Anuncios
Sociedad

Otro ritmo cubano

Otro ritmo cubano - Sociedad

El cha-cha-chá fue creado por el cubano Enrique Jorrín; flautista, compositor y director de orquesta.

Lo obtuvo después de un proceso evolutivo y de experimentación realizado por él,  fundamentalmente con otro ritmo cubano: el danzón.

En su juventud, Jorrín componía danzones,  respetando los cánones musicales de este género, pero poco a poco, fue realizando cambios, que lo acercaron a su cha-cha-chá.

En 1948, con la Orquesta América, dio a conocer “La engañadora”, canción resultante de sus experimentos musicales.

El estilo gustó a los bailadores y con ayuda de estos surgió su nombre, ya que marcaban tres tiempos seguidos al bailar: cha-cha-chá.

Se extendió muy rápido por todo el continente; fundamentalmente en México, debido a que es un baile festivo e intermedio, ni muy rápido ni muy lento. Cualquier persona es capaz de bailar y disfrutar mientras lo escucha.

Se marcan, de manera continua, dos movimientos lentos y tres rápidos (con una pausa intermedia). Y su característica principal es el movimiento de caderas, como en la mayoría de los bailes que se disfrutan en la zona del Caribe.

Los instrumentos fundamentales del ritmo son: el piano, el bajo, la flauta, elementos de percusión y una sección de cuerdas.

Los grupos más importantes que se iniciaron en la interpretación del cha-cha-chá, fueron las orquestas: Aragón, América, Los cariñosos y la de su creador, Enrique Jorrín.

Y las principales canciones: “El Bodeguero”, “La engañadora”, “Los Marcianos”, “Rico Vacilón”, “Me lo dijo Adela”, “Corazón de melón”, “Cuéntame” y  “Que vengan los bomberos”.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Omarmg

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.