Salud

No existen “trucos” para bajar de peso sin rebote. No existe el “metabolismo ultrapoderoso”

No existen “trucos” para bajar de peso sin rebote. No existe el “metabolismo ultrapoderoso” - Salud

Recientemente leí una nota sobre como “acelerar el metabolismo” y bajar de peso sin rebote, para lo cual sugerían unos “trucos”. Parte de la tarea de un nutriólogo es educar a la gente y evitar que caiga en trampas y caminos fáciles que le pueden costar la salud y algo más, por lo que quiero dar mi punto de vista sobre estas supuestas trampas.

Primero que nada, el metabolismo lento NO es la causa del sobrepeso y la obesidad.

La obesidad como tal es una enfermedad crónica, y es origina por múltiples razones, desde la genética misma hasta malos hábitos alimenticios y de vida. Se caracteriza por desarrollar un exceso de tejido adiposo en relación al peso, lo cual es conocido coloquialmente como “grasa”.

Dependiendo de la gravedad del caso, la obesidad se puede disminuir mediante dieta o, en casos extremos, requiere intervención médica.

Cualquier persona que acuda con un nutriólogo recibirá un tratamiento adecuado y, si se siguen las indicaciones, no tiene por qué haber un rebote.

 

¿Por qué se da el rebote?

El rebote es común cuando las personas siguen dietas de moda o que aparecen en las revistas, las cuales son muy restrictivas y vienen acompañadas de períodos de ayuno o contienen muy pocas calorías. Esto nuestro cuerpo lo interpreta como si estuviéramos atravesando por un período de hambruna ambiental, por lo que el metabolismo se vuelve lento para acumular la mayor cantidad de energía posible.

Si algo tenemos los seres vivos es que nos preparamos para la sobrevivencia, acumular energía es una de las cosas que mejor sabemos hacer.

Una persona que se somete a una dieta extrema, no sólo volverá a su peso anterior cuando su dieta termine y vuelva a sus malos hábitos, sino que incrementará más kilos todavía. Sí, el metabolismo es lento después de una dieta hipocalórica; pero no porque así sea tu cuerpo, sino porque así lo provocamos cuando lo tratamos mal.

Con un nutriólogo no debes tener rebote, porque un profesional de la salud se encargará de darte exactamente lo que necesitas y te ayudará a cambiar los malos hábitos.

 

¿Los alimentos se queman?

Otro término equivocado que se usa con frecuencia en revistas de moda es “quemar”. Los alimentos NO se queman, la grasa NO se quema.

La grasa se oxida, y eso es muy diferente a quemar.

La oxidación es un proceso químico, significa que la sustancia, al entrar en contacto con el oxígeno (que todos tenemos porque lo respiramos) reacciona y comienza a degradar. En este caso, la grasa se comienza a degradar cuando el oxígeno llega en suficientes cantidades a ella, y eso genera energía.

Por lo tanto, sólo oxidamos grasas cuando necesitamos una mayor cantidad de energía, y eso sólo ocurre cuando estamos en constante movimiento.

¿Por qué importante saber esto? Porque cuando la gente piensa que la grasa se “quema” es fácil que piense que existen productos milagros que pueden quitarle el problema de la obesidad tomando pastillas y nada más, cuando en realidad lo que necesita es cambiar su estilo de vida, y eso requiere tiempo, se requiere aprender nuevamente como hacer bien las cosas y no hay trucos para ello.

 

Ahora, aquí están los famosos trucos que menciona el artículo:

 

  1. Tomar mucha agua.

Tomar “mucha” agua puede ser bueno o malo, dependiendo de la cantidad que tomamos. Lo que definitivamente NO hace, es acelerar el metabolismo.

Hay gente que se ha muerto por beber demasiada agua, te puede provocar meningitis y otras afecciones, no es tan inocua.

Lo que sí debemos hacer es tomar agua en cantidades suficientes para nuestro cuerpo y actividades. Un deportista siempre necesitará más agua que alguien sedentario.

El agua sí nos ayuda a prevenir el estreñimiento y definitivamente necesitamos estar bien hidratos para mantener la salud; pero por sí misma no acelera tu metabolismo ni previene la obesidad.

¿Cuánta agua tomar? Hay una fórmula simple: 1ml/Kcal, consulta a tu nutri para que te diga de cuántas calorías debe ser tu dieta ideal.

 

2. Comer alimentos que aumenten el metabolismo.

Aquí asumo que se refieren a “acelerar el metabolismo”, y como ya vimos, NO son los alimentos los que aceleran o retardan el metabolismo, sino la forma de comerlos.

Una dieta adecuada NO depende del tipo de sistema nervioso que tengas, sino de tu estilo de vida, tu edad, talla, etc.

Sí es bueno procurar consumir más cereales integrales y menos harinas refinadas; pero eso es porque el tipo de azúcares que tienen.

Los cereales integrales tardan más en ser degradados y por eso mismo generan una energía más constante.

Las harinas refinadas ya están “parcialmente degradas” por así decirlo, por el proceso de industrialización al que se someten, y eso provoca que se absorban más rápido y generen una energía más inmediata que, si no utilizamos, se almacenará en forma de adipositos, es decir, grasa.

 

3. Dormir bien.

Aquí al menos sí le atinaron. Dormir menos horas de las necesarias sí provoca que tu metabolismo se retarde. Por lo que es importante dormir las horas necesarias, entre 7 y 9 horas dependiendo de la edad y la genética, hay personas que son más madrugadoras que otras.

 

En cualquier caso, los consejos de salud van más allá de un artículo, por eso es importante consultar a un profesional de la salud que nos ayude a llevar un mejor control, particularmente si ya padecemos alguna enfermedad como la obesidad.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

blanestrod

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.