Sociedad

Perdonar, La Reconciliación Contigo Mismo

Perdonar, La Reconciliación Contigo Mismo - Sociedad
Perdonar es un acto sincero que nace del alma, un sentimiento transparente que nos indica que estamos pasando la página para comenzar una nueva. Muchas veces para aceptar o dar el perdón pasamos por situaciones dolorosas, que nos marcan como personas, todas esas circunstancias que nos hacen dudar del perdón.
Muchas veces carecemos de valentía para pedir perdón ya que para pedir perdón con sinceridad es necesario tener una madurez sólida establecida, no es fácil, pero cuando lo hacemos nos llenamos de paz, sobre todo cuando nos perdonan por actos que hemos cometido.
Condicionamos el perdón con debilidad
Dicen que perdonar es virtud de pocos, así que no muchos estamos dispuestos a hacerlo, nos negamos a perdonar por el daño que nos hicieron, dejándonos guiar por el odio, haciendo que los sentimientos de rencor sean más fuertes. No existe acción más reparadora que perdonar.

“El perdón solo lo practican las personas fuertes, centradas, encaminadas con buenas cualidades».

Nos hacemos mas daños a nosotros al no perdonar

Debemos saber que cuando no perdonamos a nuestros ofensores, el daño no se lo estamos haciendo a ellos, si no a nosotros, pues al no perdonar nos estamos encadenando a ese individuo, llenándonos de rencores absurdos que contaminan el espíritu, lo que da como resultado que nuestras energías positivas se opaquen, ocasionando emociones negativas que no dejaran que fluyan las buenas vibras, generando como resultado más daño a nosotros, que a los demás.
Perdonar no significar olvidar
Pero como ayuda a calmar el alma, haciendo que la carga sea más ligera, se que muchos hemos pasado por cosas difíciles, unos peores que otros, pero no importa, debemos pensar en nosotros y que perdonar es el camino más conveniente para seguir nuestro rumbo, tomemos en cuenta que el rencor y el odio no ayuda a nadie a crecer como persona, solo te hunde en un sentimiento obscuro de tristeza e insatisfacción.
No debemos dejar que esos conflictos mentales nos manejen, debemos modificar esos pensamientos negativos, reconocer cuando nos estamos equivocando, para vestirnos de humildad y pedir disculpas.
 
Creo que es una buena idea establecer paramentaros si nos cuesta pedir perdón o reconocer cuando nos estamos equivocando, nos ayudaría mucho en nuestras vidas, además creo que existen cosas más importantes en las cuales preocuparse, entonces no dejemos espacio en nuestra mente para los rencores.
Cuando perdonemos, no volvamos atrás, cuando pidamos perdón seamos sinceros con nosotros mismos, cuando perdonemos nuestra alma tomara un respiro, cuando pidamos perdón tratemos de no cometer los mismo errores, cuando perdonemos veremos las cosas con más claridad, cuando pidamos perdón hagámoslo desde el alma, cuando perdonemos abandonemos el resentimiento, cuando pidamos perdón olvidemos el orgullo, cuando perdonemos aceptemos de corazón, pues no sabemos cuánto le costó a nuestro oponente enfrentarse consigo mismo para pedir el perdón.
 
¿ Y A TI, TE CUESTA PEDIR PEDIR PERDÓN?
Hola, si te gusto el articulo te invito a votar con 5 estrellas, recibirás actualizaciones sobre las novedades y podrás interactuar conmigo si así lo deseas, ayúdame compartiendo el articulo por la redes sociales. Te lo agradeceré.
https://www.facebook.com/Zabsandoval/
Instagram: Reflexiones_contigo_conmigo
También podrás encontrar mis artículos en:
lexioneszb.wixsite.com/reflexiones
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Zule

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información