Literatura

Ni yo Te Condeno, Vete y no peques más

Ni yo Te Condeno, Vete y no peques más - Literatura

Devocional Edificando Al Pueblo

Tema: Ni yo Te Condeno, Vete y no peques más

Cristo le dirigió éstas palabras a una mujer adultera; ésta mujer era presa del pánico porque había sido encontrada en el pleno acto de adulterio; estaba convicta; no tenia escapatoria; su final era la muerte; sus acusadores estaban listos para destruirla; pero de momento sucedió algo maravilloso; el diablo meneospreció la compasión del Señor, y creyendo que ya tenía la victoria fue jactantemente donde Dios como el acusador; burlándose y diciendo; jajaj qué harás ahora Dios? definitivamente tú sabes que ella me pertenece; ha sido encontrada en el pleno acto de adulterio y tú dijiste que debía ser muerta; al parecer la misma palabra de Dios era la que condenaba a ésta mujer y ella estaba devastada por la condenación.

Oh cuantas veces hemos sidos convictos de nuestros pecados? cuantas veces la misma ley inquebrantable y divina nos ha condenado? y el diablo lleno de vicoria se rie sobre nosotros y nos dice:» perdiste, no saldrás de ésta; estás acabado» y allí estamos presos de nuestra desesperación.

Sin embargo; de laguna manera u otra sucede algo extraordinario que debría darnos una lección de vida para futuras situaciones; aparece un suspiro y una liberación de cierta parte a nuestro favor. No pocas veces hemos tocado fondo; pero desde el pozo más hondo y oscuro si puedes creer Dios te levantará.

La palabra de Cristo a los adversarios del alma de ésta mujer fue: »si alguno está libre de pecado tire la primera piedra», Sin embargo nadie la arrjó y al final todos se fueron; luego Cristo le dijo a la mujer; ni yo te condeno; vete y no peques más.

Así mismo Cristo le dice al Diablo por respuesta uando va delante de Dios acusandote; dios le dice, es verdad Satanas; él se merece la muerte; pero el hijo de Dios no vino condenar al mundo sino a salvarlo; no es mentira que te merezcas morir; Gloria al Señor; ciertamente meeces la muerte según la ley; pero aún así Dios no te condena; Dios te dice Hijo yo no te condeno; Dios se acuerda de su pacto contigo aunque tu te hayas olvidado de dicho pacto y no hayas permanecido fiel al pacto; Dios se acuerda del pacto que estableció con su Hijo.

El pacto que se realizó antes de la fundación del mundo con Cristo era para Cristo y sus descendencia; Dios se acuerda de ese pacto; no porque te lo erezcas; ciertamente no te lo mereces; pero es pura bondad de Dios hacia ti.

La repuesta de Dios para ti que eres un verdadero convito es ; Yo no te condeno; vete y no peques más.

Dios te hace libre y te da e poder de no volver a cmeter el mismo pecado; Ahora bien; Dios no le dijo vete y no peques mas; si vyelves a pecar te condenaré; no.

El mensaje y propósito de Dios es que no pequemos; Juan dijo; os escribo ésto hijitos para que no pequés, pero si ecan abogado tenemos para con el Padre; quiere decir que cuando Dios nos despda con éstas palbaras si no estamos seguros si volveremos o no a pecar; no temas, esfuerzate con toda tu alma para no pecar; pero si pecas no temas; hay perdón disponible para ti; hay uno que abiga por ti delante del Padre.

Ese nuevo pacto está afirmado sobre mayores y mejores promesas que el viejo; esta diseñado para que el hombre alcance redención; está diseñado para que el hobre no se pierda sino que tenga victoria; Gloria a Dios por las promesas de su nuevo pacto; levantemosnos de nuestra condenación y no pequemos más; y si pecaremos tenemos la promesa del abogado que intercede por nosotros y cientos de otras promesas a nuestro favor, Gloria a Dios, ésta pacto está rico de promesas para llevarnos al cielo, solo tenemos que apoderarnos de ellas mediante la fe.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

cristiamalbertos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.