Cine y Televisión

Morgan Freeman se defiende de las acusaciones de CNN sobre un posible acoso sexual

Morgan Freeman se defiende de las acusaciones de CNN sobre un posible acoso sexual - Cine y Televisión

Un extenso reportaje del grupo americano de comunicación CNN, acusó al actor y productor Morgan Freeman, de comportamiento indebido y de acoso sexual. Ahora, el protagonista de «Driving Miss Daisy» (Paseando a Miss Daisy), ha hecho pública una nueva nota en la que niega cualquier tipo de comportamiento indecoroso por su parte.

Morgan Freeman, uno de los actores más populares y reconocidos de Hollywood, fue acusado por la cadena estadounidense CNN de haber utilizado su posición dominante para acosar a mujeres a lo largo de los años. En concreto, ha sido la periodista Chloe Melas, coautora de uno de los reportajes de investigación, la que ha señalado insistentemente la actitud de Freeman. La reportera de CNN dijo que ella misma fue víctima de “comportamiento impropio” por parte del actor.

Según denunció la periodista, embarazada de siete meses en ese momento, durante un viaje de prensa con motivo de la presentación de la película Going in Style (titulada en España, Un golpe con estilo), Morgan Freeman, en una habitación llena de gente, estrechó la mano de Melas sin soltarla, mientras la miraba de arriba a abajo y le decía, en más de una ocasión, algo así como «Ojalá yo estuviera ahí», además de otras frases fuera de lugar, según la reportera. Las cámaras de CNN estaban grabando, pero solo recogieron la frase señalada anteriormente y ningún otro comentario incorrecto.

Investigación de la periodista de CNN, Chloe Melas

Tras este suceso, Chloe Melas comenzó a indagar el pasado de Freeman, contactando con otras mujeres que tuvieron algún tipo de relación laboral con el actor. De esa manera, recabó relatos de algunas trabajadoras de la productora del actor y de otras que habían intervenido en películas en las que él participó. La propia CNN se puso en contacto con decenas de personas que trabajaron para o con Freeman. La mayoría elogiaron al actor y aseguraron que nunca presenciaron ningún comportamiento cuestionable. También ratificaron que era un consumado profesional en el set y en la oficina. Sin embargo, ocho sí confirmaron las sospechas de la periodista de CNN y afirmaron haber estado inmersas en diversas situaciones —cuando menos, incómodas—, protagonizadas por Freeman..

Entre esas situaciones incómodas, pusieron de manifiesto que «intentaba levantarme la falda y me preguntaba si llevaba puesta ropa interior». También manifestaron que debían actuar según lo que sucediese cada día: “sabíamos que si venía él, no debíamos llevar ningún top que pudiera mostrar nuestros pechos, ni llevar nada que nos marcara las nalgas. Es decir, ninguna prenda que nos quedara ajustada».

Acusaciones de exempleados

Una mujer que fue gerente en la productora de Freeman, Revelations Entertainment, dijo a CNN que a veces Morgan Freeman «se acercaba a mi mesa para saludar, se quedaba allí parado y me miraba fijamente. Me miraba los senos». «Si pasaba cerca suyo me miraba de una manera incómoda. Me miraba de arriba abajo. A veces deteniéndose y simplemente mirándome”, dijo. “Una vez se detuvo, me miró de arriba abajo cuando entré en una sala llena de gente, y todos se echaron a reír. Literalmente me quedé helada, sintiéndome muy incómoda. Una de las personas en la oficina me dijo: “No te preocupes, así es Morgan“». «Por ese tipo de acciones dejé de usar falda en la oficina cuando él estaba allí», dijo la exgerente. «No puedo decir que fuera accidental que me vistiera con ropa ancha y peinara cola de caballo en ciertos días cuando él estaba allí, ni que hiciera todo lo posible para evitarlo cuando estaba en la oficina».

Exempleados, que ya no trabajan con la productora —porque fueron despedidos o porque consideraron que no eran válidos para el puesto— y que hablaron con CNN, según lo que puso de manifiesto la propia cadena, dicen que detrás de la fachada de una empresa progresista y que buscaba los mejores profesionales del mundo artístico, se ocultaban los dos fundadores de la compañía, que crearon lo que uno de ellos describió como un ambiente de trabajo «tóxico». Seis exempleados dijeron que fueron testigos de un comportamiento cuestionable de Freeman hacia las mujeres, que, según ellos, incluyó comentarios de carácter sexual; uno manifestó que hubo un incidente de roces no consentidos. Otra exempleada dijo que fue blanco de comentarios sexuales de Freeman, aunque sin aportar ningún tipo de pruebas, salvo declaraciones o impresiones propias o de otros compañeros o compañeras que ya no trabajan para la productora, por diferentes causas.

Caza de brujas

Otras personas relacionadas con el actor, que no han querido identificarse públicamente por miedo a supuestas represalias, han mostrado su parecer fuera de micrófono sobre la fiebre del #metoo (yo, también) y de lo políticamente correcto que, según ellas, está llevando a la nación a una «verdadera caza de brujas», que terminará por devorar a los mismos que la promueven de manera indiscriminada. Indicaron, que se está utilizando, en algunos casos puntuales, todo lo relacionado con los abusos o el comportamiento indebido como un arma de venganza contra aquellos a los que se tiene alguna animadversión, o con los que se cree tener cualquier cuenta pendiente, por la razón que sea. Estas palabras, matizan, no se refieren al caso concreto en el que se ha visto envuelto Morgan Freeman, sino que son una reflexión desde un punto de vista global.

El prestigioso grupo de comunicación CNN ha sido acusado en alguna ocasión de tergiversar la verdad para adaptarla a intereses particulares, iniciando campañas de descrédito o propagando rumores sobre determinados personajes públicos que, por diferentes motivos, no son de su agrado.

Nueva nota de prensa del actor

El actor ha hecho pública una nueva nota de prensa en la que expresa, entre otras cosas, «sentirse devastado» por las acusaciones de las que es objeto:

Estoy devastado porque 80 años de mi vida están siendo puestos en duda en un instante, después de lo publicado el pasado jueves.

Todas las víctimas de violación y acoso merecen ser escuchadas. Y nosotros tenemos que oírlas. Pero no se puede confundir lo horroroso de un acoso con comentarios fuera de lugar o hechos de broma.

Admito que soy alguien al que le gusta hacer que las mujeres —y los hombres— se sientan apreciadas a mi alrededor. En función de eso, a veces hago bromas utilizando piropos, pero siempre he pensado que era algo inocente y gracioso.

Está claro que esto no siempre se ha tomado como yo deseaba. Por eso pedí perdón el jueves y por eso sigo pidiéndoselo a todas las mujeres a las que les haya molestado, aunque no fuera mi intención.

Pero también quiero que quede claro: Yo no he creado entornos de trabajo incómodos. No he acosado a mujeres. No he ofrecido trabajo a cambio de sexo. Cualquiera que sugiera eso, está mintiendo.

Firmado: Morgan Freeman

A sus 80 años, Freeman es una de las estrellas más destacadas de Hollywood, después de una carrera cinematográfica de casi cinco décadas. Sus papeles en películas como «Driving Miss Daisy» (Paseando a Miss Daisy), «Shawshank Redemption» (Cadena Perpetua) o «Seven» le convirtieron desde finales de los 80 y principios de los 90 en una de las estrellas más conocidas del mundo. Ganó un Oscar al Mejor Actor de Reparto por «Million Dollar Baby» y ha sido nominado al Oscar en cuatro ocasiones. Su voz también se ha convertido en un clásico de la locución, como queda patente en sus trabajos para los documentales ganadores del Oscar «The Long Way Home» y «March of the Penguins».

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Víctor M Munioz

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información