Política

¿Narco hamburguesas en Colombia?

¿Narco hamburguesas en Colombia? - Política

Menudo titular, ¿no lo creen? Pero no se trata de un click bait, un rótulo sensacionalista para atrapar visitas. Lamentablemente, la realidad a veces es mucho más fuerte que la ficción, y las diversas estrategias que implementan los traficantes de drogas para distribuir y comercializar sus “producto” no dejan de sorprendernos y entristecernos. Ojalá esa “inventiva” y “creatividad” la re-orientaran en provecho de la sociedad, en lugar de destruirla.

 

Alrededor de 68 colegios y 9 universidades, la Fiscalía de Colombia, la Policía Judicial y la Policía Nacional desmantelaron una red de más de 328 personas en 17 ciudades de siete departamentos del país. En el marco de la operación “Reprobados” (y vaya que el nombre le viene bien), las autoridades identificaron varios métodos de distribución: a) mercadeo por grupos de WhatsApp; b) venta camuflada con productos legales; y c) entregas a domicilios.

 

De todos esos métodos, el que ha generado un revuelo noticioso es el implementado en Soledad, una ciudad del departamento Atlántico, donde un grupo camuflaba cocaína en las cajas utilizadas para empacar hamburguesas, específicamente en las papeletas que simulaban ser la “sal” del alimento y bajo esa fachada la droga era distribuida a domicilio a través de vehículos y mototaxis, como parte de un combo. Esta información fue suministrada por el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien también detectó el mismo modus operandi en Barranquilla y su área metropolitana.

 

En total, la operación consistió en 266 diligencias de registro y 18 allanamientos. Además de Atlántico, los otros departamentos donde “reprobaron” a los jíbaros (expresión local para los dealers) fueron Santander, Tolima, Bolívar, Risaralda, Boyacá y Quindió. Algunos de los detenidos (no sé especificaron cuántos) son personas vinculadas al Ejército de Liberación Nacional (ELN) y a las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

 

Ese es el caso de Héctor Jaime Espinoza Vélez, alias “James”, quien además estuvo relacionado a un atentado perpetrado por el ELN en enero de este año contra la Escuela de Cadetes de la Policía General de Santander, en el que fallecieron 22 personas y 65 resultaron heridas. “James” es el líder de una de las bandas desarticuladas en el operativo. Cabe resaltar que dicha asociación criminal operó durante más de 10 años en una zona del centro de Bogotá conocida como “La Pola”, un área rodeada de universidades y edificios destinados como residencias para ser rentadas a estudiantes.

 

Otro caso es el de Karina Julieth Bermeo, una mujer vinculada a la disidencia del frente sexto de las otrora FARC, quien junto a una pareja de esposos cuidaba de los cultivos de marihuana en el departamento del Cauca. Desde allí el producto salía en cajas de “encomiendas” o “equipajes” para ser distribuida en otras localidades del país.

8 días tomó dar este golpe al narcotráfico en Colombia. La operación, que fue llevada a cabo entre el 26 de marzo y el 2 de abril del año en curso, no dejó resultados en el departamento de Antioquia.

 

Sería ingenuo cantar victoria, porque sabemos que una hidra como la del tráfico de drogas tiene sus cabezas metidas en muchos ámbitos de la sociedad y parece que al cortar una, le crecen dos más. Esperemos no sea el caso. De todas formas, ésta es una lucha sin descanso. Como destacó el fiscal general,

 
“Tenemos que lograr que los centros educativos colombianos estén libres de drogas, y evitar que las organizaciones criminales induzcan a los niños y adolescentes al consumo de drogas. No queremos que los expongan a los peligros del tráfico de estupefacientes cuando los usan como carnadas y como comercializadores”.
 

Lea también:

 

Momo Challenge o el pánico moral

 

Crisis Civilizatoria

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.56 - 18 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ma-jokaraisa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.