Historia

OVNIS EN LA ANTIGÜEDAD



OVNIS EN LA ANTIGÜEDAD - Historia

Una de las teorías que desacreditan el fenómeno OVNI sostiene que fue un invento de los Estados Unidos para desconcertar a la Unión Soviética. Sin embargo, este fenómeno no es exclusivo del siglo XX, ni por asomo. Sin embargo, cuando se examinan textos antiguos, se tiene la impresión de que la Tierra estuvo sometida desde hace mucho tiempo a la visita de lo que quizás fueron OVNI. Es cierto que desde la antigüedad los humanos hemos mirado al cielo en busca de signos milagrosos. Y ya sabemos que quien busca, más tarde o más temprano encuentra por poco que tenga claros los objetivos.  Pero a veces resulta difícil establecer la diferencia entre los no pocos fenómenos celestes y algo más difícil de explicar, no en vano hay descripciones de ciertas apariciones celestes sorprendentemente minuciosas. Quizás un párrafo de los anales del faraón Tutmosis III, que vivió hacia el año -1500, podría considerarse el primer testimonio acerca de un OVNI visto en la antigüedad:

 

«En el año 22, tercer mes de invierno, a la sexta hora del día, los escribas de la Casa de la Vida notaron que un círculo de fuego se estaba acercando desde el cielo. Su cuerpo tenía cinco metros de ancho y cinco metros de largo. Se posaron sobre sus vientres. Luego fueron a dar cuenta al faraón. Su Majestad estaba meditando sobre lo que estaba ocurriendo. Estas cosas se hicieron más numerosas que antes en el cielo, brillaban más que el sol radiante y se extendían hasta los cuatro pilares del cielo. Su Majestad estaba en el centro de su ejército, desspués de la cena estos círculos de fuego ascendieron a lo alto en el cielo, hacia el Sur. El faraón hizo que se quemara incienso para restablecer la paz en la tierra, y ordenó que lo ocurrido fuese escrito en los anales de la Casa de la Vida para que fuese recordado para siempre».

 

El «Gilgamesh», narración épica de la antigua Babilonia, describe al héroe Etana cuando los dioses le transportaron más allá de la tierra, hasta que estuvo tan lejos que «el mar lee parecía un estanque de agua». Esto es más o menos lo que hubiera visto si hubiese contemplado Oriente Medio desde una trayectoria orbital.

 

Y qué decir de la visión que tuvo Ezequiel en el siglo -VII: «El torbellino del Norte, un fuego que se envolvía a sí mismo, de cuyo centro surgieron cuatro criaturas vivientes». Ezequiel habló también de «ruedas dentro de las ruedas», de colores cambiantes según la velocidad e incluso del traje del ocupante. Moisés tampoco fue ajeno a una experiencia similar: «Y entró Moisés en medio de la nube, y subió al monte; y estuvo Moisés en el monte cuarenta días y cuarenta noches» (Éxodo 24, 18). Las citas susceptibles de reflejar un contacto extraterrestre en la Biblia son ingentes: esa estrella que guía a los magos de Oriente, estrella que aparece, desaparece, reaparece y acaba quedándose quieta en el lugar donde está el Niño… Los anuncios y apariciones de los «ángeles» en torno al nacimiento de Jesús…

 

Alejandro el Grande comparó un posible OVNI que en el -32o interrumpió la marcha del ejército griego por el río Jaxartes hacia la India, como «grandes y brillantes escudos plateados». Aristóteles (-384/-322) habló de discos celestiales. Los romanos, dde escudos o dardos feroces. Plinio (siglo -I) escribió: «Durante el consulado de Lucius Valerius y Gaius Valerius, un escudo ardiente que despedía chispas recorrió el cielo de Este a Oeste». Incluso Cristóbal Colón describió en su diario de a bordo la visión de «un ramo de flores» cayendo del cielo hacia el mar a unas pocas leguas de distancia o de una «lucecilla que se encendía y se apagaba» a lo lejos, cuando su armada estaba todavía a unos 50-60 km. de tierra, la víspera del descubrimiento. Ni siquiera un faro actual ilumina tal lejos. ¿La vio en su imaginación para quedarse con la recompensa que ofrecían los Reyes a quien primero viera tierra, consciente que no sería el primero en verla desde la lenta Santa María?

 

Más adelante, cuando se inventaron los globos, los OVNI fueron descritos como «brillantes globos rojizos» e incluso «moldes de pasteles», y finalmente, a raíz del incidente de Roswell, como «platillos volantes».

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

materia_oscura

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.