Sociedad

Notre Dame

Notre Dame - Sociedad

El 15 de abril del 2019 nuestra señora francesa amaneció en llamas.

Hoy, día 24 de abril del 2019, tan solo nueve días después del desastre, todo el mundo la ha olvidado.

La catedral gótica, sede de la archidiócesis de París y una de las más emblemáticas por la historia que lleva consigo, recaudó en tan solo dos días millones de euros para su reconstrucción.

Faltaban  los «memes», burlas y demás faltas de respeto que se hicieron en su nombre, pues sin ser yo católico practicante, me parece una vergüenza que nos alegremos de tal tragedia.

Pero hay algo, en concreto, que me llamó la atención.  Algunos comentarios decían: la única iglesia que ilumina es la que arde, una frase fuera de lugar pero podemos ver el nivel cultural de quien lo escribiera. El tema más desconcertante y polémico es la desazón  y las quejas sobre aquellos que donaron tal cantidad de dinero para su reconstrucción. Entonces empiezan las críticas y el debate:

¿Hay dinero y volición suficiente para, en tan solo cuarenta y ocho horas,  reunir millones por una restauración arquitectónica y no para solventar la pobreza que nos rodea?

A nivel personal pienso que la pobreza es un negocio para las élites, al igual que la guerra. Por más que recauden y entreguen millones no sacarán a nadie de la pobreza. Momentáneamente es posible pero a largo plazo es inviable e insostenible.
Hay un viejo proverbio que dice: dale un pescado a un hombre y comerá un día; enséñale a pescar y comerá para siempre.

Soy de la idea de que cada uno puede hacer lo que quiera con su dinero, pero claro, cómo no pensar que todo el dinero invertido en un «simple edificio»  se podría utilizar en acciones, por decirlo de algún modo, más humanas.

Entonces se desata el debate en las redes.

Algunos criticando la donación, no solo por ser un lugar emblemático dentro del catolicismo sino por lo que anteriormente comentaba. Otros, en cambio, defendiendo la iniciativa.

¿Qué podemos pensar en esta situación?

El hecho está en que toda la vehemencia vista estos días atrás, todas las críticas que recibió esta donación y todos los debates originados se han esfumado en tan solo nueve días.

Y así, amigos, es como nos olvidamos de luchar por lo que nos interesa y pasamos a otra cosa, otro problema el cual mostraremos un interés fugaz durante dos días y pasaremos a otra cosa, y otra cosa…

Ahora, os invito a vosotros a abrir debate.

¿Realmente la pobreza se sustentaría  simplemente con donaciones?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ismaelmateo

4 comentarios

  • Si la gente dona plata para restaurar una Iglesia en lugar de donar a los pobres es porque valora mas un edificio historico que a vida de las personas. En este mundo se valora mas lo material. Asi que los pobres deben pensar en otras maneras de avanzar que esperar siempre la caridad y no confiar en falsos lideres y volverse lideres.

  • Hola, Interesante artículo y permíteme opinir, de la manera más respetuosa. Respeto la opinión, pero ni la comparto. Obvio, que sólo donando no se sacará a la gente de la pobreza; pero esos millones, que no es poco, deben servir, a mi juicio, en desarrollar comunidades y enseñarles a ser autosuficientes.

    • Debería ser así, en un mundo ideal, de esos de Disney. El caso es que vivimos en un mundo reinado por los negocios y la guerra, compañero, es uno de ellos; también lo és la pobreza.
      Por esa razón no les conviene donar en caridades humanas, y aunque lo hicieran a la larga volverían a la pobreza, pero hay algo que me ha gustado de lo que has dicho: desarrollar comunidades y enseñarles a ser autosuficientes. Eso si les sacará de la pobreza o, al menos, contribuirá en gran medida.
      Un saludo y gracias por comentar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.