Cine y Televisión

Movimiento; hilo conductor entre observador y portador en el diseño de moda y la cinematografía

Movimiento; hilo conductor entre observador y portador en el diseño de moda y la cinematografía - Cine y Televisión

Sí bien, los estudios sobre el sonido permanecen siempre en un espacio importante dentro de mis intereses académicos y de estudios estético/filosóficos, este pertenece a un grupo mas grande en el que converge un elemento que hace que varias manifestaciones estéticas comulguen ; el movimiento.

Entendiendo el movimiento como el cambio en la percepción de un elemento, el cual recuerda su posición previa mientras hace un recorrido de transformación a su nueva naturaleza. Este fenómeno se mide en relación del tiempo y del espacio, creando una ilusión de ritmo el cual puede ser leído mediante diferentes canales y se le puede dar un sentido que modifique al elemento que una vez estuvo en reposo.

Hay que tener presente que el movimiento necesita ocupar un espacio y por lo tanto tiene un volumen que puede ser valorado. Este espacio es apropiado por el elemento en

movimiento y a su vez, el halo o trazo (fig. 1) dejado por este, el cual se convierte en un nuevo signo que aporta al texto visual del conjunto entero que conforman la obra artística observada.

 Fig.1

De esta misma manera en la qué el tiempo es observado en medios como el cine, la fotografía o las danzas, este puede verse en la confección de una prenda. La ropa, ya sea haute couture o ready to wear, está pensada para ser ocupada por un cuerpo, y a su ve

para complementar su movimiento natural. De esta manera la prenda que es usada extiende el volumen del movimiento de quien la porta y es en esta relación entre ambos signos que
se une al cuerpo como ente simbólico, con su entorno y/o contexto y a su vez con el observador; genera un statment, y acompaña al individuo como manifestación de lo estético.

Este fenómeno puede ser observado en el trabajo de Iris Van Herpen, cuyos diseños poseen un movimiento propio (fig. 2). Este movimiento, el cual se puede apreciar inclusive en reposo es provocado por la ilusión que dan las prendas, las cuales al estar formadas por líneas prominentemente curvas y consecutivas hacen creer a quien las presencia que esta está en constante movimiento.

Ahora bien, el movimiento es concebido de diferentes formas y es percibido por diferentes canales de acuerdo a la posición ya sea de observador o ejecutante, sin embargo el movimiento percibido por el ejecutante, también está ligado a una imagen visual propia, “actuamos de acuerdo con nuestra autoimagen” (Feldenkrais, 1972), y es dentro del proceso de construcción esta auto imagen que se realiza el movimiento consiente con una intención simbólica; ya sea el movimiento cinemato-gráfico, corporal o el entendido al momento de diseñar una pieza de moda.

 Fig. 2

Desde la lógica de que “nuestra autoimagen consiste en los cuatro componentes que intervienen en toda acción: movimiento, sensación, sentimiento y pensamiento.” (ídem) Podemos entender que el movimiento es parte de esta construcción mental de elementos percibidos por la vista, que a su vez generan una sensación kinestésica. Está traducción entre sensaciones es muy explorada en los estudios sobre sinestesia, y ha sido utilizada para la creación artística en artistas cómo Van Gogh y Kandinsky. Por ejemplo, en la pieza Desnudo Bajando una escalera no, 2 (fig. 3) de Marcel Duchamp podemos ver un claro ejemplo de la concepción de el movimiento a través del espacio físico.

Esta pieza construida mediante la sobre posición de imágenes representa de manera visual el movimiento como elemento central de la obra. Hay que recordar que en los medios visuales como la pintura, el artista sólo tiene acceso a dos dimensiones, las cuales encierran la pieza de manera física, sin embargo, mediante el uso de la perspectiva es posible emular una tercera dimensión, proveyendo de volumen a la imagen.

 Fig.3

 

Duchamp, en la obra antes mencionada, pretende incluir una cuarta dimensión; la del tiempo. Y es mediante la interacción de estas cuatro dimensiones que el movimiento como elemento visual se manifiesta. Este rompimiento proviene de Poincaré para quien “que ni la geometría euclidiana ni la tridimensional eran obligatorias” (Danto, 1999). Dentro de este pensamiento se encontraban personajes como los hermanos Duchamp quienes sostenían “una especie de esfuerzo indiscriminado por imaginar como sería nuestra experiencia bajo los auspicios de geometrías distintas” (ídem) esto claro en el plano de la representación y la teoría puesto que en la pieza ya mencionada “tanto la sensación de movimiento como el desnudo no se encuentran en la retina del espectador, sino en su cerebro.” (Ramirez, 1993). Una artista contemporánea que t ambién explora el movimiento y la autoimagen a través del auto retrato es Andrea Villalón (quiero ver cómo tú ves), tenemos cómo ejemplo la siguiente imagen (fig. 4) en la que se muestra el movimiento corporal de una acción básica como el salto. Es está fotografía podemos ver como el espacio contenido también incluye el exterior de el encuadre, y continúa un movimiento que parece originarse desde afuera. De esta manera el movimiento se convierte en el canal de interacción entre ejecutante y observador.

Ahora bien, una vez entendido el movimiento como elemento independiente en la creación estética, podemos compararlo dentro del movimiento cinematográfico y el que llamaremos “movimiento modelado”, el cual es observado dentro de el diseño de modas. El movimiento cinematográfico va en función de la acción, la cual es generada por el actor, y por la cámara, la cual sitúa al observador cómo receptor de un movimiento independiente (el de la cámara) el cual dirige el ritmo y la dirección del movimiento. En la colección de Iris Van Herpen podemos notar dentro de la construcción de la prendas una gran variedad de movimientos, cómo el vertical; que recorre el cuerpo de la modelo, el axial; que parece irradiar desde el centro y a través de la prenda, y el espiral; el cual rodea los cuerpos ya sea de manera ascendente o descendente. Estas manifestaciones estéticas de movimiento modelado también interactúan con el espectador, haciendo la función de centro de gravedad, que ya sea fijo dentro de el cuerpo, o en movimiento a través de él dirigen al espectador en la lectura de la representación visual del diseño. Siendo el movimiento modelado el fin último de la pieza de moda es posible compararlo con obras fílmicas cómo “La Region Centrale” (Snow, 1971) de Michael Snow, y la escena de “Volk” dentro de la película “Suspiria”.

Fig. 4

(Guadagnino, 2018) en la cual no sólo el movimiento dancístico es parte de el texto cinematográfico, sino también la interacción de el vestuario con el espacio. De la misma manera en que es observable en West Side Story (Wise & Robbins, 1961) en la escena de “I Feel Pretty” pero llevado en direcciones completamente opuestas. Un claro ejemplo de la convergencia del movimiento cinematográfico y el movimiento modelado es el fashion film “La Beauté” (Maíllo, 2015) dirigido por Kike Maíllo para Oysho en el 2015. Donde el movimiento de cámara acerca al espectador a la modelo, y las telas y prendas funcionan cómo elementos que transitan en el espacio cinematográfico construido por el director. Guille Deleuze declaraba que “el cine (…) cuenta historias con bloques de movimiento-duración.” (Deleuze, 1987), esto debe darnos una clave de la importancia del movimiento cómo elemento dentro del lenguaje cinematográfico. Ya bien los miembros del “Dogma 95” invitaban al cineasta a no prescindir de los movimientos naturales de la cámara en mano, puesto que estos movimientos son de lo mas natural y orgánico al momento de capturar una escena en video en la que el movimiento tanto del observador cómo de los elementos contenidos en el encuadre forman parte del universo fílmico. Este movimiento plenamente corporal y orgánico es el mismo que se puede observar en la confección de prendas, puesto es están hechas para usarse, habitarlas y sobre todo moverse dentro y con ellas de la misma manera en la que el espectador habita junto con el director y los actores en el espacio cinematográfico. En conclusión, dejando abierto al debate y la contradicción debido al basto acervo fílmico y de propuestas de moda; el movimiento, como signo, tiene el mismo peso que otros elementos cómo el color, la textura, el espacio, la forma y el ritmo. Y este puede ser valorado y compartido a través de los análisis estéticos y teóricos del diseño y la creación cinematográfica, no en vano esta última se sirve del diseño en cada una de sus áreas cómo el diseño sonoro, diseño de producción y el diseño de vestuario. Siendo el movimiento ya sea modelado o cinematográfico un elemento temporal que requiere un ente que lo provoque, un observador que lo presencie y un medio que lo contenga; es a través de él que se manifiesta la interacción entre creador y expectante en fenómenos cómo el cine y el diseño de modas teniendo al director y al diseñador cómo intermediarios en esta relación.

Trabajos citados
Danto, A. (1999). El convencionalismo de Poincaré y los stoppages de Duchamp. Cambridge, Massachusetts, EEUU: Inédito. Deleuze, G. (1987). ¿Qué es el acto de creación? Paris.
Feldenkrais, M. (1972). Autoconciencia por el movimiento. (L. Justo, Trad.) Nueva York: Harper & Row Publishers. Guadagnino, L. (Dirección). (2018). Suspiria [Película]. Italia-Estados Unidos de América.
Maíllo, K. (Dirección). (2015). La Beauté [Película].
Ramirez, J. A. (1993). Duchamp: El Amor y la Muerte, incluso. Madrid: SIRUELA.
Snow, M. (Dirección). (1971). La Région Centrale [Película].
Wise, R., & Robbins, J. (Dirección). (1961). West Side Story [Película].

Figura 1: Sin titulo, Poor Traits Photography (Leonardo Rangel) 2018 Figura 2: Iris Van Herper colección Spring 2019
Figura 3: Desnudo bajando las escaleras, Marcel Duchamp 1912 Figura 4: Sin título, Andrea Villalón 2018

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Leo Rangel

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.