Literatura

No temería

No temería - Literatura

No temería sentir el helado beso de la soledad,

Si eso significara la garantía de poder tocar tu piel

Sin tener que esconderme de nada ni nadie,

Gozándote tiernamente a plena luz del sol.

Pero no puedo evitar preguntarme en la oscura noche

Dímelo por favor: ¿Qué caso tendría hacer todo eso?

Para que el amor florezca de forma totalmente plena,

Tiene que recibir siempre dulce alimento.

No temería ir a las profundidades del mismo infierno,

Si eso me asegurara paladear un poco de la miel de tus labios.

¿Pero para qué me sigo engañando una y otra vez?

Tú no caminarías ni media milla por besar a alguien como yo.

Ya encontraste tu propio cielo, y no lo dejarás tan fácil                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Tanto brillo te ha ido quemando el alma.

¿Cómo podrías dejar todo por un fantasma?

Aunque me duela admitirlo de corazón,

No me conoces ni en lo lejano ni en lo próximo.

No temería dejar atrás todo lo que conozco,

Si eso significara poder abrazar la esperanza de una nueva vida

Entre tus dulces brazos,  dueño de mis incontables desvelos.

¿Acaso crees que el castigo eterno me haría desistir?

Cada noche, mi corazón te sigue llamando a gritos,

Sin importar que te encuentres a kilómetros de mí,

¿Tú haces lo mismo al pensar en mí en esas horas?

¿Está mi imagen presente en tus ensoñaciones?

Mi alma dice que sí, pero mi cuerpo tiene miedo.

Dilo de una buena vez: ¿A quién tratas de engañar con todo esto?

¿Acaso intentas mentirme a mí, lastimándome sin querer?

¿O intentas engañar a tu corazón, para no herir a nadie más?

Espero que un buen día te abras sin miedo a la verdad.

Hasta que ese día llegué, estaré esperando en silencio por ti.

Por favor, no tardes demasiado, brisa de mi corazón.

Mi voluntad de seguir se debilita un poco más cada día.

Sólo tu abrazo puede salvarlo de la hambrienta oscuridad.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

patyjdorantes

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información