Anuncios
Literatura

Obsesión Atormentada

Obsesión Atormentada - Literatura

 

    No todo dura para siempreAlgún día te has sentido obsesionado (a) por una persona sólo porque te trata bien, en esta historia se cuenta el ejemplo de lo que significa llegar al límite de una obsesión.

Música por las calles, personas haciendo deporte, entre ello fútbol, baloncesto o béisbol, pues lo que he hecho no tiene perdón, está por supuesto es una carta del adiós, después de estos sucesos mi vida ya ha terminado, puesto que me siento atrapado, miradas sobre mi, miradas perdidas, miradas sospechosas todo eso me seguía en esos momentos de ansiedad , esquizofrenia y paranoia.
Esa tarde, cuando éramos mejores amigos, tú y yo siempre haciendo cosas juntos, tú, la única persona que me apoyaste, todos en la casa donde vivía habían desaparecido entre las llamas, unos ya encontrados y totalmente enterrados, por foto y por milagro yo fui el único sobreviviente en esa situación, pero a pesar de que tú me brindaste la mano, la confianza y el hogar, yo creo que te he decepcionado, mis actos no han correspondido a lo bien que me ayudaste, me arrepiento de mis actos. Íbamos en la misma escuela, nos graduamos juntos, inclusive se podría decir que hasta nacimos juntos, siempre nos hemos caracterizado por ser los mejores amigos del mundo, aunque siempre me has atraído, siempre te he querido, y nunca he tenido el valor de deciros lo que siento, hasta este día que he pecado.

Nos seguíamos a donde fuese necesario, total disfrutábamos de nuestra compañía juntos, cuando conocí a tu familia yo en mi mente siempre he opinado que sí decían que tu hermana era una preciosidad, tú lo eras más, como cuándo te dejaste crecer el cabello que se te veía largo y sedoso, pero, que decepción cuando llegó el momento que habíais decidido cortar tu cabello para donar todo eso a una fundación. Todo era bastante perfecto, en verdad ¡Porque tuviste que arruinar todo!

El día antes de que el incendio se llevase a cabo en mi hogar, jugamos videojuegos, inclusive recuerdo el día que te robe un beso y dijiste qué me detuviese, ya teníais pareja ¡Ese momento me dolió bastante, porque no simplemente te dejaste llevar! ¿Porque siempre fue así? Pero a pesar de todo aún así me aceptaste, eso te lo agradezco bastante, sin tí nunca me pude haber recuperado de ese incidente, yo también estaba en peligro de muerte por intoxicación de ese incendio, y en cambio preferiste pagar el hospital que ir a ese concierto, quisiste cuidar de mí que ir a esa entrevista importante de trabajo, buen detalle haber pospuesto todos vuestros planes, y qué buena suerte cuando aceptaron en ese trabajo a pesar de tu excusa para no ir a esa entrevista por cuidarme, inclusive te habían contratado.

Todo eso te sirvió, inclusive cuando tuvimos que buscar esa casa, parecíamos pareja, pero tú nunca lo viste así, no puedo tampoco aceptar el hecho que tu madre, padre y hermana hayan tenido ese accidente de coche, tu hermana sobrevivió pero quedó con problema cerebral y en una silla de ruedas por el resto de su vida, pero a los dos años para no sufrir, haya tomado aquél ácido, provocando que sus intestinos se hayan quemado, y toda esa sangre que ella escupía por su boca, fue tan aterrador, nos quedamos atónitos, por ello tuvimos que irnos de esa casa, para olvidar recuerdos, aunque una disculpa por lo que he de decir, pero después de la muerte de tu familia, ahora sí yo soy la única persona que podré deciros que, tú eres una preciosidad al lado de tu hermana.

¿¡PORQUE JAMÁS ME ACEPTASTE!? Yo en verdad te amo, no puedo aceptar que aún me seguís rechazando, no puedo evitar cada día que te quedas en un sueño profundo, observar tu rostro e inclusive acariciar tu cuerpo tan despacio para que no despiertes, inclusive robar uno que otro beso, ¡En verdad no lo puedo evitar! ¡No puedo! ¡No puedo! ¡Una voz comienza a querer controlar mi cabeza, jamás le he hecho caso, yo te amo en lo más profundo de mi alma!

En mi laptop tengo fotos de nosotros, en lo más profundo del sueño que estéis, yo aprovecho también para tocar esas partes tan sensibles de tu ser, no es mi culpa que tu sueño sea tan ligero que no sientas ni escuches si pasase algo a tu alrededor, esas fotos están ocultas, solo a ti te dejare la clave para que sonriente veáis esos bellos momentos, gracias por apoyarme, gracias por comprender mis sentimientos, tú siempre fuiste esa persona que jamás en otras vidas conoceré, sois de esas personas únicas y especiales, pero siempre seréis mi persona especial.

Extraño esos momentos cuando llegabas de mal humor por el trabajo, y yo te consentía dando masajes, hasta te preparaba tu comida favorita y escuchábamos de tu música preferida, esa sonrisa siempre me flipaba, siempre también me ha flipado, por eso no puedo evitar, estar enamorado de ti, te daré una oportunidad de reflexionar las cosas algún día, pero en ese día no estoy seguro que yo esté en la tuya, o quizá sí, pero bastante cerca, demasiado cerca de lo que podéis imaginar.

¡Maldita la hora que conociste a esa persona, esa persona que poco a poco nos fue separando, tú siempre me viste como un mejor amigo, ¡nada más como eso, joder, que sois una persona tan ciega, aquí estoy yo, nadie más, nadie que te cuide y proteja como yo, nadie más! ¡Decís que es incorrecto eso, que me estoy confundiendo, tú queréis hacer vida con otra persona que no sea yo, que agradeces todo lo que yo he hecho por ti, pero que ya es momento de buscar mi propia familia, alguien que realmente me quiera, que yo merezco una persona especial, alguien que valore lo que hago, porque yo soy una persona que se esfuerza en el amor, inclusive en la vida cotidiana, que hago reír a cualquier persona con mis cosas chungas, ¿Porque, porque te volviste así, una persona malvada y fría conmigo? Yo siempre te trate bien, te trate como si fuésemos novios, pero esa persona a la que tenéis por pareja, algún día, algún día me conocerá, esa persona fue la que te dió ese maldito consejo que me fuese de tu vida, y tú aceptaste tal hecho. ¡Ahora por ese detalle duermo en la calle como un vagabundo, no tengo a donde ir, con quién ir, y eso ya lo sabíais, yo ni siquiera he de dar miedo como tú lo decíais siempre, yo soy inocente, jamás te haría daño, siempre te he querido para mí, nadamás para mí eh, no creáis que compartiría ese amor que te tengo con nadie, solo contigo, solo tú y yo nada más, joder que suerte al encontrar a una persona como tú, pero esa persona pagará con el castigo divino lo que ha hecho.

¡Lo siento, aquí lo siento, ese día la puerta estaba abierta no lo pude evitar, tu cuarto estaba solo, no había nadie, más que la maja de servidumbre cocinando, se le olvidó cerrar los cajones de tu cuarto, tuve que oler vuestra ropa interior donde te cubres esa parte sensible, tu olor me fascina, también tuve que ir por mi ropa y llevarme ropa interior tuya, en verdad quería por lo menos conservar un recuerdo de ti, ¡TE EXTRAÑABA TANTO!

Mi paciencia ya estaba por los suelos, yo cubriendo mi cuerpo en el frío invierno con periódico en aquel callejón donde una vez hasta abusaron de mí por conservar mi lugar, así me dejaron tranquilo durmiendo en ese espacio. Así que ese día decidí ir a donde vivía contigo, la puerta estaba abierta, no sé porque desde que me fuí teníais la costumbre de dejar la puerta abierta, ¿a caso era una señal para que yo pudiese entrar a donde también fue mi casa? Me moleste mucho, ¡Una prueba de embarazo positiva encontré, me dió mucho coraje, tenía que reclamar, yo quería tener algún día críos contigo, inclusive si nunca se hubiese podido, se hubiese adoptado uno y ya!

En verdad estaba que sacaba fuego por doquier, tenía que reclamar ese detalle, no podría creer eso, mirad que gracias a Dios que escuché en tu cuarto ruidos, esos ruidos extraños de los cuales cualquier ser humano se excitaria al escuchar, en verdad me sentí nervioso, camine por el pasillo bastante despacio, que bueno que la de servidumbre aún no era su hora de llegar a trabajar a nuestra casa, tenía que aprovechar. ¡No puede ser, tú teniendo relaciones sexuales, tú engañando a mi ser, creí que a pesar de que me habíais echado de nuestro hogar mantenias una fidelidad hacia mi, ahora entiendo el porqué la casa estaba con el anuncio de “Se vende este hogar”, en verdad queríais alejarte de mí pero no lo podría permitir.

Esa voz en mi cabeza me insistía demasiado, lo lamento tanto, no podía razonar, ni siquiera controlar mis impulsos, me has engañado, me traicionaste en mi propio rostro, eso fue algo descarado. Lo primero que hice fue tomar ese serrucho que estaba en la caja de herramientas, y ese líquido que adormece a cualquier persona que lo inhale.

Lo siento tanto, tuve que matar a tu pareja, yo siendo un hombre decente tenía esta vez que hacer justicia con mis propias manos, tome primero que nada la pistola, lo lamento si tuve que herir primero tu pierna y tú brazo, luego te defendías y no quería haceros ningún daño. Lo primero que hice fue dar un porrazo fuerte a esa persona para que se desmayara, tomarle del cabello y en posición de boca abajo, pasar el serrucho poco a poco por su garganta hasta que por fin, tenía su cabeza en mis manos, aunque fue una exageración, no puedo creer que su cuerpo le hiciera mucho de drama, la cantidad de sangre que brotaba no era necesaria, eso para mí fue exageración, no le hice mucho, solo tome su cabeza ¡Lo normal!

Tenía que dormir tu cuerpo, no podía soportar tu sufrimiento, yo jamás te quiero hacer sufrir, jamás he querido eso por nada del mundo.
¡Pero entiende una cosa! ¡YO TE AMO!¡

TE AMO SOLO A TI, Y ELLA NO TE MERECÍA, PARA NADA TE MERECÍA!

 

En ti eso no puedo creer, eras un adolescente, pero a pesar de ello, ya eras un hombre que podía razonar, y nunca reaccionaste quien en verdad te quería, preferiste a esa maldita posesiva que a mí, una persona capaz de luchar por tu amor que por mí mismo, ¡Y lo demostré! Maldición tuve que hacer justicia con mis propias manos.

Por cierto yo nunca te viole, eso no fue violación, cuando dormías se te notaba en ese lindo rostro una sonrisa, lo estabais disfrutando, eso fue hacer el amor, por fin hicimos el amor, por fin me sentía aceptado, lástima que no podemos tener hijos nunca, tendríamos que adoptar, pero ni modo, lo aceptaré con tal de estar siempre contigo.
Si preguntas el porqué estáis encadenado en el sótano, lo lamento tenía miedo a que volviese tu alma en sí y me hiciera daño, yo no sería capaz de hacerte daño, jamás. No podía dejar testigos, a la de servidumbre le tuve que dejar caer si o sí una palanca metálica en la cabeza, sí, al instante esa palanca le partió la nuca en dos, pero aceptemos algo ¡Si que estaba bastante mal de su físico, nadie se la follaba, así que así se veía mejor, aunque bueno jamás le han de ver hecho caso ni le harán.

Gracias en verdad por darme tu mano, ese tanque de gas jamás hubiese explotado por sí solo, ni con esos cerillos que la voz en mi cabeza me pidió que cogiera para fumar un cigarrillo, a pesar de todo el gas que estaba escapando, por poco y moría, gracias a eso hicisteis un sacrificio en interrumpir cosas importantes para tu vida, tampoco yo fui quién arruinó esos frenos del coche a tu familia para quedarme solo contigo, ni siquiera yo le dije a tu hermana de coña que yo había provocado ese accidente, ni le di ese ácido para que dejara de sufrir, solo estaba bromeando, no sabía que se iba a tomar todo eso tan enserio, si yo no fui el culpable de nada.

¡PERO TODO LO HICE POR AMOR!

Por cierto, el día que decidáis perdonar todo lo que hice y dejar de pensar que yo tuve la culpa, búscame, te he insertado una manguera en una parte del estómago para que se haga fácil comer y tomar agua, también otra para que hagas necesidades, así mismo vivirás quizá unos ocho años pero si no te esfuerzas quizá menos, lamento si te he cocido la boca con cera, hilos y pegamento, no quiero que me metas en problemas con nadie, yo soy inocente, esa voz es la culpable de todo lo que sucedió, también lamento que esas partes bastante sensibles las haya cortado para guardarles en un frasco y cuidar de ellas, lo siento, soy desconfiado, y temía que otra persona te provocara placer que no sea yo, inclusive se notó que si sentís placer conmigo, en el momento que ya habíais despertado, pero bueno, es mejor prevenir que volver a caer en tentación.

Así que, bueno, te he escrito esta carta porque a pesar del amor tan grande que te tengo, comprendí que jamás me aceptarías, así qué me he ido bastante lejos, te he causado tanto dolor y eso jamás me he de perdonar, así que si a tiempo no me buscas con las pistas que te dejaré me quitaré la vida ¿Qué sería mejor lanzarme desde aquel puente gigante, o perderme en el océano? No lo sé pero si te decides, espero algún día lo hagas, siempre y cuando los que estén interesados por la casa, puedan encontrar al dueño, ya si no se logra ese objetivo, dentro de diez años nos vemos en el más allá, un lugar donde no habrá nadie que nos moleste más, ni esa voz que me sigue a todos lados para intentar hacer el mal, solo tú y yo estaremos juntos, por el resto de nuestras vidas.
¡YA QUE TE AMO, Y SIEMPRE TE AMARÉ!

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.15 - 13 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

DAScratch

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información