Anuncios
Sociedad

No Se Debe Confundir La Verdad Con La Opinión De La Mayoría

No Se Debe Confundir La Verdad Con La Opinión De La Mayoría - Sociedad

NO SE DEBE CONFUNDIR  lA VERDAD CON LA OPINIÓN DE LA MAYORÍA

 

Dicen que la soledad es mala y que por lo tanto no es bueno que el hombre esté solo.

Estoy de acuerdo en que somos seres sociales por Naturaleza y debido a ello no podemos rechazar a los demás,  puesto que todos y cada uno de nosotros necesitamos del otro para sobrevivir.

Sin embargo, estoy convencida de que un ser humano no logra alcanzar la cúspide de sí mismo hasta que no abraza su soledad. Y difícilmente podrá comunicarse íntegramente con otro ser humano si no es capaz de trascenderse a través de dicha intimidad.

Lamentablemente la mayoría solemos reunirnos tratando de ocultar nuestros infiernos personales, pero al mismo tiempo anhelando a los otros porque la soledad nos abruma. Y como los demás suelen jugar al mismo juego todos terminamos fingiendo, lo que impide que los verdaderos sentimientos se canalicen de forma constructiva.

Pero no se puede edificar una relación sólida, si los cimientos están contaminados por la toxicidad de la hipocresía. Es más, para que brote algo hermoso uno debe asumir el riesgo de mostrarse, exponiendo abiertamente sus miedos, sus dudas, sus inquietudes y todo aquello que normalmente tratamos de velar ante los demás.

Y es que no es lo mismo buscar compañía por apetencia que por carencia.

Desafortunadamente la mayoría andamos cojos emocionalmente y por eso deambulamos buscando la aprobación del grupo, porque eso nos da una aparente idea de seguridad. Así, en la homogeneidad  de aquellos que participan de una misma forma de pensamiento, nos crecemos y ocultamos nuestras inseguridades, sin darnos cuenta de que de ese modo somos más fácilmente manipulables por aquellos que necesitan a las multitudes para seguir ejerciendo su liderazgo.

Amparados por una congregación defendemos a gritos nuestra verdad y sin cuestionarnos lo fidedigno de nuestro credo, enarbolamos banderas que ondean al viento nuestra supremacía, mientras azuzamos y embestimos a los que cuestionan nuestro particular punto de vista.

Pero ¿De dónde nace esa supuesta verdad? ¿Y a través de qué medios se ha ido gestando?

¿Acaso somos dueños de nuestras ideas? ¿O son ellas las que nos poseen?

Al fin y al cabo, todos hemos ido a la escuela y a través de la educación recibida han moldeado nuestra inocencia, hasta el punto de pervertirla (bajo premisas aparentemente bienintencionadas) con el fin de seguir alimentando al mismo poder de siempre.

Por lo tanto, cuando alzamos los puños indignados y proclamamos a gritos nuestro deseo de libertad, en el fondo estamos siendo dirigidos (muy sutilmente) por aquellos que tras una cortina de humo siguen moviendo las fichas del tablero de un juego perverso.

Para distraer nuestra atención y a la vez canalizar nuestro sentimiento de frustración o de ira, nos entretienen con series de televisión; concursos; partidos de fútbol o el Gran Hermano de turno. Y al mismo tiempo nos venden la felicidad con imágenes de ensueño para seguir avivando nuestro afán de consumo.

Este adormecimiento constante anula nuestra capacidad de analizar y cuestionar todo aquello que impunemente nos venden a diario los medios de comunicación.

Así que lo que la mayoría opina no es ninguna verdad, pues tan solo son un puñado de ideas que nos han condicionado a creer, aquellos que con su mano negra siguen dirigiendo el mundo a su antojo y conveniencia.

(Y es por eso que la soledad buscada de vez en cuando, sigue siendo un bien necesario para avivar la reflexión y llegar a ser dueños de nosotros mismos, lo que derivaría en una sociedad más justa y equitativa)

 

 

 

 

 

 

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Marta Tortosa

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información