Salud

¡Pandemia! Una peligrosa y poco conocida enfermedad se expande por todo el mundo

¡Pandemia! Una peligrosa y poco conocida enfermedad se expande por todo el mundo - Salud

 

Una peligrosa y contagiosa enfermedad que pocos conocen.

 

“— ¿Como esta Adolf?– Pregunto mi madre.

 Bien y con muchas actividades que realizar

 ¿Matando judíos?– Dijo mi hermana Ilse

 ¡Comportate Ilse! –La regaño mi padre- El führer es un hombre respetable.

¡Oh, padre! No puedo creer que te hayan lavado el cerebro. Antes detestabas a Adolf ¿Qué te paso?”

Hanna de Hazza. En la mente de Hitler. Novela Histórica relatada desde el punto de vista de Eva Braun desde 1941 a 1945. Basada en hechos reales

 

¿Cuál es el propósito del ser humano?

Esa es una pregunta que ha interesado siempre a nuestra especie, pero esta no ha dado con una respuesta concreta y universal. Algunos prefieren dejar el asunto como un misterio o una cuestión del destino y decir que Dios tiene un propósito distinto para cada uno.

De lo que podemos estar seguros es de que ese sentimiento de un propósito o una razón para nuestra existencia en este planeta nos agrada a todos, nos hace sentir mas vivos. Sí, al saber que formamos parte de algo mas grande que nosotros nuestras emociones brotan.

Muchos líderes han obtenido resultados positivos al usar esta premisa para motivar a sus seguidores a luchar juntos por un gran objetivo. ¿Pero, es esta idea de luchar en conjunto para alcanzar un propósito común solo otro ardid usado por los expertos de la inteligencia emocional y la autoayuda para motivarnos a esforzarnos mas de la cuenta?

No, esta aparentemente inofensiva idea puede evolucionar hasta convertirse en algo realmente perverso, algo que a modo metafórico llamo La enfermedad del colectivo (EDC), a la que casi todo ser humano es susceptible y ¿Qué mejor forma de cumplir con mi deber como ciudadano pensante que advirtiendo  a mis lectores sobre este peligro?

La enfermedad no es nada nueva, de hecho, muchos líderes políticos la  han usado en sus regímenes totalitarios durante casi toda nuestra historia para dañar irreparablemente cerebros humanos. Quienes emplean estas técnicas malignas pueden llegar a controlar totalmente las facultades perceptivas y la racionalidad humana para propósitos inicuos.

 

En efecto, así como la mejor forma de prevenir una enfermedad es advirtiendo y educando a la sociedad sobre como actúa el agente infeccioso, me dispongo en las próximas líneas a explicar el modo de contagio de estas peligrosas ideas, y los síntomas, para además de advertir ayudar de alguna forma a quienes han tenido la poca fortuna de ser contagiados.

 

Modo de contagio.

 

El portador del virus suele ser  un líder carismático, de esos que tienen muy buena oratoria y un toque autoritario. El agente infeccioso se introduce en el organismo principalmente por el oído y se aloja en el corazón. Para que el virus se fortalezca y derrote al sistema inmunológico (el raciocinio) de los individuos se debe mantener al grupo de oyentes bajo una  serie de condiciones enumeradas a continuación.

  1. El grupo debe estar convencido de que el líder es bueno y deben obedecer.

 

  1. Debe unirse al grupo bajo un mismo nombre, color y vocabulario.

 

  1. El líder debe señalar un propósito colectivo, algo  mucho más grande que el grupo y que sus intereses personales. Debe también enseñarles que lo más importante siempre es el líder y el propósito colectivo, las necesidades individuales pueden pasarse por alto a causa del beneficio del grupo.

 

  1. El líder debe señalar un enemigo externo, real o no, y echarle la culpa de los fracasos, pasados, presentes y futuros del grupo.

 

  1. Cualquiera que cuestione al líder o los mandamientos del grupo debe ser acusado de traidor y saboteador, y debe ser expulsado.

 

Al esparcir el virus y hacer que los infectados convivan bajo estas 5 condiciones se puede dañar casi cualquier cerebro humano

 

Al poco tiempo los miembros del grupo empezarán a presentar síntomas de la enfermedad del colectivo.

 

Los síntomas mas comunes son:

 

  1. Pérdida del discernimiento y raciocinio. La verdad se vuelve lo que el líder y el grupo diga, y nada que se haga por el bien del grupo es malo. En otras palabras: prohibido cuestionar.

 

  1. Rechazo y vilipendio hacia cualquiera que no sea parte del grupo o manifieste ideas ajenas a las del grupo y su líder.

 

  1. Fanatismo extremo por el líder. El líder no solo es alguien a quien respetar, sino que ahora se vuelve un ídolo, una figura de poder sobrehumano a quien se le rinde adoración.

 

La enfermedad tiene tres fases reconocidas, y solo es curable en sus fases I y II.

 

Fases de la enfermedad.

 

Fase I: Los síntomas de la enfermedad acaban de aparecer. En este punto la enfermedad es curable, aislando al enfermo del grupo y educándolo, contra las ideas que se le han enseñado.

 

Fase II: El individuo lleva pocos años expuesto al grupo y las enseñanzas del líder. Se requiere aislamiento inmediato, se deben revelar muchas pruebas al sujeto de que ha sido manipulado, y hacer que note los cambios de conducta y pensamiento que ha ocasionado la enfermedad en él, esto para recuperar lo más rápido posible su facultad se raciocinio.

 

Fase III: El individuo lleva muchos años padeciendo la enfermedad y su organismo era muy susceptible al contagio y desarrollo del agente infeccioso. La enfermedad ya ha hecho metástasis en todo el cerebro y este se ha vuelto irreparable. El sujeto ha perdido completamente la facultad de raciocinio, es incapaz de cuestionar y percibir hasta las verdades más obvias y directas. Ahora es solo un robot, un títere dispuesto a seguir cualquier orden de su líder sin importar las consecuencias. Haría cualquier cosa, por muy descabellada que parezca, incluso matar, todo para mantener viva su fantasía del líder mesiánico y el propósito del grupo.

 

Población con alto riesgo de contagio.

Personas altamente ignorantes, resentidas, marginadas, rechazadas por la sociedad y sin metas claras en la vida, esas que solo viven por vivir, que parecen no saber donde están ni a donde se dirigen.

 

No cabe duda de que la enfermedad del colectivo es sumamente peligrosa para la sociedad, ya que las personas en Fase III son capaces de cualquier cosa, pues han perdido su humanidad.

Ayúdame a advertir sobre este peligro, pero primero asegúrate de que no estás padeciendo esta enfermedad y si conoces a alguien que esté presentando síntomas y no haya llegado a la Fase III, trata de salvarlo antes de que sea tarde.

 

“—iAhí viene el Führer!

En silencioso saludo extendemos la mano derecha con el brazo levantado. Allí está, avanza lentamente por el largo pasillo del centro que conduce al estrado; va acompañado del Mariscal de Campo Keitel y del Gran Almirante Raeder. Durante varios minutos reina el silencio más absoluto en la vastísima sala. Es un momento solemne. Hitler comienza a hablar. No creo que el mundo haya conocido nunca orador más brillante que este hombre; su personalidad magnética es irresistible, siente uno las emanaciones de su tremenda fuerza de voluntad y su energía arrolladora. Somos tres mil jóvenes idealistas que escuchamos las palabras hechizantes y las aceptamos con todo el corazón. Nunca antes hemos experimentado un sentimiento tan profundo de patriótica devoción hacia nuestra madre tierra: Alemania. Aquí, y en estos momentos, todos y cada uno juramos ofrendar nuestra vida en solemne dedicación durante los combates que nos esperan.”

-Heinz Knoke. Piloto de la fuerza aérea alemana durante el régimen Nazi. Diciembre 18 de 1940.

 

“Aspas cuenta como los nazis intentaron “formar una familia ideológica que estuviera por encima de la familia biológica”. Y lo consiguieron. Tal como hemos visto en decenas de películas, los niños llegaban a denunciar a sus padres, o los vecinos. Aspas asegura que todo esto ocurrió de verdad, y “hubo muchos casos”, ya que la lealtad al régimen y la delación de los traidores formaba parte del juramento de ingreso en las Juventudes Hitlerianas.”

Los niños del Führer. Disponible en [ http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012-10-05/los-ninos-del-fuhrer-atu-no-piensas-como-yo-pero-tus-hijos-me-pertenecena_502139/

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.96 - 24 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Magdiel Millan

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información