Política

“No al Capitalismo Marrón”



“No al Capitalismo Marrón” - Política

Si nos ponemos a pensar en dónde habita la calidad de vida más ansiada por todo ciudadano, en la respuesta es imposible desestimar el poder de las políticas capitalistas y democráticas bien ejecutadas a favor del progreso soberano.

Que levante la mano por favor, “aquel que quiera vivir en Oslo”, imposible no ansiar con respirar igualdades sociales y económicas, libres de corrupciones ni populismos, y por sobre todo “Capitalismo Marrón”.

Hubo una época, de transición en el fútbol argentino, antes de su profesionalización definitiva, reinó el estado del “amateurismo marrón”, fue un libre albedrío total, careció de reglas, tremendas desorganizaciones, irregularidades a granel, torneos que terminaron a mitad de fechas por disputar, un futbolista podía jugar en dos equipos al mismo tiempo, por citar y ejemplificar el contexto de aquellos tiempos.

No obstante, estos hechos provocaron las bases para la construcción de un futbol argentino super profesionalizado, muchos futbolistas se hicieron con sus primeros dinerillos en esta metamorfosis del balón pie argento, acto que era ilegal en aquel entonces, una estructura crecía en plena desestructura.

Todo mundo soñaba porque muera este desorden y nazca un nuevo orden.

El presente nos obliga a no desmerecer al amateurismo marrón o al semi profesionalismo, si bien es cierto que en la actualidad, la “AFA”, (Asociación Argentina de Fútbol), es cuestionada por la falta de transparencia dirigencial, por casos de corrupción y nefastas finanzas que proliferan en varios clubes que la integran, sin embargo, no seamos necios, los jugadores argentinos nutren las mayores ligas del viejo continente, si estos jugaran en nuestro fútbol tendríamos ante nosotros un imperio futbolístico.

A pesar de todo, el progreso se ve y existe, con el tiempo se perfeccionará más el modelo, hasta acercarnos al funcionamiento de las ligas dominantes.

Desmenuzado el pescado del amateurismo marrón, reflexiono y hallo en el mismo un espejismo con el capitalismo sudamericano de nuestros días, el cual denomino “Capitalismo Marrón o Sudaca”, este es de pésima calidad, tiene los mayores índices de corrupción, terrible desigualdad socioeconómica, aún existe el trabajo esclavo y negro en la región, lejos estamos de lograr que cada trabajador este registrado o en blanco.

De nada sirve un sistema que provoca hambre, que suscita a la inequidad de derechos, que origina resentimientos en la sociedad, demasiados males trae consigo, la Plutocracia mal usada.

A pesar de todo lo nombrado, el mal más temible que ocasiona este capitalismo amateur, es que excita a promover políticas socialistas, populistas y comunistas, estos sistemas atrasan al mundo, “devastan los escalones de la calidad existencial”, si esto fuera una escalera por alcanzar la República del Bienestar.

En países capitalistas serios, no hay lugar para la emergencia de políticas social comunistas.

Por eso soy, “un anhelador de un capitalismo que dignifique”, que traiga nuevos y mejores tiempos.

Nueva y larga vida a un Capitalismo Integrador, muerte y sepultura al capitalismo Marrón.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.43 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Alfredo Nicolás Avila

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información