Salud

   Orgasmos de la mujer

   Orgasmos de la mujer - Salud

 

La mujer puede disfrutar de diferentes tipos de orgasmos según la zona que se estimule. Vamos a conocer algunos de ellos.
El orgasmo en el clítoris

Esta es la parte sexual más conocida en la mujer y, por ende, el punto donde se puede alcanzar más fácilmente un orgasmo. Su fácil acceso permite que pueda ser acariciado y estimulado sin muchas dificultades.

El orgasmo vaginal

A diferencia del anterior, este es uno de los tipos de orgasmos más difíciles de alcanzar, puesto que, la mera penetración no estimula lo suficiente el famoso punto G.

 

Para conseguir este orgasmo es preciso empeño y mucha estimulación. A pesar de su complejidad, te recomendamos no dejarlo de lado ya que puede ser extremadamente satisfactorio.

 

Para lograrlo, una buena comunicación es importante. Ya que existen diferentes posiciones que pueden lograr estimular esa parte: de pie, de rodillas, sentados, desde atrás, de lado… hasta que encuentren la posición perfecta donde se sienta el mayor placer posible.

En algunos casos, las mujeres llegan a este tipo de orgasmo cuando están sobre su pareja puesto que pueden controlar el movimiento, aunque también pueden lograrlo estando debajo, si la pareja consigue alcanzar el cuello del útero.

El orgasmo mixto

Es uno de los orgasmos femeninos más intensos. Ocurre cuando se logra combinar el placer vaginal con el del clítoris por lo que también es conocido como un orgasmo ‘total’. La satisfacción proviene del hecho de que la mujer se siente ‘estremecida’ por completo.

 

Son muchas las mujeres que no saben que, además del nombrado punto G, el clítoris tiene ramificaciones alrededor de la vulva y dentro de la vagina, por lo que se pueden estimular ambos al mismo tiempo. Este puede ser conseguido cuando se estimulan las dos zonas simultáneamente.

El orgasmo tabú viene a ser el orgasmo anal. El ano posee, como el clítoris, terminaciones nerviosas muy sensibles que llevan al placer con un mínimo esfuerzo, delicadeza y, sobre todo, buena comunicación con la pareja.

 

El estímulo puede ser con los dedos, la boca y, obviamente, el pene. Para facilitar la penetración en esta área, puedes hacer uso de un poco de lubricante y algunos juguetes eróticos para ayudar a dilatar la zona. Por supuesto, la higiene es algo fundamental.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Juan Carlos LG

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.