Literatura

pegamento para reparar corazon partio



pegamento para reparar corazon partio - Literatura

y lo he visto parao en media calle, mirando para todos lados, después lo he visto

subir y bajar la calle, todo acelerado y sudoroso, lo he visto entrar a varias tiendas

y salir con el aire mas triste cada vez.

le he seguido porque soy como un gato, me mata la curiosidad, pero también porque

le he visto tan triste que he temido que una locura vaya a realizar.

le he oído al fin al entrar tras el en una tienda, donde ha preguntado si allí vendían

pegamento para pegar corazón.. si, lo que habéis leído, pegamento para pegar corazón.

le han respondido que no y el ha salido mas triste, que incluso parecía que su sombra

tenia mas vitalidad y yo he salido tras el y le he preguntado

disculpe señor, no es que sea entrometido, pero he oído que pedía pegamento para

pegar corazón, no sera hilo para sutura, acaso usted es cirujano.

el solo me miro y bajando sus ojos suspiro y me dijo

no mi amigo, no soy cirujano, busco pegamento para pegar mi corazón que se ha partió

lo mire extrañado,

el me miro y me dijo, veras déjame explicarte.. el empezó a caminar y yo camine a su lado,

se produjo un silencio y creí que no diría nada, ya le iba a decir que sino tenia que decir, mejor

me iba pero el hablo antes..

te diré que he sido la persona mas querida y a la vez la mas solitaria, estoy seguro que lo has

escuchado antes, pero es la realidad. mi historia comienza en un lugar de un país que ya no deseo

recordar, siempre fui amable y ayude a todos, mi felicidad era ver y ayudar a ser feliz a los demás

porque seguía la pauta de que si eres bueno, la vida sera buena contigo..

pero lo que empezó siendo ser una ayuda se convirtió en el motivo de tristeza, porque mas vació

me sentía cada día, cada día despertaba y me decía, hoy sera el gran día, y ese día pasaba y volvía a

ser un día mas.

empece a perder mi alegría y mi energía se iba apagando un poco mas, decidir romper todo y salir a

buscar lo que haba perdido, que incluso una gitana me vine a encontrar y me dijo

hombre, que lleváis el corazón partio, y esa grieta se hace mas grande cada día que pasas sin buscar

cura, porque la cura no es otra que un pegamento para que lo vuelvas a pegar.

y antes de preguntar donde encontraba ese pegamento, la gitana desapareció en un remolino, no me

mires así, que es la verdad.

desde ese día he andado lo que la vida me ha dado en años, buscando el dichoso pegamento, pero nadie,

nadie me da una respuesta a mi necesidad.

este lugar es el ultimo en el que me prometí que buscaría y sino lo encontraba, pondría punto final.

yo me quede mudo y no sabia que pensar, si era un loco o alguien que me estaba queriendo una broma jugar

y yo le iba a decir algo, pero de pronto todo fue interrumpido por un repique de campanas intenso

y a lo que me gire a ver al campanario, me desperté de ese sueño que no se como interpretar, por la bendita

alarma que vino a sonar.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

david ronquillo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información