Economía

Cómo no arruinarte con una herencia de un tío

Cómo no arruinarte con una herencia de un tío - Economía

 

Una herencia puede ser tu ruina. Imagina que muere ese tío tuyo al que no ves desde hace años. Imagina que ese tío ha querido fastidiarte bien dejando más deudas que bienes. Imagina que tienes unos primos con ganas de fastidiar todavía más y te meten en una declaración de herederos aprovechando que el tío encima no ha hecho testamento. Yo he vivido ese drama.

Afortunadamente, supe salir del problemón sin arruinarme. ¿Cómo no arruinarte con la herencia de un tío? me pregunté. La respuesta es renunciar. Vas a un notario, haces una escritura de renuncia a la herencia de tu tío, le comunicas a Hacienda tu renuncia entregando en la delegación correspondiente copia de tu renuncia y el impreso cumplimentado y ¡eres libre como el viento! Nadie te jode.

Desde que renuncié a la herencia de mi tío he vuelto a dormir de noche como un bebé. No podía conciliar el sueño pensando que me iban a caer un impuesto de sucesiones, unas deudas, unos gastos de notarios, peritos, asesores fiscales y el dolor de cabeza de aguantar a la tropa de primos buitres. Soy libre, señores. No quiero herencias de tíos. Soy una currante, no una pillaherencias.

Os recomiendo renunciar a esas herencias de tíos que no hacen testamento o tienen la mala idea de hacerte heredera de lo que no quieres. Que dejen sus herencias a las ONGs. Yo no quiero herencias. Yo no quiero problemas.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Scarlett2000

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información