Salud

Nomas antidepresivos.



Nomas antidepresivos. - Salud

Los antidepresivos son uno de los medicamentos con mayor prescripción psiquiátrica en nuestra sociedad. Son muchas las personas que toman antidepresivos a diario, pero también existe una elevada prevalencia de abandono del tratamiento, ya sea por olvidos o porque la persona cree que ya no le es necesario porque se encuentra bien. Dejar de una forma abrupta el tratamiento con fármacos antidepresivos puede comportar grandes problemas de salud. La supresión repentina del fármaco puede comportar síntomas de abstinencia, en particular si la persona ha estado consumiendo el psicofármaco durante más de cuatro semanas.
Efectos secundarios de dejar los antidepresivos de golpe
Dejar los antidepresivos de golpe es uno de los errores que se cometen al tomar antidepresivos. Dejar los antidepresivos de golpe, puede dar lugar al llamado “síndrome de discontinuación”. Hace referencia a un síndrome de abstinencia, no obstante se decidió denominarlo con otra nomenclatura para dejar constancia de que los antidepresivos no general adicción y que los síntomas presentados son muy distintos al abandono de consumo de otras sustancias como el alcohol o los opioides.
Tras la supresión del fármaco, a los pocos días aparecen un conjunto de efectos secundarios, los cuales pueden perdurar hasta varias semanas. En ocasiones, los efectos secundarios de dejar los antidepresivos de golpe pueden ser confundidos con una reaparición del trastorno depresivo, no obstante, si el fármaco es restablecido desaparecen rápidamente. En contra, si se trata de una recaída, la desaparición de los síntomas se da de forma gradual.
Entre los efectos secundarios de dejar los antidepresivos de golpe más frecuentes podemos encontrar efectos secundarios somáticos, los cuales se manifiestan a partir de síntomas físicos y psicológicos.

Síntomas físicos al dejar los antidepresivos
Dejar los antidepresivos de golpe conlleva una serie de efectos secundarios. Entre ellos, un conjunto de síntomas físicos que pueden perdurar durante el transcurso de unos días. Los síntomas físicos al dejar los antidepresivos que se dan con más frecuencia son los siguientes:

  • Mareos.
  • Cefaleas.
  • Fatiga.
  • Náuseas.
  • Trastornos del sueño como el insomnio.
  • Síntomas parecidos a una gripe.
  • Cambios de peso (aumento o disminución).
  • Reaparición de la sintomatología depresiva.
  • Sensaciones de descargas eléctricas.

Síntomas psicológicos al dejar los antidepresivos
Los síntomas psicológicos presentados tras la supresión del fármaco pueden dar lugar a confusiones, debido a que sus síntomas cursan de un modo muy parecido a la sintomatología depresiva. Los síntomas psicológicos que se dan con más frecuencia al dejar los antidepresivos son los siguientes:

  • Agitación emocional y mental
  • Labilidad del estado de ánimo
  • Dificultad para concentrarse
  • Problemas en la memoria
  • Irritabilidad
  • Confusión
  • Sentimiento de estar desubicado en la realidad.

Cómo dejar los antidepresivos
Es comprensible que las personas que llevan largos períodos de tiempo con la administración de psicofármacos antidepresivos, deseen dejar de tomarlos lo antes posible. No obstante, como hemos señalado anteriormente, dejar de tomar el fármaco de forma repentina puede causar grandes consecuencias físicas y psíquicas, además de una mayor posibilidad de recaída de la sintomatología depresiva con el tiempo. A continuación explicamos la forma correcta de retirar el fármaco, es decir, cómo dejar los antidepresivos.
Si estás en un tratamiento farmacológico con antidepresivos, como por ejemplo, con, antidepresivos triciclicos y te preguntas ¿cómo puedo dejar los antidepresivos correctamente? Debes seguir estos consejos:
1. Información
¿Estás informado sobre el fármaco que estas tomando? Es importante tener en consideración los beneficios que aporta el fármaco en tu vida cotidiana, pero también es necesario valorar los efectos adversos que produce. Por otro lado, es importante tener presente la duración requerida de su tratamiento. Frente a estas variables: los beneficios, las desventajas y las indicaciones médicas de duración, podrás valorar si la discontinuidad del fármaco es la mejor opción en tu situación.
2. Razones
Cuestiónate cuál es el motivo por el que deseas suprimir el fármaco. La decisión de querer dejar de tomar el medicamento puede ser por múltiples factores. En primer lugar, puede aparecer una percepción de mejora que suscite el deseo de dejar de tomar la medicación. En segundo lugar, podría ser el deseo de su remisión debido a los efectos secundarios que produce el fármaco determinado. Por otro lado, podría ser que la persona no contemple la farmacología como el mejor medio para la mejora. Finalmente, podría darse una supresión brusca del fármaco y como consecuencia la aparición de síntomas secundarios asociados a ello, debido a olvidos de no tomar la medicación en las dosis y horas prescritas.
3. Seguir las indicaciones del profesional
Ante el deseo de dejar de tomar la medicación por una percepción de mejora, es imprescindible preguntar al médico o psiquiatra que lleva tu caso su valoración. Esta persona valorará las circunstancias actuales y te comentará cuál cree que es la mejor opción en el momento actual. Si coincide en que la mejor opción es dejar el psicofármaco, él te indicará cómo dejar los antidepresivos para reducir el impacto clínico al dejar de tomarlo. Seguramente, su retirada se hará con un descenso gradual de la dosis, durante un período de varias semanas. Con ello, se reducen mucho las posibilidades de aparición de un síndrome de discontinuidad y, en el caso de que aparezca, podrá reajustar la dosis para minimizarlos.
Si el deseo de remisión es debido a la elevada cantidad de efectos secundarios que produce el fármaco determinado, también es importante visitar a tu médico o psiquiatra, para que pueda valorar la situación y establecer un cambio de fármaco antidepresivo.
Ante estas dos situaciones, es muy importante acudir a las revisiones periódicas con la persona que lleve tu caso, para que pueda llevar un correcto seguimiento de la retirada o cambio del fármaco y pueda ayudarte ante cualquier dificultad o molestia.
4. En caso de olvido
En el caso de que los síntomas de discontinuidad aparezcan debido a el olvido de tomar la medicación, es importante ser consciente de ello y de la importancia de seguir el tratamiento con las indicaciones prescritas de tu médico o psiquiatra. Frente a ello, pueden establecerse estrategias para no olvidarse de tomar la medicación como: una alarma en el móvil, decirle a un familiar que te lo recuerde o un post-it en algún lugar que te sea fácil verlo.
5. Complementar con psicoterapia
Finalmente, frente al deseo de querer dejar de tomar la medicación sin que se haya producido una remisión de los síntomas, una posible alternativa sería valorar otro tratamiento, como la psicoterapia. Normalmente, la recomendación para el tratamiento de la depresión es una terapia combinada entre la farmacológica y la psicoterapia. No obstante, son muchas las psicoterapias que han demostrado su eficacia en el tratamiento de la depresión, sin la toma de antidepresivos. Un ejemplo de ello es la terapia, cognitivo conductual, la cual ha demostrado promover grandes mejoras en los trastornos depresivos.
😃😃😃😃😃
 

😃😃😃😃😃

Sigan mis Artículos estaré publicando temas diferentes y si desean un tema en especial mencionen lo y claro que lo realizo.

Gracias por dedicar su tiempo a leerlos les mando un enorme Abrazo.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Arturo Israel Lopez Molina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información