Literatura

Notas De Metro

Notas De Metro - Literatura

A

A veces nunca llueve sólo, son restos de una eternidad leve

son gotas de luz que en su rostro quemé, como para no olvidar,

ese quebradero qué es el alma sin adulterar,

casi siempre nieva pero no, nunca es breve.

celebrando como sus restos quebré

estipulado quedó cuando ardió así como un fin sin edulcorar

sin amor como dicen a veces y otras siempre casi nadie entiende

cuando el precipicio sorprende inerte ante el viento

cuando la lluvia nunca precede visto lo blanco

visto marfil cómo son esas locuras transitorias

evidencias sin gloria, graniza a veces y la gente ni lo siente

calcula cuánto el agua dura, rostros rajados en hielo disfruta.

caen así las sinuosas agujas, epicentro de teorías gratamente absurdas.

A veces lo sabe , cuando a la lluvia caer no le importa si la piel contrae, en lo mas interno.

B

Casi nunca envuelto en la desidia es al minuto ni pensar una simpleza llegada de lo cotidiano, entender que no ha llegado lo nunca pedido. Restregar la desgracia por tu destino entorpeciendo lo no aclarado queda un abismo un fondo desajustado. Cuando las mentiras se convirtieron en humildad, fue honestidad en hienas conversas, traviesa esta la luna y viceversa. Hambrienta de si, querer y poder ensombrecer y atreverse a convencer, claroscuro como una noche que no se deja querer. Así sin nombre , sigamos el interminable camino de las arenas, ardientes trémulas, florece sin par en primavera , como envuelta, como por el polvo disuelta. Capas de hastío y de luz apagada, no hay canción que no alarme su estadía, creencias que no alteran mi calmado énfasis, predispuesto , sin pausa. Deshecho de mil lagunas, cuando me arropo de locuras y dulces absurdos.

C

Llamarlo mar azul, viento y mirada, mar , extrañar un gris de una pantalla,con un nada que ver y un todo que revelar, es un metálico encender. Respiraderos que se hacen prever, tanta luz y nunca poder adivinar, si fue soldado o guerrera, lo que quiso obtener.

Rojo fresco , sin sangrar, recuerdo muerto. Me acaricia el sol sin dejarme andar , resbalones que sin suspiros , ellos se hacen desear. Un rastro, infame y eterno , caricia que no deja de rasgar , ligero, como un golpe en un vientre hueco , desdichado, irradiando pavor, lento y oscuro, penetrante y absurdo. Legitima el sudor frío que no deja de desenterrar lo mas recóndito de tu ser , de tu alma podrida como tu pobre tez, así a veces, ocasiones contadas, el gris , el mar palidece a contacto con tu todo, tu dulce olor a la nada, crispado como un púgil sin dama. Lagunas y gargajos , no queda gloria en unas aguas cubiertas , viento y cubierta, revelar el casi y el andar entra clavos y agujas . Sangrar sin el donde, desesperar queriendo casi matar llorando sin llorar. Esa bella lamentación, la que tributa mas que la sin razón , ella es el mar oceánico, el revés que no procura ningún bien. Roca , ígneo , granito de su corazón , por dentro es mínimo extenso , rajarlo fácil , con cerámica de arbusto. A quien encanta, a quien aturde, tan brillante y profundo mate, ser, escapar, discernir entre lo malo y malaventurado. Respeto, casi disoluto, entre bambalinas un juego fatuo. Azul así, casi divino, en desgracia caído, como romper al llanto el viento que no hace ni caso.

Vertientes que con un solo gesto te hacen rajas, profundas en el alma mas extraña, sentir, como se intercambia, azul tan bello y muerto. Azul sin peros, a veces descubierto, azul sincero.

Maestro de tales troquelas, el de gubias por dedos, tallando camino de salvajes perros.

D

De un raíl , cincuenta ríos, cada uno con su tramo vacío, cascaron que no se opone al mito, dulce al sentido, mentolado entonando cantos, irresistible y caduco. Es un largo arroyo que no tiene ni fin ni fondo, cualquier poder , entre el mar y la piel, causante de mareas que derrumban sin querer, calibre que no cuenta las víctimas, paseante que tolera el rumor de las esquinas. De perfil casi davidiano, como ángel que derrota al amo. Efemérides que destruyen lo diluviano. Esbelto como tallado con versos, es un largo y estrecho caminar, dicen que cuenta con mil lumbres, tantas son, tantas quedaran. Como una raíz que penetra en el mas allá

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.49 - 78 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Jako Fernandez

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información