Literatura

“piedra, Cristal Y Acero”

“piedra, Cristal Y Acero” - Literatura

Mil destellos hacia arriba:
son piedra, cristal y acero.
Por las anchas avenidas,
vagones con pasajeros,
dos raíles que refulgen,
las torres burlando al cielo,
agujas entre las nubes,
gaviotas que alzan el vuelo.
Comienza dorado el día,
como arena del desierto.
Se va haciendo la luz fría
bajo los cielos cubiertos.
Trozos de un cielo que fluye
agitado por el viento
sobre la sal que no escupe
un océano hambriento.
La niebla no tiene prisa,
lo envuelve todo a su tiempo,
y aunque no muestre sus islas
puedes ver sus rascacielos.
Entre peces y aleteos
las aguas siguen su cauce,
saltan con un traqueteo
azulado y que reluce.
El aire que no respiras
te alborota los cabellos
y se elevan extendidas
las alas de algún viajero.
Cada calle, cada cruce,
cada árbol y ¡hasta el metro!
Cuando se extinguen las luces
la ciudad no tiene sueño.
 

A veces, la inspiración está donde menos la esperas.

A veces, tienes que perderte para poder encontrarte.

A veces, el sabor a sal del océano es lo más dulce que puedes encontrar.

Un viaje puede despertar tu imaginación y dar vida a tus dedos para escribir…

Así que viajad, viajad todo lo posible, no hace falta irse a la otra punta del mundo, seguro que en vuestra propia ciudad existen lugares que desconocéis. Abrid las alas, abrid los ojos, abrid la mente a la inspiración. Ella os abrirá muchas puertas.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

lauganda

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información