Anuncios
Sociedad

¿niñas Madres Con Mayúscula? ¿o Niñas A Las Que Se Les Vulneraron Sus Derechos?

¿niñas Madres Con Mayúscula? ¿o Niñas A Las Que Se Les Vulneraron Sus Derechos? - Sociedad

No es casualidad que el diario La Nazión…, perdón, me equivoqué de letra. Empecemos nuevamente.

No es casualidad que el diario La Nación publique esta nota después de la gran lucha que se realizó y se sigue realizando por la legalización del aborto en Argentina, como tampoco es casualidad que lo haya publicado justo después del caso de la niña jujeña de doce años a la que le hicieron parir un bebé que finalmente falleció, siendo que ella había pedido un aborto no punible.

Es claro que el mensaje es en dirección a los que estamos a favor de la legalización del aborto, porque sus palabras lo señalan desde el primer párrafo:

“Los pañuelos verdes de quienes no han aceptado la derrota legislativa siguen agitándose. En un escenario con claros indicios de nuevos esfuerzos por consagrar el aborto en nuestra legislación en este nuevo año, sorprende el reciente testimonio de algunas niñas madres a edades en las que mejor habría correspondido que estuvieran estudiando y atendiendo su formación.”

Lo más curioso es que en éste inicio ya da a entender que, en realidad, no apoya a esas niñas madres. “Mejor habría correspondido que estuvieran estudiando”. Entonces ¿apoyamos a las “niñas madre”? ¿O simplemente realizamos una nota mediocre que resulta ser una apología al abuso sexual infantil?

La nota continúa con dos ejemplos: una de una niña que – curiosamente – quedó embarazada por primera vez a los doce años, tuvo un aborto espontáneo y luego tuvo un hijo a los catorce años; y otra que tuvo a su hijo producto de abuso sexual a los trece años. Una que supuestamente tuvo sexo por “elección” y otra que fue violada. Pero en realidad, ¿qué consentimiento sexual puede dar una niña de doce años, que apenas tiene desarrollados sus pechos, que apenas comenzó a menstruar, que apenas sabe de qué se trata la sexualidad?

“El relato de estas realidades mueve a reflexionar sobre lo que es natural en la mujer, lo que le viene de su instinto de madre, lo que le nace de sus ovarios casi infantiles. “Nadie me lo saca”, afirmarán aferradas a la vida engendrada en sus vientres.”

Que nos explique La Nación qué es natural en la mujer. ¿Parir chicos? ¿Criar niños? ¿Qué es el instinto de madre? Por favor, que los “escritores” de La Nación empiecen a leer otros libros, no de esos que se llaman “Mi Lucha”.

Estamos en el siglo XXI, y la que quiere ser madre lo es, la que no, no lo hace. Las mujeres elegimos, estudiamos, trabajamos y tenemos nuestro camino. Natural en la mujer son muchas cosas: que obliguen a parir a niñas violadas no es para nada natural.

“Despedaza el pañuelo verde, al error inducido del “yo decido sobre mi cuerpo”, al feto como desprovisto de vida, entre otras denominaciones eufemísticas creadas para bajar la carga emocional que encierra decir que hablamos de un hijo desde el minuto de la concepción, de un bebé por nacer que se desea eliminar asesinándolo.”

“Hijo” es una construcción. Hijo es cuando lo amaste, cuando lo criaste, no cuando lo pariste. Y no hablemos de feto, porque un feto ya está formado. Hablemos de un embrión que fuera del vientre materno es inviable. Hablemos de un embrión que no tiene desarrollado el sistema nervioso y no siente. Hablemos de un embrión de menos de doce semanas que no es deseado y no va a sentir que es abortado.

Hablemos de mujeres de distintas clases sociales, pensamientos e ideologías: pretenden hacer ver a un embrión como un hijo sin fundamentos científicos reales, como una persona formada desde una ideología basada en un dios que ni siquiera saben si existe. ¿Quién dice que hay vida desde el momento de la concepción? Lo dice la iglesia. Ni los mismos científicos saben con exactitud definir cuando empieza la vida.

El resto de la nota es vomitiva. Habla de “abuelas abortistas”, esas abuelas que quisieron que sus hijas tengan una buena calidad de vida, y de “madrazas” y “admiración hacia las niñas madre” por esas criaturas que no tuvieron una buena formación para poder elegir y se vulneraron sus derechos.

Es curioso que el diario La Nación, que siempre incitó a la discriminación a las “que tienen hijos por los planes”, a las “madres guerreras” y a las “negras de mierda”, en síntesis, que siempre incitó a discriminar a los sectores más vulnerados, ahora supuestamente defienda “la vida”.

Esta nota es, simplemente, apología del abuso sexual infantil. Y quien la escribió seguramente no da la cara porque sabe que da vergüenza cada párrafo escrito.

 

 

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 12 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Kirigiri

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información