Política

¿Qué NO es la interrupción voluntaria del embarazo?

¿Qué NO es la interrupción voluntaria del embarazo? - Política

¿Qué NO es la interrupción voluntaria del embarazo?

La agenda feminista como ya muchos estamos enterados no trae propuestas para defender al sexo femenino, sino que está repleta de objetivos netamente políticos e inclinados muy hacia la izquierda. Consignas del tipo “Feminista anticapitalista” o “Patriarcado y capital: alianza criminal” el movimiento deja claro su postura y la real intención detrás de todo ese ropaje: La política y la economía.

Cuando el feminismo de la tercera ola dice una cosa hay que tener en cuenta que realmente están diciendo otra, por ejemplo:

“Mi cuerpo no quiere tu opinión” lo que realmente significa es que buscan la legalización del filicidio y que ni siquiera el padre del no nacido tiene derecho a opinar.

“Nuestros derechos no se tocan” se debe leer como: Los derechos de los demás no valen y los piso cuando me dé la gana.

“La revolución será feministas o no será” Puede tener muchas lecturas pero todas terminan con los hombres muertos o convertidos en homosexuales.

Pero entre tantas frases pintorescas la que más miente es “Interrupción voluntaria del embarazo” ya que empezando por la primera palabra nos encontramos con que el embarazo no se puede interrumpir; la interrupción es el cese transitorio de un proceso para su posterior reanudación ¿Cómo interrumpes un embarazo y luego lo reanudas? Una frase rebuscada para referirse a la aniquilación, es decir a la destrucción completa de un ser humano. Con el aborto se destruye la vida y la vida damas y caballeros no se reanuda.

La interrupción voluntaria del embarazo no es voluntaria porque la criatura dentro del vientre materno, lugar en el que debe estar protegido no tiene voluntad. Cuando la madre o quien ejerce dominio sobre ella deciden que la vida del no nacido puede cesar, le están robando la oportunidad de tener voluntad a una vida que lleva sus propios genes. El deber de la madre es cuidar y proteger a la criatura que lleva en el vientre hasta que este sea grande y tenga la edad de independizarse, no es la encargada de decidir si va a vivir a o morir. La vida y la muerte de un tercero no es parte de nuestra jurisdicción y por eso siempre se ha llamado crimen. Decir Ley de interrupción voluntaria del embarazo es decir que se hace legal la aniquilación de otro ser humano a manos de quien lo desee.

La interrupción voluntaria del embarazo es un proyecto de ley que miente en su propio nombre. Esta ley busca el aborto seguro y gratuito pero lo único seguro en este tipo de proyectos es que un niño antes de nacer es asesinado por su propia madre y de gratuito, lo único gratis en la vida es la vida y el aire que respiramos, cuando ellos hablan de gratuito se están refiriendo a que el aborto debe ser pagado por cada uno de nosotros los que pagamos altísimos impuestos al estado. Los abortos se pagan y he allí el interés económico en este proyecto; que la mujer que se somete al aborto no pague no significa que quien hace la intervención no lo cobra, todo lo contrario, lo cobra y caro. Nuestro dinero pagaría los abortos y por consiguiente nos haríamos copartícipes de un nuevo tipo de genocidio.

Quienes proponen este tipo de leyes son una pequeña minoría que no van a usar estos servicios de la muerte, son aquellos que van a lucrarse con una ley así y convierten los intereses de un negocio clandestino en ideología política como lo hacen las clínicas de cambio de genitales y las farmacéuticas que venden tratamientos hormonales con el asunto de los LGBTI; Por eso van de la mano. Son grandes mafias y corporaciones que para hacer crecer su imperio económico aprovechan una ideología política y esta a su vez aprovecha al grupito de resentidos sociales que quieren sentirse salvadores del mundo en su delirio mesiánico y llamar la atención.

Con las consignas tipo “este es mi cuerpo yo decido” no están hablando de pintarse el pelo o ponerse un tatuaje sino de legalizar el derecho a quitarle la vida a otro de quien más bien deben hacerse responsables. La mujer puede ponerse todos los pircings que le apetezca, puede ponerse la ropa que le provoque y puede salir con quien desee, la mujer puede cursar la carrera que prefiera, votar por el candidato de su preferencia y acostarse a cualquier hora, la mujer pue hoy día hacer de todo en cualquier espectro de la sociedad pero las feministas usan estas consignas en las que parecen ser víctimas de alguna opresión con el único objetivo de legalizar el filicidio. Nada limita en el mundo occidental a la mujer a hacer nada; no tiene lógica alguna buscar conseguir lo que ya se tiene. El cometido de esta cruzada el lucro económico con el victimismo y el exterminio sistemático de seres humanos no nacidos.

Los proyectos de ley de interrupción voluntaria del embarazo se venden como una ley de política de salud reproductiva; en primer lugar no hay nada de saludable en que dos personas entren en una clínica y una salga con vida y la otra en una bolsa de residuos patógenos. ¿Reproductiva? Cuando lo que busca el aborto es acabar con la reproducción, de reproductiva no tiene nada.

La interrupción voluntaria del embarazo es un relato que se cuenta como la solución a todos problemas del mundo pero leído con atención se entiende como el horror real que atenta directamente contra la dignidad y la vida humana.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Conservador Intelectual

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información