Literatura

Para mis “Ojos de girasol”

Para mis “Ojos de girasol” - Literatura

La primera vez que me llamaste así, no supe cómo reaccionar sonreí como pendeja y me puse roja de los cachetes, prácticamente sentí mariposas en el estómago pero me imagino que eran un chingo porque se sentía un completo desmadre dentro de mí. Pero no estuviste ahí para ver mi reacción y te dieras cuenta lo que habías causado en mí persona, lamentablemente estabas tras una pantalla de celular con tu voz toda preciosa. Recuerdo que me gustaban los girasoles pero después de ese día los amaba y mucho.

No perdías momento para llamarme así, te despedías en tus mensajes con un “Mi ojitos de girasol” y ¡Demonios! Me volvía loca leer eso, me chiflaba y sonreía como foca retrasada durante todo el día. Mi sonrisa se reflejaba de oreja a oreja, recibía los buenos días con esa frase y si vieran que hermoso era despertar sabiendo que existe una persona en el mundo para la cual eres importante, que se la pasa pensando en vos, que se toma tiempo para escribirte cualquier cosa solo para que te des cuenta que estabas en su pensamiento.

Quien haya experimentado esto no me dejaran mentir que es una de las cosas más maravillosas que nosotros como humanos podemos sentir. Para los que la estén experimentando déjenme darles un par de consejo, disfruten al máximo, expresen todo lo que tengan dentro, amen mucho pero no se queden sin nada, guarden poquito de ese amor para ustedes solo como un método de reserva por si algún día se llega a ir esa persona especial, créanme que esos momentos especiales nunca se vuelven a repetir son únicos en la vida, por eso mátense por defender ese amor, por conservar a la persona de sus sueños, háganla sentir especial, que se sienta amada, ayúdale a cumplir sus sueños y a lograr sus metas.

Por si algún día se le ocurre desaparecer o alejarse no podrá lograrlo y te lo aseguro. Siempre estarás ahí presente porque como lo amaste tu nadie más lo hará, nadie más lo apoyara de la misma manera, ni lo cuidara con amor como tú lo hiciste, ya que un amor así de bonito solo llega una vez en la vida y pobre de aquella alma que no sepa valorarlo y desperdicie la oportunidad.

Yo que te puedo decir, ame, amo y amare por mucho tiempo a mi chico, lamentablemente el no quiso quererme de la misma manera, dejo de verme como la puta maravilla que soy, dejaron de gustarle mis ojos que solo brillaban por él, dejo de sonreír por mi culpa y nunca entendí porque, dejo de escribirme bonito, dejo de llamarme para recordarme lo mucho que me amaba, dejo de pensarme, dejo de ponerle fuego a esta hoguera. Y pues yo sólita ya no podía, luche mucho demasiado, hasta que mi corazón ya no pudo más, estaba  muy lastimado lo estaba forzando mucho, quería que siguiera, que tal vez él iba regresar a mi como antes.

Pero no podía mentirme más yo misma, seamos realistas para que una relación funcione, ambos deben meterle chingazos a la vida, ambos deben meterle leña al fuego, ambos deben de jalar parejo a la cuerda para que esta esté balanceada.

Yo sola ya no pude más, sabía que cuando yo me rindiera esto iba valer madre y así fue, ya no soporte y se lo dije con la esperanza de que el me detuviera, que me regresara a besos, que me sujetara por la espalda y me susurrara al oído “quédate no podría vivir sin ti “ pero no fue así, me invito a irme pareciera como si eso fuera lo que había estado esperando, solo que él deseaba que llegara el momento adecuado para hacerme sentir que si nos separábamos era mi culpa no la de él.

Me quebré por completo pero hice lo que tenía que hacer, limpiarme las lágrimas, sonreír y le dije “espero y te vaya bonito, que nunca me extrañes y si lo haces ojala sea lo más doloroso posible para que puedas sentir un poquito de lo que hoy estoy sintiendo”.

Tengo mi mente llena de recuerdos tuyos ojala y puedas venir por ellos algún día de estos.

 

Si quieres entender un poquito mas sobre el causante de mis textos te invito a leer…
Para el amor de mi vida

Le escribí “Para el amor de mi vida” y lo único que hizo fue romperme el corazón.

 
Perdona mi atrevimiento de pretender querer ser el amor de tu vida.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

ANA KARINA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.