Deporte

No Somos Buenísimos

No Somos Buenísimos - Deporte
Mañana de partidos de minibasket. Acabo derrotado y sin voz… Los dos equipos escolares que entreno este año me exigen implicación verbal máxima. 
Desde mi punto de vista los niños estas edades necesitan que el entrenador  los guíe, les aleccione y compense con alabanzas cuando han realizado una acción positiva. Y también que les llame la atención sobre las cosas que no ejecutan bien. Porque sí, también se les debe echar la bronca cuando por falta de esfuerzo no salen las cosas.
 
Todos los niños necesitan límites. Una serie de normas para funcionar y que les permita tener una seguridad en el ejercicio del deporte. Las normas deben ser habladas con ellos. Como cualquier grupo, un equipo tiene una jerarquía. Al mando está el entrenador. 
Y aquí es donde me centro hoy. Los entrenadores somos el espejo donde nuestros chicos se miran. Marcamos las directrices y las normas de convivencia. Todo se basa en valores intrínsecos a cualquier actividad grupal. Compañerismo, sentimiento colectivo del juego, responsabilidad individual, valentía en la toma de decisiones….
Debe enseñar a diferenciar desde bien pequeño la diferencia entre ERROR y FALLO. Corregir errores y animar en los fallos, porque estos últimos serán aciertos en el futuro. 
 
Para ello, el niño debe saber lo que hace bien y lo que no. Sin paños calientes. Es aquí en el deporte, como en muchos otros ámbitos, donde los niños deben empezar a autoexigirse. Nada se consigue sin esfuerzo. Asumir la victoria y la derrota como parte del aprendizaje. No estoy de acuerdo con las medidas proteccionistas en cuanto no poder ganar de más de.. Soy x puntos inferior a.. y punto. Para ello también las federaciones deberían darle una vuelta a las competiciones que proponen. Hay una frase magnífica que no se quien dijo «a veces gano y a veces aprendo», gran frase.
Pero tampoco se debe olvidar que el objetivo de un partido de baloncesto es ganarlo. Si, ganarlo. Cuando cojo un grupo por primera vez siempre les hago la misma pregunta:
Cuál es el objetivo de un partido de baloncesto?? La respuesta más habitual es «pasarlo bien», «participar»…jajaja. Seguidamente les digo: Y el del parchís??. Entonces la cosa cambia, «llegar con las cuatro piezas», «comer piezas al contrario».. Curioso, el objetivo del parchis no es pasarlo bien, sino ganar el juego..
El objetivo de un partido de baloncesto es GANARLO. La cuestión es cómo se gana y qué estrategias uso para intentar ganarlo.
Y aquí es donde creo que se está haciendo muy mal. Entrenadores, por llamarles de alguna manera, que aplican atajos a la formación. Un entrenador debe aportar al jugador a de cualquier edad en la que lo entrene, de toda la formación deportiva y personal necesaria,para que llegue a la máxima categoría que su físico, su talento y su esfuerzo le permita llegar.
No estropeemos jugadores por egos personales. Somos una herramienta más para su formación.
Cualquiera no puede ser entrenador. Por el bien de nuestros chicos, por el bien de nuestro deporte. Exigir a colegios y clubes más profesionalidad.
Mientras sigamos pensando que somos buenísimos….
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

OSCARBUNBU

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información