Literatura

Montes Universales

Montes Universales - Literatura

Momentos de tranquilidad, paisajes de una belleza aún por descubrir y montañas junto a las cuales nos podemos considerar insignificantes, son los ingredientes principales que constituyen un sistema montañoso, el cual que se siente orgullo de poder decir que ocupa gran parte de la comarca aragonesa y la zona sureste del Alto Tajo, entre Guadalajara y Cuenca.

Respecto al origen de su nombre, el cual trae consigo una gran variedad de suposiciones, nace la explicación mejor aceptada, afirmando por tanto que, aunque Los Montes Universales no coinciden exactamente con la comarca Sierra de Albarracín ni con la histórica Comunidad de Albarracín, la palabra “universales” nace en esa comunidad. Se debe principalmente a que se nombraba con este término a la extensión que rodeaba los municipios de la comunidad. De esta manera, en ocasiones se habla en los documentos de carácter antiguo, de la Universidad de Albarracín, sinónimo de amplitud a nivel mundial.

Con todavía muchos kilómetros por descubrir, su espacio físico nace a raíz de una serie de montes que se sitúan en dirección noroeste a sureste en el interior del arco interno ibérico. Aunque lo idóneo seria que su extensión fuera infinita, todo lo bueno acaba, y los Montes Universales lo hacen con unos límites que comenzando por el noreste, se encuentran con el macizo paleozoico de Caimodorro y el de la Loma Alta de Villar del Cobo. Por otro lado, al sureste delimita con la serranía de Cuenca, dejando para el este el valle del Guadalquivir.

Todo parece perfecto desde el punto de vista de la naturaleza, pero la peor noticia llega de la mano de la población que habitan los pueblos que constituyen los Montes Universales, ya que la región entre Teruel y Cuenca, tiene una densidad de población menor que Laponia, haciendo surgir pues un dato contra el que se lucha en la actualidad el cual afirma que en los Montes Universales, un territorio del tamaño de Guipúzcoa, la densidad de población es de 1,63 habitantes por Km2. En Laponia, la región más septentrional de Escandinavia, hay 1,87.

No hay que obviar, que aunque todo lo que se ve a simple vista son los elementos físicos, es cierto, que lo que da vida a los Montes Universales son sus habitantes. Hay que destacar, que no solo son personas de aspecto común viviendo en sus casas en pequeños pueblos de montaña, quienes hacen brillar a Los Montes Universales. Junto a ellos, como si se tratase de algo indivisible, convive una flora y fauna extraordinarias, las cuales encuentran el lugar idóneo para vivir, ya que en el entorno de Los Montes Universales nacen algunos de los ríos más importantes de España.

La suma de todos los elementos mencionados, sin olvidar que poseen el mismo nivel de importancia, crean uno de los paisajes naturales más bellos de nuestro país, y es que España tiene la suerte de poder decir que: Sus tierras tienen la mejor música para aquellos que saben escuchar.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Carmen26

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información