Sociedad

No Todos Los Hombres Son Iguales

No Todos Los Hombres Son Iguales - Sociedad

Al igual que la mayoría de la población femenina, he contado con la desgracia de tropezarme con más de un idiota en el camino, esos que encajan perfectamente en el prototipo de príncipe de Disney, que son irresistibles por su encanto, atentos, que son capaces de despertar el ideal ficticio del amor de película hasta en la más ruda y de-construida.

Lo cierto, es que se puede decir que traen una alegría momentánea, que nos hacen sentir que no todo está perdido y que tal vez, somos la excepción a la regla general del desamor que siempre nos ha rodeado, pero hoy es más evidente. Sin embargo, el hechizo dura poco, y entonces, nos damos duro contra el mundo cuando descubrimos que lo que pensábamos era felicidad, no lo es y lo que llamábamos amor, estaba bastante lejos de parecérsele, así que nos invade el resentimiento, aunque con el paso del tiempo estamos dispuestas a volver a comenzar, pero está vez con pinza, porque una vez roto el velo de la inocencia, la cosa se pone hostil dentro de nosotras y referenciamos a todo él que se nos acerca con ese ser molesto que tanto nos quitó.

Hace unos días, leyendo los estados de WhatsApp me tropecé con una frase que logró llamar mi atención e inspiró estás líneas, no la recuerdo con exactitud, pero en esencia se refería a que no todos los hombres son iguales, que tenemos padres y hermanos que son un ejemplo de amor y lealtad. Por ello, me detuve a pensar en mi fortuna particular y en lo complejo que es pedirle no juzgar de la misma manera a todo el genero masculino, a mujeres que han sido violentadas desde niñas por sus padres, amigos y esposos.  La historia nos sigue demostrando el papel inferior que las mujeres ocupan en la sociedad, hemos normalizado la violencia física y emocional hacía la mujer, hasta el punto de hallarle una justificación o lanzar argumentos que intentan minimizarla, pero la realidad es que cada día mueren mujeres de todas las edades solo por razón de su sexo; los agresores en su mayoría son de casa; esposos, padres, hermanos, tíos, etc.

No obstante, estas líneas son un elogio a aquellos que nos comprenden y tratan socialmente como a iguales, a aquellos que han aprendido a amar sin poseer, a los amigos que escuchan y les dan relevancia a nuestras opiniones, a los padres que nos aconsejan sin juzgar nuestras acciones que buscan liberarnos, a los hermanos que reconocen nuestras capacidades y las valoran como ninguno. A todos aquellos que nos defienden sin minimizarnos. Estas líneas son un gracias a mi padre, que me ha acompañado en el camino sin juzgarme, que ha visto a su hija menor protestar, descubrirse, liberarse, de-construirse y en lugar de juzgarle ha aprendido con ella. Un gracias a mi hermano que siempre me recuerda lo capaz que puedo llegar a ser y que las limitaciones solo están en mi cabeza.

Cada día al despertar, nos chocamos con experiencias terribles de acoso, violencia y muerte, que nos alcanzan a todas en diversas escalas y nos hacen sentir que el mundo no está diseñado para las mujeres, sin embargo, logramos apoyarnos entre nosotras y también en ustedes, los hombres que no son iguales, hoy les quiero decir, gracias por trascender, comprender y luchar a nuestro lado, ojalá se multipliquen.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.75 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Taylor Moon

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información