Ciencia

Pnl: Procedimiento Y Remedio

Pnl: Procedimiento Y Remedio - Ciencia

La programación neurolingüística nos enseña a comunicarnos eficientemente y a resolver así problemas complicados.

Imaginemos un edificio construido en un terreno poco compacto, de tierra suelta. Este terreno son nuestras creencias aprendidas del mundo que afectan a nuestra conducta, tanto consciente como inconscientemente. Los cimientos que lo mantienen en pie son la empatía y la tolerancia, nuestra capacidad para comprender y respetar el punto de vista de los demás. Cuanto mayor empatía mayor fuerza de cimentación, más agarre al suelo y mejor eficiencia de sostenibilidad. El edificio en sí es el lenguaje y la información que queremos transmitir.

Cada planta del edificio contiene una caja fuerte repleta de tesoros; nuestros objetivos. Y cada una de estas plantas está guardada por una puerta que facilita el acceso a ese tesoro.

Estas son las herramientas de la PNL, alcanzarlas y utilizarlas correctamente es el objetivo de esta técnica. La PNL, nos muestra cómo cada persona percibe la realidad de forma diferente.

Se puede demostrar con un sencillo ejemplo que cualquiera puede realizar en casa con la familia o los amigos. Empezamos dibujando un mapa de la sala en la que estemos. Al acabar, nos daremos cuenta de que cada uno muestra un mapa distinto del mismo lugar. Con toda seguridad ninguno de los planos permitirá apreciar cuántos metros tiene la sala, cuantas puertas, ventanas o enseres contiene. ¿Por qué? Porque ese mapa no es el territorio. Cada persona contempla el mundo y se mueve en él según su mapa particular. Y esta interpretación no es la realidad, tan compleja que nadie puede abarcarla. Pero al poner unida la información que ofrece cada uno, podemos responder a más preguntas sobre su forma, número de muebles, color de las paredes o puntos de luz, por ejemplo. Lo mismo ocurre en la vida, en nuestra realidad cotidiana; cualquier mapa de otro puede servirnos a nosotros para funcionar mejor. Y cuanto mayor sea nuestra capacidad para captar el mapa de los demás y modificar el nuestro según las circunstancias, más posibilidad de éxito.

Para poder superar este paso, es esencial saber interpretar lo más elemental del otro, para lo que deberemos desarrollar la empatía. Porque, por ejemplo, si nuestro mapa del amor no coincide con el mapa del amor de nuestra pareja es difícil que no surjan los problemas.

Para determinar cuáles son las diferencias entre nuestros mapas, dependeremos del lenguaje y, por supuesto, de su uso adecuado, consiguiendo encontrar ciertas preguntas específicas que nos permitan superar las limitaciones que este presenta.

En esto consiste la PNL, en ofrecer recursos para percibir la realidad desde otra perspectiva y encontrar una salida donde no la había.

La siguiente historia muestra este concepto.

Cheng-Hu se encontraba perdido en un laberinto interminable y desconcertante, de la cámara principal salían cincuenta caminos diferentes. Le había llevado una semana explorar nueve de ellos.
– A menos que tenga suerte -se dijo Cheng-Hu- moriré aquí intentando encontrar el camino correcto.
Acababa de pensar esto cuando oyó unos pasos que se acercaban y se encontró de frente con Shintzu. No se conocían, pero Cheng-Hu creyó que Shintzu era la respuesta a sus súplicas desesperadas.
– ¡Qué suerte que te encuentro!- dijo Cheng-Hu llorando de alegría.
Shintzu lo miró con cara de gran sorpresa.
– Estoy perdido entre tanto camino -le explicó Cheng-Hu- Tú podrás decirme ahora cuál es el que conduce a la salida.
– Pero, yo también estoy perdido.- Respondió Shintzu
– ¡Qué mala suerte! – Se quejó amargamente Cheng-Hu- Encuentro a alguien y no me sirve de nada.
– ¿Por qué dices que no te sirvo de nada?- Preguntó Shintzu intrigado.
– Has dicho que estás perdido.- Dijo Cheng-Hu como si fuera obvio su razonamiento.
– Me imagino que habrás recorrido algunos caminos sin salida. Yo he recorrido por mi parte al menos doce caminos que no conducen a ninguna parte. Así que, juntos, los dos sabremos mucho más de este lugar laberíntico que antes de encontrarnos y eso es indudablemente mejor que nada.

Extraído de un antiguo relato chino: El camino de las lágrimas
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aicrag

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información