Sociedad

Navidad

Navidad - Sociedad

Navidad

Es una de las épocas o celebraciones que más adeptos reúne que lo usual de la mayoría de celebraciones paganas que existen a nivel mundial, inclusive la semana santa de la religión católica le queda chiquita en cuanto a congregar gente se refiere.

Todos sin lugar a dudas hemos participado activamente en dicha celebración, por un motivo o por otro siempre buscamos la manera de compartir en navidad con nuestros seres queridos, por otro lado son las mismas empresas quienes impulsan a que esta tradición no pase de moda, ya que un 80% de estas organizaciones dejan libres por cortos periodos de tiempo a sus empleados, ya sea una semana o hasta 1 mes, el hecho es que no desperdiciamos la oportunidad para estar donde queremos estar en esta fecha o época, como la queramos llamar. Seamos o no participes de esta celebración siempre coincidimos en el mismo periodo de tiempo.

Pero ojo no estoy hablando de que todos lo hagamos solo el 90% de la población, el otro 10% se está lamentando o escribiendo aburridos artículos sobre la festividad pagana número 1 de todos los tiempos.

En el preciso instante estoy en mi oficina, es sábado y no tengo nada que hacer, así que dedicare un corto espacio de tiempo a la creación de este articulo hablando sobre mi experiencia con la época navideña.

Al frente de mi oficina hay una cámara de seguridad, la cual mi jefe debe estar viendo justo ahora, porque como es lo usual, siempre te miran cuando no estás haciendo nada (según el jefe). Pero en realidad hago mucho, esto de distraer la mente escribiendo es un trabajo arduo y a la vez relajante.

Voy al grano… En navidad es la época en donde llegan a tu casa las visitas tan bellas y esperadas de todo el año. Un hecho que sin lugar a dudas llena el alma de gozo y felicidad, te traen regalos y todo es bello, color de rosa. Esos primeros días de la llegada de las visitas es única, los niños jugando y las conversas entre los adultos son súper interesantes para ellos. Ya cuando pasan esos primeros días y la visita entra en confianza las cosas toman otro ritmo, entran en juego hechos a ser tema de conversación entre adultos y por ende uno que otro reclamo e indirecta, tornando todo aquel momento navideño en discusiones y adivinen que… los niños para estas alturas ya han tenido más de una pelea y parece un caos la visita, toda una pesadilla de momento. Las familias tienden a entrar en polémicas por asuntos sucedidos hace más de 10 años en el pasado, algo que en lo personal no tiene lógica de ser, cuando debería ser solo importante el divertirnos y compartir, pero a esto se le suma que si eres parte de los niños a ti muchas veces te toca compartir tu cama o en muchos casos pasar a dormir en el suelo y en el peor de los casos al pasillo de la casa, exponiéndote a que durante las noches te pisoteen familiares perdidos buscando el baño u otras diversiones nocturnas entre primos morbosos y precoces.

Ya de grande madrugo a trabajar y lo peor a trabajar un sábado donde casi todo mi día es nulo. La noche del 30 de noviembre fue una de las noches más agotadoras para conciliar mi sueño y poder llegar a trabajar activo y por el contrario como realmente llegue, con cara de que estuve participando activamente en la famosa alborada de bienvenida al mes de diciembre llevada a cabo en todo Medellín-Colombia  y me imagino que en muchas otras partes del mundo, el hecho es que mis bellos vecinos hicieron fiesta y no les basto con eso, sino que casi acaban con la casa, porque al día siguiente cuando por fin logre dormir sonó la alarma para levantarme y fue donde vi como un tornado de borrachos acabo con todo lo navideño instalado en la casa de mis vecinos, pero bueno lo que importa es que disfrutaron hasta mas no poder, de eso fueron testigos mis oídos y paredes con los bajos del sonido de la música hasta la mañana siguiente.

Acá estoy trasnochado y esperando con anhelos la hora de irme a dormir, eso pienso pues, quien sabe llegando que me espere. El abre bocas de esta navidad me dejo agotado y lo peor es que sin haber estado allí disfrutando. Lo bello de todo esto es que año tras año en mi historia con la época navideña ha sido similar, lleno de incomodidades para instalar lo más cómodamente posible a mis visitas y tratar de hacer que su estadía sea placentera aun en contra de mis principios y caprichos de vivir solo.

Aun así con todo esto la psicología de vida que predomina en la magia de la navidad es el compartir, al fin y al cabo es una vez cada año un corto periodo de tiempo, solo hay que vivir la vida al máximo y disfrutar de los pequeños detalles que te brinda la vida.

 

 

Hasta pronto…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

orlandov237

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información