Política

Nos llaman Progres pero, ¿saben lo que significa?



Nos llaman Progres pero, ¿saben lo que significa? - Política

Dicen que nos reconocen fácilmente por nuestro pelo largo, por la ropa desaliñada y hasta por la barba descuidada. Que nuestros gustos musicales se inclinan por los cantautores, la canción protesta o cierto tipo de rock, por los libros que leemos o por el cine que consumimos basado en películas comprometidas y de denuncia social.

Somos una tribu urbana dañina para el Estado, los progres, peores que el hombre del saco. Siempre hablando del franquismo o la transición, dividiendo a España. Pertenecemos a familias de clase media o media alta, somos de extrema izquierda, con inquietudes intelectuales y reivindicaciones de clase. Nuestros ídolos son figuras discutidas como el Che, Fidel Castro o Lenin.

Tenemos un enemigo acérrimo, la derecha pura y dura, la dictadura y el imperalismo norteamericano. Nos apasionan las tertulias en cafés y soñamos con un mundo mejor. ¿A esto es a lo que se refieren algunos cuando nos llaman Progres?

A ver, estamos en pleno siglo XXI, aquel tiempo ya ha pasado y esas ideas llenas de naftalina en los albores de la transición también, y hoy han quedado desfasadas. La democracia se ha consolidado. Y el comunismo ya no es un objetivo que alcanzar.

El modelo progresista que muchos nos quieren colgar, nada tiene que ver con la realidad. No tratamos de luchar contra el capitalismo, más bien nos defendemos de él.

Yo soy un progre, así me han llamado más de una vez, pero no sé qué quieren decirme con ello. Pues el progre, aquel que llevaba chaqueta de pana, es una figura extinguida. Nació y luchó dentro de unas circunstancias sociales concretas y, tal vez, irrepetibles e incomparables a las de hoy día. Sí, tengo el pelo largo, me dejo barba de varios días, pero ni me gustan los cantautores ni la canciones protesta. No veo cine reivindicativo y no llevo ropa raída ni de pana. Y leo todo lo que es bueno, aunque lo haya escrito el mayor facha.

Eso sí, el espíritu reivindicativo si me caracteriza, quizás hasta puedo ser ingenuo, porque me sigo impregnando de nuevas esencias y protestas. Pero que los “fachas” que así nos llaman sepan que el hecho de ser “progre” no es una vulgar moda, por lo que no vamos a desparecer. Siempre estaremos ahí, luchando contra las injusticias y las desigualdades que no paran de aumentar. Defendiendo las pensiones públicas frente a fondos de pensiones, el seguro de desempleo frente a cursillos de formación, la sanidad pública en lugar de la privada, la educación pública sobre los colegios privados. Y apoyando a todos los colectivos más desamparados y necesitados.

Porque el auténtico progre es quien paga sus impuestos sin rechistar, eso sí, para exigir que los servicios públicos sean de calidad. El verdadero Progre no está contra el Estado, como los liberales, sino a favor de un Estado que funcione y garantice el bienestar social.

Tenemos un espíritu crítico enfocado a mejorar la realidad en la que vivimos. Un espíritu de lucha, somos reivindicativos, ecologistas, igualitarios, pacifistas. En definitiva, progresistas.

¿Y quienes son esos que nos llaman progres? ¿Los que defienden el cambio climático y circulan con un coche de gran cilindrada? ¿Los que hablan de solidaridad y prohíben el paso a los inmigrantes? ¿Los que dicen que aceptan las bodas homosexuales, pero fomentan cursillos para atajar lo que califican de enfermedad? ¿Los que dicen defender la seguridad social, pero ellos no la pisan? ¿Los que dicen estar a favor del divorcio exprés pero piden que haya más subvenciones públicas a la familia? ¿Los hipócritas? ¿Esos nos llaman progres? No me ofenden. Como diría un vecino del país galo, “l’idiot”.

Es una lástima que la palabra progre haya pasado a tener una connotación tan despectiva. En Mester de Progresía (Ed. Almuzara), Francisco Robles escribe con cierto sarcasmo: “Ahora es más progre un tapiz étnico comprado en algún mercadillo peruano que un grabado neoyorquino, la decoración minimalista que el entramado barroquizante, una maceta de marihuana que un arriate de geranios”.

Pero no hagamos causa de esto, porque no merece la pena, todos tenemos cosas malas y cosas buenas. ¿O es que alguien cree que en el otro frente ideológico, los conservadores, no existen contradicciones? Que el ir a misa no les exime de sus pecados por muchos golpes de pecho que se den. El tiempo pondrá a cada progre en su sitio. Y a cada facha también.

Resumiento, aunque nos hayan intentado ridiculizar con este vocablo usado de manera desdeñosa, nuestra forma de pensar no es ni más coherente ni más incoherente que la de los demás, por progresistas o conservadores que seamos cada cual.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 23 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aicrag

12 comentarios

  • Sr. Osiris50, la fortuna real de la familia Franco es mayor de la recogida en la herencia, está cifrada en unos 400 millones de euros, no nos engañemos. En cuanto a El Pazo de Meirás, es un regalo, cierto, pero un regalo conseguido mediante donaciones forzosas. En cuanto a los 28.500.315 de pesetas, esos 1,8 millones de euros actuales siguiendo la evolución del IPC de su herencia, es un dinero que acumuló con su mujer, y que consiguió gracias al golpe militar y las «donaciones forzosas» que se quedó el dictador. La herencia del dictador no recoge además otras propiedades como el solar donde se construyó la embajada española en Rabat o la finca de Valdefuentes (890 hectáreas) y ubicada entre Móstoles y Navalcarnero, la fortuna del dictador, Sr, Osiris50, y de su familia supera con creces los 28,5 millones de pesetas. Después de la dictadura, los nietos y bisnietos han disfrutado de la gran fortuna de Franco, gracias a la amnistía económica de la Transición. La información deficiente, nos debilita como sociedad, Sr. Osiris50, reconozcámoslo, la verdad hay que sacarla siempre a la luz. Y no pasa nada malo por ello, al contrario. un pueblo bien informado es un pueblo libre. En cuanto a los símbolos, me importa un bledo si Iglesias dice que está bien o está mal llevar tal o cual cosa, soy republicano igual o más que él. Pero respeto y quiero a mi país, creo que como cualquier otro español, sea de derechas o de izquierdas, por eso me molesta cuando se habla de constitucionalistas, le aseguro que en la izquierda, pese a las reformas que nos gustaría acometer sobre la Constitución, la respetamos tanto o más que cualquier otra fuerz. De hecho siempre estamos pidiendo que se cumplan muchos de sus artícuos. Sobre todo aquellos de los que algunos no se acuerdan nunca, sobre los derechos fundamentales.
    En cuanto a su pregunta, sobre qué hubiera hecho yo de ser Franco, le puedo contestar con un ejemplo. ¿Recuerda usted la sublevación militar en el vecino Portugal que acababa con cuarenta años de dictadura? Sí, la llamada revolución de los claveles. Pues eso, contestado queda.
    Un saludo.

    • Señor Aicrag:
      1.-La familia Polo era una familia aristocratica y muy rica de Asturias.
      2.-Si entra usted en la noticia del periodico El Mundo y se la lee, vera que la herencia era por un importe de 28,5 millones de pesetas y en ese importe estaba incluido El Pazo de Meiras, valorado en 14 millones, con lo que Franco dejo en herencia en dinero en efectivo, en otras propiedades (compro unas parcelas lindantes con El Pazo por 2 millones) y acciones, hacen los 14,5 millones de pesetas, que son unos 900.000 euros de ahora. Una ridiculez para alguien que ha regido los destinos de un pais durante cuarenta años y que lo dejo mucho mejor que como lo encontro.
      3.-La situacion con la que se encontraron los militares que se sublevaron en la «revolucion de los claveles», en Portugal, no tuvo nada que ver con la España de principios de 1936; ni tampoco esa sublevacion dio lugar a una guerra que produjo cerca de 500.000 muertos; tampoco en Portugal habian dos bandos, muy parejos, y de ideologia radicalmente distinta, enfrentados. Las situaciones no son comparables ni de lejos, señor Aicrag.
      Recuerde, señor Aicrag, que los «padres espirituales de la republica» (Marañon, Ortega y Gasset y Perez de Ayala) renegaron de la republica y salieron huyendo nada mas estallar la guerra, siguiendola muy de cerca desde Francia y deseando la victoria del bando nacional.
      Julian Besteiro, el lider socialista, tambien se adhirio al bando nacional.
      Manuel Azaña dijo que «Franco no se habia alzado contra la republica, sino contra los botarates que se habian adueñado de ella».
      Marañon vino a decir lo mismo, reconociendo que la izquierda se habia apropiado de la republica y que no creia que la derecha tuviera derecho a gobernar, aunque ganara las elecciones.
      En ese clima, con esa izquierda tan radical, señor Aicrag, en poco tiempo se hubiera vuelto al mismo clima de la España de preguerra.
      No, señor Aicrag, a Franco no le quedo mas remedio que hacer lo que hizo y usted, en su fuero interno, sabe que eso es asi, aunque nunca lo reconocera y eso que usted es bastante honesto y no le duelen prendas a la hora de reconocer algunas cosas, pero reconocer algo asi vendria a desmoronar todo su «castillo ideologico», todas las concepciones que usted, a lo largo de muchos años, se ha formado sobre Franco, sobre el franquismo, sobre las causas que motivaron la Guerra Civil…
      Yo no voy a ocultar, señor Aicrag, que a medida que mas leo sobre el tema, mas crece mi admiracion por Franco y hace un momento, estaba buscando informacion sobre la fortuna de la familia Polo, a ver si podia ser algo mas concreto en el primero de los puntos y leyendo un articulo sobre doña Carmen Polo, cai en la cuenta en una cosa en la que nunca antes habia reparado:
      Carmen Martinez Bordiu, la primogenita de la hija de Franco, Carmen Franco, estuvo casada con Alfonso de Bordbon, y a pesar de las presiones de doña Carmen Polo para que su marido nombrara como su sucesor, a titulo de rey, a don Alfonso, haciendo, de esta forma, reina de España a su nieta, Franco opto por el primo de don Alfonso, don Juan Carlos, pensando que era lo mejor para España. O sea que este hombre penso antes en España que en su nieta, a la que el adoraba.
      Otro saludo para usted, señor Aicrag.

      • Es cierto que el PSOE y los nacionalistas de la Ezquerra, con apoyos del PNV y los republicanos, intentaron derribar al gobierno, y por eso la segunda república entró en una deriva que llevó al fallido golpe de Estado y la consiguiente la guerra civil española, no se lo puedo negar, es historia. Pero no me niegue que las derechas no quisieron tampoco someter al peso de la ley a los que habían deseado acabar con el sistema constitucional, porque quizás ya sabían lo que se avecinaba y ese paso les interesaba más que luchar por la propia República. Es verdad que las izquierdas forzaron la radicalización de esa derecha garante de la legalidad republicana, también se o reconozco.
        Mire usted, la pieza clave de todo esto fue el escándalo del estraperlo. Strauss y Perl, dos centroeuropeos que dieron nombre a esto, habían inventado un sistema de juego de azar para hacer trampas. Y su aprobación se debió a la connivencia de personas vinculadas a Lerroux. Aquellos sobornos alcanzaron la cifra de cinco mil pesetas y supuso un escándalo de gravedad. Strauss intentó chantajear a Lerroux, aunque éste no cedió, entonces se dirigió a Alcalá Zamora, el presidente de la república, y fue éste último al contárselo a Indalecio Prieto quien desencadenó el escándalo que hundió a las derechas. Y en la sesión de Cortes del 28 de octubre se produjo el hundimiento político del partido radical de Lerroux. Esto dejó a la CEDA sola en la derecha frente a unas izquierdas bastante agresivas. El verano de 1935, el PSOE empezó los contactos para una unificación de acciones. El 14 de noviembre de 1935, Azaña propuso a la ejecutiva del PSOE una coalición electoral de izquierdas. Y así nació el Frente popular.
        ¿Qué pasó entonces? Para mí está muy claro, el Frente Popular ganó las elecciones del 36. Pero era una izquierda sin mando. Azaña dirigía un partido pequeño, la fuerza dominante era el PSOE, que a su vez vivía una lucha interna muy fuerte entre Indalecio Prieto, socialdemócrata e inclinado a gobernar con Azaña, y Largo Caballero, que más bien abogaba por una dictadura del proletariado.
        Esto empujó a los militares a rebelarse, y es verdad que en principio no lo hicieron contra la democracia, sino contra una república que iba a la deriva. Hasta ahí, creo que coincidimos, pero, una vez acabada la guerra había otras formas de instaurarla de nuevo. Existen modelos muy potentes y capaces de corregir los errores cometidos con anterioridad, pero una dictadura nunca es la solución idónea. Y no me diga que esto lo digo para que no se me desmorone mi castillo ideológico. Como usted me ha reconocido, a mí no me duelen prendas a la hora de decir la verdad, aunque esto vaya en contra de fuerzas con las que comulgo. Creo que soy ante todo honesto con la realidad y lo suficientemente prudente como para no tirarme al barro a jugar sucio. Siempre estaré en contra del poder dictatorial y su permanencia en él, y este es el caso de Franco, con consecuencias de tono dramático, de ambición desbordada y de excesos; estoy frente a esos que tienden a imponer la voluntad despótica sobre las libertades y los derechos de su pueblo, degradando la convivencia y llevando al país a situaciones primitivas en su organización y desarrollo. Eso para mí es la dictadura. Y Franco la ejerció con dureza.

  • Eso que describe no es lo que se considera progre. Más bien se trata de comunismo paleto, de disidencia controlada para neuronas vagas. Los progres más bien, son aquellas personas que sustituyen a partir de los ochenta a las mentes bienpensantes y católicas. Cambian el Domund por Oxfam, los niños del Congo por los menas, las procesiones por las manifas, escandalizarse por indignarse, y la hipocresía beata por la hipogresía de colores.

  • Muy buen artículo, manejas bien la prosa. Ha título personal he de decir que creo que la crítica no hay que hacérsela al capitalismo, sino a su mal uso, el consumismo, o que no se debe confundir ser comunista con ser comunitario, que hay feministas que están tocadas del ala (y muchas veces el feminismo las acepta) pero que aún así no hay nada de malo en defender los derechos de la mitad de nuestra especie. No se si lo he mencionado ya en algún comentario o artículo (porque no paro de repetirlo) pero mientras la gente sigue adorando a Marx o citando a Adam Smith, muchos ignoran el nombre de Eduard Berstein (uno de los padres de la socialdemocracia), o desconocen que algunos liberales (eso sí, socioliberales) fueron quienes empezaron a darse cuenta de los problemas que la sociedad del momento negaba, como John Stuart Mill, un señor feminista en el siglo XIX, que dijo cosas como: «Todo ser humano, debidamente educado siente un sincero interés por el bien público». La madurez de la humanidad pasa por el reconocimiento de que «izquierda» o «derecha» no son más que mitos cuyo origen está en el lugar en el que los franceses se sentaron durante la Asamblea Nacional, y que las medidas sociales o las medidas liberales no deben de ser ideologías, sino herramientas, pues hay que ser social o liberal cuando amerita serlo, ya que una medida social puede repercutir en la propiedad privada de muchos (incluso de las familias más pudientes), y el manejo cauteloso de la economía, aunque sea mediante medidas liberales, puede beneficiar a las clases medias y bajas. Eso sí, ha habido auténticos dislates, tanto en la izquierda como en la derecha. Por ejemplo, uno de los conceptos que más daño a hecho, de cuño liberal, es la idea de «cientificismo» de Hayek (uno de los padres de la escuela austriaca), al decir la barbaridad de que en la economía y la política no debía de usarse la ciencia. Al final, por muy especiales y diferentes que la gente se sienta, la izquierda mitifica la «plusvalía» (que tiene su sentido, pero dentro de un contexto realista) y la derecha su «mano invisible», osea, o el empresario es un ángel, o un demonio. Perdón, por cierto, por mi inactividad.

    • Excelente comentario, Mario, como ya he comentado en alguna otra ocasión, la crítica de la ciencia social basa sus postulados en una doble argumentación, el antisocialismo y la falacia de que el marxismo es y seguirá siendo siempre un fracaso, pues responde a factores subjetivos y colectivos, y no a las razones expuestas en la teoría marxista de las crisis del capital. La relevancia de la lucha teórica de las ideas es incuestionable hoy día, cuando el capitalismo está furiosamente lanzado a la tarea de reconquistar el poder obsoluto, de terminar de controlar el mundo y de apropiarse de los recursos vitales cada vez más escasos.
      En cuanto a Bernstein, él mismo se definía como un socialista de la escuela marxista, pero llevó a cabo una inédita crítica a una serie de principios del marxismo. como fundador del revisionismo en el movimiento obrero revolucionario, acometió una revisión concienzuda de las principales tesis del marxismo en la esfera de la filosofía, la economía política y la teoría del socialismo científico, pero renunció a la solución consecuente del materialismo, problema fundamental de la filosofía; predicó la teoría de la extinción de la lucha de clases y afirmó que la única tarea de la clase obrera consistía en luchar por pequeñas reformas en los marcos del capitalismo. Si leemos los escritos de Plejánov comprobamos como combate los criterios revisionistas de Bernstein en el campo de la filosofía. En Rusia fueron los mencheviques lo que adoptaron el revisionismo de Bernstein.

      10
  • Para mi, señor Aicrag, el progre no es una persona que vista de una determinada forma, o tenga unos determinados gustos en cuanto a cine o literatura; para mi un progre es aquel que defiende, siempre, «lo politicamente correcto»; aquel que es demagogo; aquel que dice lo que cree que le va a granjear la simpatia de la mayoria aunque, en verdad, no lo crea.
    Para mi un progre es alguien que asume un discurso que no es el suyo, pero que lo asume porque es lo «cooll», «lo guay del Paraguay»; lo absurdo porque queda bien con la gente de su entorno.
    Y yo, desde luego, que para los progres soy facha, porque defiendo la unidad de España, porque es mi pais y creo que merece la pena defenderse; porque defiendo la gloriosa historia de España, porque ha sido uno de los paises que mas han influido en la historia mundial; porque defiendo la figura de Franco, con sus aciertos y sus errores, frente a esta campaña de demonizacion que la izquierda ha emprendido en su contra, para desprestigiarlo a base de mentiras, y para cobrarse, una vez muerto, una venganza que no tuvieron los arrestos para cobrarse mientras vivia; porque creo en la meritocracia, es decir, que a la gente se la valore por lo que hace, no en funcion de la adscripcion a un partido o a una determinada ideologia politica; porque no me gusta este feminismo desquiciado que pide castrar a los hombres, porque son violadores por naturaleza, siendo presuntamente culpables ante cualquier denuncia por violencia machista; porque habiendo mas de tres millones de parados, no entiendo que se traigan inmigrantes de otros paises a los que, encima, como no hay trabajo, hay que proporcionarles ayudas…
    Sin embargo yo me tengo por una persona tolerante; si los simpatizantes de un partido de mi cuerda ideologica agredieran a los militantes de un partido de ideologia contraria a la mia, por el simple hecho de querer informar sobre lo que ellos proponen, lo veria mal y lo denunciaria siempre que tuviera la ocasion de hacerlo; si el partido que estuviera en el Gobierno fuera afin a mi ideologia y monopolizara los medios de comunicacion y, no contento con esto, quisiera censurar las redes sociales pare que solo su discurso fuera escuchado, lo denunciaria; si un Gobierno afin a mis ideas, se aprestara a aprobar una ley para amordazar a los que piensen distinto sobre algun aspecto difundiendo solo lo que para ese Gobierno fuese correcto difundir, lo veria mal y lo denunciaria…Yo soy un facha por mis posturas ante determinados temas, pero para nada quiero que los demas piensen como yo pienso y, desde luego, que menos quisiera imponer a los demas mis ideas por la fuerza, aunque pudiera hacerlo; soy contrario al pensamiento unico, por eso soy impermeable a que me tachen de «facha» y no me afecta que me insulten con ese termino, porque no me siento identificado con el.

    • Tu osiris50, eres lo contrario de un progre, pero ser lo contrario no te hace ser diferente. En matemáticas, lo contrario de -27 es 27, ni 45 ni 60, es lo mismo pero con otro signo. En política pasa lo mismo. Quien quiera usar términos como facha o progre, allá ellos. Pero esa misma gente seguro que no ha reflexionado sobre si vale lo mismo ganarse el respeto, o que reconozcan que hay algo de verdad en lo que uno dice, de personas de dentro del mismo espectro político que de personas de ideología muy diferente a la propia. Siempre me cuido de hablar con gente que no comparta mis creencias, precisamente para poner en cuestión mis ideas. Siempre que se habla con otra persona, o incluso siempre que uno se adentra en un tema, conviene hacerlo partiendo de 0 ideológicamente, buscando la verdad en sí misma, en lugar de partir de «esto es así» y buscar argumentos que me den la razón. Podría seguir diciendo lo que otras personas han dicho mejor que yo, así que simplemente finalizaré este comentario recomendando los siguientes artículos de la wikipedia (el segundo es buenísimo): «sesgo de confirmación», «hemiplejía moral», «falacia ad populum» y «religión secular».

      • Mario Estevez Geijo, ¿ de verdad que parte usted de 0, ideologicamente?, ¿de verdad que es usted capaz de despojarse de sus experiencias y de su educacion para ser «virgen» ideologicamente hablando?, ¿y como puede hacer eso? Yo, he de reconocer, tengo unas ideas preconcebidas y hago mios unos valores en base a la educacion que he recibido y en base a mi experiencia; a mi me resulta imposible sustraerme a eso y volverme «virgen» ideologicamente.

    • Sr. Osiris50, salvo en la defensa de Franco, que fue un dictador, coincido con usted en casi todo lo demás, como usted sabe, porque ya lo hemos discutido en alguna que otra ocasión, soy republicano, acato la Constitución y respeto las instituciones. Es más, cuando se abuchea al Rey o se cuestiona su figura en Catalunya quemando fotos, lo condeno, porque respeto la unidad de España y sus símbolos. Le parecerá paradójico, pero llevo una pulsera con la bandera de España y no me pica ni me da alergia alguna. Y tengo el mismo derecho que aquellos que quieren hacer de esto un tema de identidad propia. Podemos, crítico con el papel del Rey, defiende que no se le boicotee en Barcelona. Recuerde usted cuando en 2018 la izquierda española salió en defensa de la presencia del Rey en el homenaje a las víctimas en Barcelona. PSOE, Podemos, Compromís y sectores de IU, críticos con Felipe VI, reclamaron sin embargo respeto al Jefe del Estado.
      En esto que usted dice de que le llaman facha y no le afecta, coincido cuando me llaman progre, porque no no ofende quien quiere, sino quien puede.

      11
      • Señor Aicrag, Franco fue un dictador, efectivamente, pero ¿que otra cosa podia hacer que instaurar una dictadura?, ¿volver a restablecer una republica para que, al cabo de los años, se volviera a estar como antes con el agravante de que, en ese momento, los totalitarios republicanos tuvieran perfectamente identificados a los militares que se alzaron y que pudieran representar una amenaza, pudiendo vengarse de ellos en vida, tal y como lo hacen ahora que estan muertos?, ¿volver a llamar al rey Alfonso XIII, que se rebelo como un monarca debil? A Franco no le quedo mas remedio que hacer lo que hizo, señor Aicrag; pongase en su lugar y sea honesto y digame que usted no hubiera hecho lo que hizo el.
        Y, en estos dias, el periodico El Mundo, ha tenido acceso a su testamento, con lo que otra de las falacias que la izquierda ha vertido sobre el, durante estos cuarenta años de democracia, se ha venido abajo: Franco no se enriquecio; dejo en herencia 28,5 millones de pesetas de los cuales 14 correspondieron al Pazo de Meiras que fue un regalo de un empresario coruñes y un colectivo de funcionarios que quisieron, de esa forma, que el dictador veraneara alli.
        La Sexta, como siempre tan sectaria, se ha apresurado a actualizar lo que ese dinero supondria a dia de hoy: no llega a 1.800.000 euros, lo que es algo ridiculo si lo comparamos con las fortunas hechas por Rodriguez Zapatero, que compro un chale en Madrid y otro en Lanzarote; con el inmenso patrimonio acumulado por Jose Bono del que no hay explicacion alguna; con el patrimonio acumulado por Felipe Gonzalez, que incluye una finca en Venezuela que hay que recorrerla en avioneta, regalo de la familia Cisneros, despues de que el les regalara Galerias Preciados; con el patrimonio de Pablo Iglesias, que despues de solo cinco años en politica ha podido adquirir un chale valorado en 1.240.000 euros, aunque el haya dicho que su valor fue de 600.000… y si lo comparamos con las fortunas acumuladas por los dictadores de izquierdas, todavia es mas ridicula. Todos estos politicos de izquierdas, que dicen, o dijeron, pensar en el pueblo y que no llagaron a la politica para enriquecerse, sino por vocacion de servicio…y ninguno de ellos dejo una España mejor que como la encontraron, sino todo lo contrario, mientras que Franco se encontro a una España devastada por la guerra y eminentemente agricola y cuando murio en 1975, le dejo como la novena potencia industrial del mundo…con el tiempo, la justicia prevalecera y dara la verdadera dimension de este hombre contra el que mucha gente tiene prejuicios despues de cuarenta años de vertido de mentiras contra el.
        Me alegra saber que lleva usted una pulserita con la bandera de España pues eso es un motivo mas para que sienta simpatia por usted, pero de los simbolos patrios no se ha apropiado nadie, señor Aicrag, a los lideres de Unidas Podemos nadie les ha prohibido utilizar la bandera de España o el himno de España, han sido ellos quienes han renunciado a ellos y en sus mitines, en sus actos, no se ven banderas de España, sino que se ven banderas republicanas, banderas rojas, banderas anarquistas…de todo menos la de España y no olvide usted que Pablo Iglesias ese que tacho el himno de España de «pachanga», critico a los que llevan una pulserita con la bandera de España; que ha tratado de ayudar al chileno asesino Rodrigo Lanza que mato a un hombre, por la espalda, por llevar unos tirantes con la bandera de España…es la izquierda la que, voluntariamente, ha renunciado, cuando no rechazado, los simbolos patrios, señor Aicrag.

    • Facha en España ha venido a significar: «opuesto al totalitarismo». En un vídeo que vi ayer de la Diada, una mujer opinaba que en España no había nadie de izquierda de verdad, que hasta Podemos era facha; porque la verdadera izquierda eran los partidos catalanes. Hasta Convergencia, que representa a la burguesía franquista reconvertida en pujolista, es de izquierdas. Luego izquierda era apoyo al fascismo catalán. Para Podemos, todo lo que no sea comunismo es fascista; criticar al islam es fascista; poner en cuestión los 17 virreinatos étnicos es fascista. La socialdemocracia del PPSOE y Ciudadanos, siguen estas líneas a raja tabla. Luego oponerse al yihadismo, la islamización, el separatismo étnico, el socialismo, el fascismo étnico, el feminismo, es todo fascista. Si amas la libertad y el Estado de Derecho, eres fascista. Mussolini era lo opuesto al fascismo en estas definiciones.

      1
      7

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información