Sociedad

Peligro¡¡¡ Se Acerca Mi Suegra

Peligro¡¡¡ Se Acerca Mi Suegra - Sociedad

Nadie se ha escapado te tener una suegra, o tal vez un muy reducido grupo se ha salvado de ellas. Las hay de todo tipo, gorditas, flaquitas, bajas, altas, hogareñas, sandungueras, gruñonas o amorosas, pero algo todas tienen en común…el sarcasmo…sí el sarcasmo, ese sarcasmo que te lo inyectan directo a tu vena más débil, la más indefensa y lo hacen justo en el momento en que te descuidas.

Te esmeras por agradarles al máximo, ser atenta, simpática, cuidar de su retoño y pareciera que todo va de maravillas, pero llega el momento del descuido y  ! zaz ¡ ahí aparece ese comentario desdeñoso e hiriente, te irritas, deseas responder, pero te aguantas la ira, al principio te vas al baño a llorar, pero cuando ya pasan los años tratas de tener cuero de chancho y que sus comentarios te resbalen.

Lo curioso es que ellas ni siquiera se desgastan en dar una oración con argumentos, muchas veces es solo una palabrita, que nadie más que tu la captas y sientes como va penetrando en tu vena, ese veneno espeso y caliente.

Luego que estás a solas con tu pareja le lanzas lo que su madre ha dicho, pero él muy tranquilo te dice debes haber escuchado mal, mi madre te quiere mucho, pero tu sabes perfectamente lo que has escuchado.

Pasan los días y olvidas la situación, además piensas que igual es buena onda, es amorosa con los niños y siempre te llama para tu cumpleaños, por otro lado amas a tu marido, ese hombre que ella llevó nueve meses en su vientre y se te pasa la molestia, pero llega la próxima junta, cuando la ves llegar la saludas fervorosamente, charlan de los niños, ella a ratos te cuenta de sus visitas a los médicos, de sus dolencias y del último viaje a las termas que ha hecho junto a sus amigas, también de paso te habla de sus conocidos que han ido falleciendo, pero de pronto y de la nada te pregunta…- ese sofá es nuevo?, si, lo compramos ayer, le gusta?….y ella nuevamente jeringa en mano…..- mi hijo está trabajando demasiado.

El tema de suegras es para largo, lo preocupante es cuando las suegras somos nosotras. Claro está que las suegras se han ido modernizando, van al gym, usan iphone, muchas viudas han encontrado novio, tienen face, twitter, instagram, etc, ya no tienen arrugas con la ayuda del botox y el ácido hialurónico y tratan de ser más empáticas con sus víctimas, pero suegras al fin.

Se podría decir que estoy entrando en la etapa de suegra, mis 2 hijas tienen novios, entonces tan suegra tampoco soy, pero casi….mi hijo también tiene novia y e aquí el meollo del asunto.

Con los novios de mis hijas nos llevamos de maravillas, hola tía, que tal, que tierna tía, etc…con la novia de mi hijo, también corre el tía aquí , tía allá, pero hay algo, que solo nosotras dos sabemos en algún rincón de nuestro corazón.

Trato de ser lo más normal posible y no llevar junto a mi jamás la jeringa de la tortura, pero a veces me muerdo la lengua, cuando mi hijo la invita a casa por ej., y él le cocina su plato preferido, mientras ella descansa cómodamente en algún sofá mirando relajadamente su celular, entonces pienso..ella debiese estar ayudando a mi hijo, luego me viene la imagen de mi suegra y se me pasa.

Mi conclusión a este tema del suegrismo creo que radica principalmente entre mujeres, porque las madres queremos mujeres idénticas a nosotras para nuestros hijos y eso jamás ocurrirá.

Por lo tanto debemos aceptarnos suegra nuera y nuera suegra tal como somos, al fin y al cabo estamos compartiendo al mismo hombre.

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

ulma

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información