Política

Pablo de Nazaret, Pedro el Inquisidor, y el Oráculo del pueblo.



Pablo de Nazaret, Pedro el Inquisidor, y el Oráculo del pueblo. - Política

Pablo de Nazaret, Pedro el Inquisidor, y el Oráculo del pueblo.

En los últimos años parece ser que una parte importante de la democracia es evitar que el pueblo opine sobre los aspectos importantes de su vida, y sobre las grandes decisiones. Como si la república de las élites, al estilo Platón, tuviera que ahondar la separación entre la clase política y sus representados. Como si quisiéramos olvidar que la democracia representativa, de la que se jactan cuando toca, incluyera la no representación de la opinión popular, el desprecio al pueblo, ignorante, aborregado, que no sabe lo que es bueno o no para él mismo.

Y así seguimos.

Es difícil digerir cómo los medios afines al PSOE intentan vender que las consultas a las bases no se deben hacer, según qué decisiones o qué momentos. Que consultar a las bases sobre un pacto integral de gobierno es un error, porque las bases son tontas y no saben lo que realmente interesa.

Y es Pedro, quien, precisamente, se jactó en su día de ser el líder de su partido porque sus bases así lo decidieron. Porque, contra la élite de su organización, los dinosarios y los barones, quien realmente debe decidir, por democracia, son las bases.

Las suyas, sí, las de los demás, no.

Así es el PSOE, un cubo de contradicciones que critica cuando otro partido intenta ser coherente con sus principios.

Y ahora dice que considera rotas las negociaciones están rotas por la consulta. La pregunta es ¿Qué negociaciones? Cuando un considera que debe gobernar en solitario, a toda costa, guste o no guste a los demás, pero como no tiene suficiente para hacerlo, que los demás, guste o no guste, le apoyen. Pedro el inquisidor.

Y utilizan sus redes de influencia para hacer asomar las cabezas que siempre hicieron cuña en su adversario de negociaciones, y los medios hablan de Errejón el niño pataletas, y de Teresa, la trepa sin ideología. Y de Carmena. En medio de todo esto, hasta Carmena habla contra Pablo. Hunde a tu adversario, debilítale, y la negociación será fácil.

Todo arsenal es poco para apuntalar la crucifixión de Pablo de Nazaret. Bien clavado en su cruz, que no se escape.

Es lo que tiene estar en una posición dominante en una negociación. Dominante porque tienes todos los medios a tu disposición para atacar, mentir, difamar a tu adversario de negociación.

Lo dijo Ada Colau, la más grande política de este país ¿Qué diría el PSC si ella le hubiera dado el mismo trato a Collboni que Pedro a Pablo?

El PSOE no quiere para los demás lo que quiere para sí. Y ya estará pensando en cómo ganarse la abstención de Ciudadanos.

Lo que sí es una línea roja es que nadie debe cuestionar la validez de las consultas al pueblo, a las bases, a los afiliados, y a cualquier ciudadano. La democracia no es nada sin el pueblo, no es democracia. Sea una decisión buena o mala, el pueblo es soberano, es quien decide su destino, y eso, nadie puede quitárselo. Nadie, por sabio que sea, puede quitar la decisión del pueblo sobre su futuro. Que nadie cuestione si una consulta al pueblo es sano o necesario, siempre lo es. El Oráculo del pueblo es el único quien puede decidir su futuro. Y termino con una cita de Invictus, de Wiliam Ernest Henley que reconocemos a Nelson Mandela su gran difusión, para reforzar que el pueblo es el amo de su destino, y ningún político:

«No importa cuán estrecho sea el portal, cuan cargada de castigos la sentencia, soy el amo de mi destino: soy el capitán de mi alma.”

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.87 - 23 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

wowsislack

2 comentarios

  • Este es el PSOE de siempre, el que miente, manipula y mete miedo con unas nuevas elecciones. No le importa nada el hecho de que no haya Gobierno, que no haya políticas sociales ya activas, que vayamos a elecciones si con eso consigue reducir a Podemos. El PSOE no deja de mirarse el ombligo. Sólo espero que esto le pase factura, porque los españoles no somos tontos.
    Buen artículo, amigo wowsislack.

  • Lo primero que deberían asumir el resto de partidos es que la misma Constitución garantiza los derechos de participación ciudadana en la toma de decisiones y gestión de lo público. ¿Pero por qué esto no gusta? Tal vez porque la participación ciudadana asegura la lucha contra la corrupción y promueve el buen gobierno. Debería ser un requisito prioritario en toda democracia participativa real la promoción de las Asambleas Ciudadanas, porque son espacios de debate y decisión, y lo más importante, tienen la capacidad de monitorear la realidad social y los planes de desarrollo.
    El problema radica en que en el Estado español, las asambleas ciudadanas son aún experiencias escasas, enfocadas a funcionar solamente desde la aparición de Podemos, y esto corroe y atemoriza al resto de fuerzas, demasiado estrictas y rígidas como para aceptar tal hecho necesario. Entonces lo que queda es desacreditar este tipo de acontecimientos y por supuesto, a quien lo lleva a cabo.
    A mi entender, wowsislack, a pesar de estar inmersos en el siglo XXI algunos partidos siguen siendo de cuadros, es una disfuncionalidad que poseen buena parte de los partidos políticos hoy en España, sólo son un grupo de notables, de individuos relativamente bien posicionados socialmente, y su único interés es conseguir el éxito electoral individual, el pueblo les importa bien poco.
    Y lo que pasa es que un partido que se supone de masas, como el PSOE, sin embargo, no lo es. Y les horroriza que haya aparecido Podemos, donde los afiliados, simpatizantes y votantes son los verdaderos dueños del partido, tanto por su voto para el funcionamiento interno y objetivos, como por su periódica y continuada contribución dineraria para el co-sostenimiento. Por eso esta herramienta al servicio pleno y solidario de la ciudadanía y sus necesidades no es bien acogida por esta casta parasitaria. El PSOE sabe que un verdadero partido de masas no sólo necesita de un abultado número de afiliados, sino sobretodo de la participación esencial de esas bases en las decisiones más importantes.
    Excelente artículo, un conjunto de ideas donde utiliza inteligentemente la figura retórica del símil como recurso de comparación para exponer con preocupación la realidad política actual que nos afecta a todos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.