Literatura

Pinceladas: Microrrelatos Y Poesía

Pinceladas: Microrrelatos Y Poesía - Literatura

ENEMIGOS A LA FUERZA.

Tiempos convulsos que convirtieron a jóvenes en demonios, a esposas en viudas, a madres en llanto. Tiempos oscuros que lanzaron a hombres con los mismos sueños hacia las garras de la bestia, la cual se alzó como brazo ejecutor de dementes autoproclamados dioses.

ALGÚN DÍA.

Ya salió de nuevo el Sol, sin embargo, en mí continua la noche, contemplando aquel lugar donde no te puedo ver con los ojos.
Papá me dijo que aquel brillo le recuerda a tí; una pequeña y lejana estrella que parpadea orgullosa entre las grandes constelaciones. Así te recuerda él.
También me ha dicho que su luz siempre brillará para mí, y que allí donde me encuentre, en cualquier lugar del mundo, siempre podré mirar al cielo y cerrar los ojos para sentir tu abrazo.

¿Y de día?– le pregunté a Papá.

-De día siempre podrás encontrala donde nacen los sueños.-me dijo con los ojos vidriosos.

Después, le cogí la mano y le dije que no llorara, que algún día volveríamos a verla.

Algún día. dijo papá.-Pero todavía no, hija. Todavía no.

TÚ MANIPULA QUE YO OBEDEZCO.

Luchamos contra nuestros iguales por las migajas del pastel, y al final, ganar el dudoso honor de ser “el mejor entre los peores”, porqué…, ¿Cómo voy a ser yo igual que ese o esa?
Así que no te organices y sé individual; siéntete importante luchando contra tú igual, pero antes piensa que: « En lugar de derrocar al amo, nos conformamos con ser el mejor entre los esclavos», para luego, aparentar que todo está bien, que somos unos triunfadores por tener y mostrar al mundo nuestras inservibles necesidades para disimular las cadenas que nos aprietan, o al menos, creer que mitigamos ese dolor.

¿SABES UNA COSA?

Veamos salir la Tierra desde nuestra Luna, en ese lugar donde jamás tus ojos serán tan hermosos como yo los contemplo ahora, a cada momento.
¿Sabes una cosa?
Nunca mi alma brilló tanto como la primera vez que me dijiste «te quiero», y aún así, continúa brillando más intensa que el propio Sol. No sabía que unas palabras pudieran ser tan cálidas. Y a pesar de los años transcurridos, jamás he dejado de brillar a tu lado; gracias a tí y a esos ojos que me abrazaron a la vida. Asi que…
¿Sabes una cosa?
Veamos salir la Tierra desde nuestra Luna.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 12 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

miquelangelo

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información