Literatura

OSCURO CABALLERO



OSCURO CABALLERO - Literatura

OSCURO CABALLERO
Lejano te avisto oscuro caminante.
Sobre piélagos gimientes avanzas,
sereno e imponente.

Quién eres moreno y vital ser,
Quién, que ante tu presencia mi alma se estremece
y de ella los salmos se alzan como aves liberadas.

¿Eres acaso ese suave bálsamo para seres dolientes?
¿Ese dios de mirada triste?
¿Aquel que anunció llanto y  rechinar de dientes a los que ríen?

Sobre un mar de cánticos gimientes  caminas,
sobre un mar crispado que baña tu cuerpo con flores encarnadas.
…yo soy el Pedro que se hunde en tus aguas.

Quién eres, señor de ébano,
que los resuellos telúricos a tu señal se apaciguan.

…eres el verbo hecho hombre.
Tú eres el que es.
Haz asumido el dolor ajeno,
… ahora yaces, en el madero, estoico, sereno, herido de muerte.

¡Oh la carne desgarrada y sangrante!
¡Oh los labios secos y sedientos!
¡Oh el vino ausente!
…¡oh el amargo llanto que el gallo presagió!

…los dados, cual bufones, retozan sobre tus atavíos.
…el azar, el artero azar, obró su juego malo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

César Vargas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.