Literatura

Oscuridad En el bosque



Oscuridad En el bosque - Literatura

la oscuridad en el bosque – Historia de terror

Todo estaba tan oscuro, la lluvia no tenía la intención de parar la oscura noche dejaba ver la melancolía y la tristeza de aquellos arboles. Sonó un sollozo proveniente de uno de aquellos arboles de cerca, dejándome ver un cuerpo. Quede petrificado tenia los intestinos salidos, sus ojos estaban metidos en su boca con sus cuencas vacías, sus brazos estaban sin piel dejando el puro muslo señalando a un lugar. Después de unos segundos de quedarme inquieto ante la situación que acabe de presenciar en aquellos instantes. No dude en correr hacia el lado que señalaba, sudaba y mis pensamientos cada vez se iban haciendo más oscuros ante esta situación. No podía creer lo que presenciaba en aquellos instantes. Me pare un instante en medio del bosque, tratando de aclarar mis ideas pero esto era imposible. Mi vida estaba en peligro, en unos pocos minutos e escucharon unos arbustos cerca de donde yo estaba. Vi que unos ojos me observaban fijamente en aquellos arbustos. Con un poco de valor me acerque aquellos arbustos. Donde estaban encontrándome con un familiar, un primo llamado Juan, este tenía una sonrisa de lado a lado, era impresionante, trate de conversar con el de lo que había hecho y convencerlo que desista, pero fue inútil sin aviso me dio una cuchillada en mi panza, dejándome indefenso cayendo en el tieso piso. Me vio a los ojos unos segundos y dio la espalda limitándose a decir unas palabras. “Nos veremos Pronto… Primo…” Desapareciendo en la neblina y la obscura noche. Mi vista se iba oscureciendo, mi corazón latía muy rápido, hasta quede inconsciente piso desangrándome… Después de unas horas inconscientes desperté en un laboratorio. Estaba tirado en el piso de este había muchas partes de humanos en este, trate de dar un grito pero este fue inútil, ya que tenia la boca cocida vi que había un espejo enfrente de mí, me acerque a él temeroso. Dejándome ver una figura deformada de mí. Mi boca estaba cocida, no tenia ojos, solo eran cuencas vacías llenas de dolor. Vi que mi cuerpo estaba abierto de lado a lado y no tenia órganos, en vez de este, mis costillas estaban clavadas en la piel. Y mis piernas eran pequeñas, parecían de un niño pequeño. Estaba desconsolado “¡Que me Hicieron!” Pregunte al aire. No sabía qué hacer con este nuevo cuerpo y no sabía cómo había sobrevivido. No me importaba solo quería que esto fuera una pesadilla en la que despertara. Abrazar a su madre como niño pequeño cuando tiene un mal sueño. Pero esto se sentía tan real. Trate de buscar ayuda pero solo se asustaban de mí, me querían agredir y me insultaban, cada año perdía la cordura. Hasta que un día decidí matar a una persona, me sentí tan bien… Por fin había perdido mi mente y nadie me podría detener. Nunca más vi a mi primo. Dije para mi mismo alardeando “Mas presa para mi” pero en el fondo quiero que me ayuden. ¿Te animas?

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Edson Alexis Morales Coronel

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información