves por donde has venido» o del estilo, lo cual ante ello y a la baja expectativa de encontrar pareja de nuevo, las mujeres tienden a perder capacidad de mando y decisión. ahí en poligamia es donde las hombres tienen mayoritariamente cogidas las riendas, sea por iniciadores en relación donde solo «van a ir a lo que van», o bien al ser el mas «poderoso de la manada» respecto al resto.

 

¿y una sociedad mixta, de aproximadamente la mitad de cada concepto? ello sería difícil, como intentar mezclar agua y aceite.

en conclusión, la sociedad está cambiante, favoreciendo cada vez más el retorno a la manada, tal como está representado en la naturaleza; el poderoso macho de la zona, ese señor rico, guapo y esbelto, donde tendrá siempre hembras donde escoger y a su gusto, mientras que el resto de machos, pues seguirán deambulando en «sus terrenos de caza», a la expectativa de alguna incauta con la que pasar la noche, para a la mañana siguiente «sí te he visto, no me acuerdo». si esto es lo que la sociedad en general desea, en realidad no hay nada malo en eso. lo nefasto será si no es algo que realmente la gente desee (especialmente la mujer) y sin embargo se esté encaminando  hacía ello.

 

el futuro lo dirá…

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.25 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

el bufon

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información