Salud

Para Mi Felicidad, Aprendí….

Para Mi Felicidad, Aprendí…. - Salud

A QUERERME MÁS

Que si uno no se ama nadie lo hará, que solo hay una vida y hacer el trabajo de amarse a uno mismo vale mucho la pena, porque la felicidad jamás viene de lo externo, que al final es uno quien crea su vida y se puede dar bienestar, lo demás son extras que se pueden disfrutar si uno se quiere a sí mismo y se acepta con todos sus defectos, que la columna principal, la base de todo bienestar siempre estará en lo más profundo de uno mismo y nadie puede hacer el trabajo por ti.

A DEJAR IR Y NO AFERRARME A NADA

A no perder el tiempo lamentándome por lo que no tengo y me gustaría tener, que si algo no ha podido ser, es porque así lo ha querido la vida o no era para mí, a aceptarlo y no quemar muchas energías en eso. En vez de estar centrados en lo que falta, es mucho más beneficioso gastar esas energías en cosas que a uno lo impulsen y generen mejoras en su vida. A mirar alrededor en el presente y agradecer todo lo que hay en él, porque uno no tiene el dominio sobre la vida, más bien es al revés, solo nos queda centrarnos en lo positivo y disfrutarla, dejarse llevar, fluir con lo que hay en este instante presente.

A CONFIAR EN LA VIDA

A dejar el control, sin tratar de que todo sea a mi manera. En la vida siempre habrá blanco, negro y gris, nunca puede estar todo perfecto y así es su naturaleza, hay que aceptar lo menos bueno y disfrutar de lo mejor, porque al final la vida no es esperar a que pasen las tormentas sino que hay que aprovecharla bailando bajo la lluvia, que solo existe este momento presente y hay que valorarlo con todo lo que hay en él sabiendo que todo es un regalo.

A NO SER EXCLAVO DE LOS DEMÁS

A no vivir bajo las expectativas de los demás como una hoja que se mueve al son del viento, porque al final la felicidad no la dan los demás, agradarles no es nuestra misión, porque al final seamos como seamos siempre habrá gente a la que les gustemos y otra a la que no. Vivir desde la autenticidad es lo que da el bienestar, los demás no van a estar ahí en tu espacio personal ni te conocen de verdad, por ello darles tanto valor no es coherente.

Mi felicidad brotó al encontrarme a mí misma, el encontrar mi centro, mi verdad, al permitirme ser quien soy aunque no sea lo más habitual y valorado de la sociedad, que las minorías también pueden ser bonitas y hay mucha gente encantadora que las valora. Que más vale ser una diferente feliz que una común infeliz, que las fachadas no son más que exclavitudes para buscar aprobación, cuando al final la única aprobación que nos hará brotar de bienestar es la propia y una vez consigues amarte tal y como eres y mostrarlo, automáticamente el exterior también cambia, sin buscarlo, como un espejo.

A DARLE MÁS VALOR A LA MÚSICA DE MI CORAZÓN QUE AL RUIDO DE MI MENTE

A no dar credibilidad cuando mi mente saca inseguridades y negatividades, porque sé que son producto del pasado, que ahora es diferente y no voy a dejar que mi mente me frene, porque no existen los límites, todo es mental y si uno escucha a su corazón con sus deseos, transparencia, amor, ganas de divertirse, ve que al final eso es más importante para pasar a la acción sin importar si seré capaz o no, que ya no me importa si podré conseguir algo o no, sino que el simple hecho de intentarlo ya me deja satisfecha, porque de todo se aprende, de lo que se consigue se disfruta y de lo que no, se aprende para perfeccionar la técnica y poder a la próxima.

Que cuando das mas valor al corazón que a las inseguridades mentales todo cambia, dejando expectativas, simplemente sintiendo, porque al final la vida, a pesar de lo que consigas o no consigas, es mágica, es un regalo poder disfrutar de los sentidos, del sol, del viento, del agua, de practicar tus hobbys, de ayudar a los demás, de sonreír, de amar, de ver, GRACIAS A LA VIDA POR TANTA SABIDURÍA QUE DAS CON EL TIEMPO.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.73 - 15 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Cristina Pérez

2 comentarios

  • Buenas reflexiones, aunque discrepo con lo de “sólo hay una vida”: eso sólo lo puede saber quien se haya muerto. 🙂 Al mirar detenidamente la naturaleza parece que no derrocha tanto como nos creemos, que lo tiene todo previsto y nada es porque sí. También se pueden cambiar las cosas más de lo que creemos, aunque a algunos no les interese que seamos conscientes de eso. Es clave no rendirse jamás, y no perder la sonrisa especialmente ante las peores tormentas: a veces puede haber nubes que tapen el sol, pero seguirá estando ahí y volverá a salir con toda su intensidad. 🙂

    • Estoy de acuerdo, que solo hay una vida es una creencia más, no sabemos lo que pasará 🙂 Si algunas cosas se pueden cambiar, pero luego hay otras que no están en nuestras manos, como siempre cada creencia tiene muchos matices, muy interesante todo lo que dices

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información