Sociedad

Peligro: Adicto Al Fortnite A Bordo.

Peligro: Adicto Al Fortnite A Bordo. - Sociedad

Anda que no he oído a gente quejarse del enganche de sus hijos a este videojuego y he pensado, a mi hijo no le pasará nunca.

El otro día, viendo un reportajes sobre adicciones, hablaba la psicóloga del centro y contaba que su cliente más joven cuenta con solo siete años, lleva meses en terapia para desengancharse de videojuegos en línea de varios tipos, aunque todo comenzó con el Fortnite. Me preocupó muchísimo.

Nosotros en casa tenemos hace más de dos años la PLay 4, no se la compré yo a mi hijo, de hecho nunca le he comprado ningún  tipo de consola, pero fue un familiar el que le quiso regalar semejante aparato en su séptimo cumpleaños.

Ha estados un año y medio sin apenas mirarla, de hecho la quería vender para comprarse una patinete eléctrico hasta justo antes del verano. Hacía unos meses unos compañeros de clase (3º primaria) hablaban ya del “jueguecito”, me pedía una y otra vez el instalarlo pero yo le decía que no, no me parecía apropiado para su edad.

Llegó el verano y sacó muy buenas notas, y una tarde que yo estaba fuera, vuelvo a casa y el juego está instalado, su padre se lo “regaló” como premio por las calificaciones.

Al principio apenas jugaba, sólo lo hacía con desconocidos y eso no parecía ser muy atractivo. Pronto, fue invitándole algún compañero de clase y al poder hablar con ellos mientras jugaba la cosa se ponía bastante más interesante. Tan interesante, de hecho, que en pleno mes de agosto prefería quedarse sin bajar a la piscina para poder jugar, pero él no tenía la decisión y bajábamos igual. Llegó septiembre, empieza el curso, y casi toda la clase “es amiga” en el fortnite, se engancha tanto que prefiere no quedarse en casa de su mejor amigo (no tiene el juego) con tal de venirse aquí a conectarse.

A mi hijo le llegó a cambiar el carácter, se enfadaba, gritaba y lloraba cuando le robaban “la luz” o eran “unos ratas”, decidimos limitarlo al máximo, finde sí, entre semana no.

Nos acabamos olvidando, por nuestro interés, seguro…, tengo trabajo para casa y me viene bien que juegue un rato, pero sólo media horica… Yo convencida que las notas serían más bajas de lo normal y el tío me saca todo sobresalientes, las mejores de su vida.

Ahora seguimos con las restricciones, sólo finde salvo alguna excepción, las notas van a más, me dijo una psicóloga amiga que hasta 50 minutos diarios mejoran la concentración y rendimiento escolar. ¿Será así?¿Este jueguecito le ha hecho picarse igual que por la batalla por las notas?

¡Qué complicado es esto!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

marimarcg

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información