Literatura

No me dejes sola

No me dejes sola - Literatura

Estoy bajando del auto, revisaré el anuncio para ver si este es el lugar y si este es; los rumores eran ciertos, con solo ver las puertas arañadas me da escalofríos, este era el reto, si nosotros pasábamos aquí toda la noche nos darían nuestro programa de cazadores de fantasmas, eso es lo que queremos nosotros 5, estaba yo Fabiola, la conductora; Oscar, el camarógrafo; Daniela, la que maneja el micrófono; Luci, otra conductora; y Cristián, que sólo estaba para joder y para hacernos compañía en la noche.

Los rumores dicen que en esta casa el timbre suena a cada hora sin excepción, lo curioso es que nadie vive allí, todos murieron hace tres años, el padre envenenó a todos y la casa se volvió una especie de ” atracción turística “.

Bajamos del auto y se percibió un ambiente raro, no todo anda bien, pero eso ya no importa, no llegamos lejos como para rendirnos ahora,casi nos desmayamos cuando vimos aquella casa de madera algo desgastadas por los años, era como de dos pisos y al parecer no tenía ventana, muy raro pero era la única en notarlo. Son 10:45 de la noche y estamos apunto de entrar y me puse muy nerviosa, Cristián se lamenta – mejor me hubiese quedado en mi casa, maldita sea – pero ya no importa, esto nos asegurará un programa que será visto por muchos países y millones de personas.

Avanzamos hacia la entrada y el aire me esta faltando, rompen el candado y saco la cadena de la gran puerta, rechina mucho al abrirse, pero de todos modos ingresamos y todo esta muy oscuro, encendemos las luces, aunque solo hay un foco, creí que era de dos pisos pero no, es solo un piso, con el techo de una elevación de 6 metros, el foco es rojo y al fondo una pequeña cama, no hay ninguna cama en ningún lado y es muy difícil ver con ese foco rojo. Encendemos la cámara y Oscar anuncia que grabaremos – tres, dos, … – y digo lo que ensayamos.

Terminamos de grabar la introducción y empezamos a grabar lo que pasa son las 00:00 y tenemos sueño, por lo que Cristián saca las bebidas energéticas y tomamos una lata cada uno, aunque hay más ya no tomo otro. Jugamos un rato, Oscar besa a Daniela, se abrazan y se besan más, es muy incómodo, pero bueno, son novios. Se siente algo raro en esta casa, no importa, se supone que así se debe de sentir.

Las linternas esta parpadeando, ya casi es hora de experimentar el fenómeno del timbre, ya que falta poco para la 01:00 y dicen que suena a la hora exacta, observamos la puerta, Oscar empieza el conteo – tres, dos, …. – todo se apaga y también las linternas, oímos el sonido del timbre en el momento en que se apaga todo, el sonido se acaba y las luces se encienden, la puerta esta cerrada, empujamos, pero es como si estuviera con el candado por fuera, no me doy cuenta de quien grita – sigan empujando, Cristián empuja, ¡Cristián!, ¡hey Cristián!, ¿donde estas?.

Lo buscamos pero no esta, aunque sus cosa siguen allí, Oscar se va a una esquina tratando de pensar como pudo desaparecer en cuestión de segundos. No nos explicamos como desapareció sin dejar rastros, es algo raro.

Pasan los minutos, me siento junto a Luci en una esquina, mientras en la otra esta Oscar con Daniela, esta intentando calmarla pero no funciona, esta alterada y tiene miedo que alguien mas desaparezca. Mientras observamos el reloj, sabemos que falta poco para desaparecer. Dicen que suena a la hora exacta, observamos la puerta y Oscar hace el conteo – tres, dos, … – todo se apaga, escuchamos el sonido del timbre justo en el momento exacto, pasa unos segundos, el sonido termina y las luces se encienden. Daniela no esta aquí, Oscar la llama pero nada, ya no hay rastros de ella. Oscar se sienta en una esquina, observa la foto de Daniela y llora, aunque esta bien que lo haga.

Luci y yo hablamos de todo lo ocurrido, esperamos que aparezcamos las dos en un lugar lindo. El tiempo se pasa rápido, falta muy ppoco para que ocurra lo mismo, Oscar mira la foto de Daniela, cierra los ojos y deja caer algunas lágrimas sobre la foto. Dicen que suena a la hora exacta, observamos la puerta, Oscar hace el conteo – tres, dos, … – y todo se apaga, se escucha el sonido del timbre en cía to sucede, segundos después el tiembre deja de sonar y las luces se encienden. Abro los ojos y Oscar esta en una esquina y dice – llamemos a la policía – pero no tiene celular y el mio se quedo en en auto.

Buscamos una manera de salir, pero no hay nada, esta todo vacío, ya no esta la cama, ni las mochilas, en la habitación solo estamos Oscar y yo. Tenemos miedo, me abraza y me dice – Fabiola, si te hice daño lo siento, eres una gran amiga y tienes que saber que te esperaré en el otro mundo con Daniela y Luci, no demores. Dicen que suena a la hora exacta, miramos la puerta y Oscar hace el conteo – tres, dos, … – y todk se apaga, se oye el sonido del timbre en el momento exacto que todo se apaga, el sonido termina y la luces se encieden.

No dejo de llorar, Oscar ya no está y ahora estoy muy aterrada, flatan 30 mminutos y desapareceré. Siempre quize morir dormida, asi que eso hago, me dormiré, aunque no lo consigo, faltan 5 segundos y rezo y lloro. Dicen que suena en el momento exacto, y todo se apaga, el foco y también las linternas, cierro los ojos y escucho el sonido del timbre en el momento exacto, de pronto el sonido termina y las luces se encienden, abro los ojos y …. allí …. están ellos.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Rosario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.