Sociedad

Poco a poco se impone la moda vegana



Poco a poco se impone la moda vegana - Sociedad

 

Quizá alguien recuerde cómo el famoso compositor, escritor, actor y músico multiinstrumentalista de 76 años Paul Mc Cartney, más conocido por nuestros abuelos y padres comentaba que «si las paredes de los mataderos fuesen de cristal, todos nos haríamos vegetarianos», tras ver lo que allí se cocía.

 

De poco a poco ,se introduce un estilo de vida diferente en muchos hogares españoles, un cambio radical que, aunque a veces no lo lleguemos a pensar, no solo afecta a la alimentación.

 

Aunque yo no lo práctico, sé de que hablo, siendo yo muy respectuosa con todas las ideas y convicciones personales, pues tengo muchas amigas vegetarianas, aunque sólo dos son veganas, y es tanto su amor hacia sus mascotas peludas que, en contra de sus creencias, les siguen comprando latas de comida orgánica con pescado y carne aunque ellas no prueben el pescado, la carne, los huevos etc., ni otros alimentos que puedan provenir en alguna medida de los animales.

 

Alguien se preguntará en qué se diferencian ambas tendencias, que las pueden ver iguales o similares, y yo les diría que

-el vegetariano no come carne, aves, pescados ni mariscos

-el vegetariano sí come productos que no conllevan la muerte del animal, como la leche, los huevos o la miel.

-el vegano no come carne, aves, pescados, mariscos, leche, productos lácteos, huevos, productos de los huevos, miel, e incluso dulces de goma.

-el vegano rechaza todo tipo de explotación animal, y por lo tanto no quiere utilizar ropa de lana, seda ni de cuero; ni cosmética no solo con ingredientes de orígen animal sino tampoco si han sido testados en animales.

 

Dos de mis amigas, las que decía antes, compran ropa vegana, les cuesta encontrar los modelos que buscan, y muchas veces se la envían desde fuera de España a través de la compra on line.

Las dos tienen pareja, y mientras una permite a su marido comer carne en cualquier restaurante en el que se pueda comer si se quiere al estilo vegano, la otra desde el principio de la relación le dejó claro a su pareja que quien estuviera a su lado debería comportarse de forma vegana siempre tal y como hacía ella.

Ninguna de las dos es consciente ni ha sido diagnosticada nunca de tener ninguna intolerancia alimenticia; posible razón para convertirse al veganismo, aunque sé que a la menos flexible le cuesta mucho esfuerzo continuar con este estilo de vida.

 

La ropa vegana está confeccionada con telas 100% libres de maltrato animal, como piel sintética, algodón, lino, lona, nailon, rayón, sarga, microfibras o viscosa, y hace un mes se celebró una semana de la moda vegana en Los Angeles, con telas de procedencia de Francia ,España ,Reino Unido, Canadá, y Alemania.

 

Se trata de un estilo de vida poco implantado todavía en nuestro país ,pero sus seguidores se toman tan en serio esta propuesta que para ellos es preferible tener menos prendas en el armario, pero que sigan su ritmo de vida, libre del maltrato animal.

 

La ropa y los accesorios para ellos no deben contener ningún componente de origen animal, zapatos confeccionados con piña, producción de tejidos con cítricos; y lo más extraño e incomprensible para mi, ropa confeccionada a partir de plástico reciclado.

 

Casi un 8 % de los españoles son veganos, pero las cifras van en aumento, y la mayoría de ellos empezaron reduciendo al máximo la carne, o pasando primero por ser vegetarianos.

 

Con el progresivo aumento de la población vegetariana y vegana, desde1960 hasta 1980 hubo un incremento apreciable del consumo de productos agrícolas en EE UU, lo cual se ha ido extendiendo poco a poco al resto de países del llamado mundo occidental.

 

Algunas personas incluso comparan a sus seguidores con una religión, ya que varía de forma muy radical tanto su forma de vida como su estilo de vestir y calzar.

 

Una gran mayoría son mujeres , y van en aumento.

 

A veces en vez de dar el paso de forma radical, para iniciarse muchas empiezan siendo flexiterianas, que son las que mientras en casa sólo practican la dieta vegetariana, al relacionarse con la sociedad son algo flexibles y en un encuentro social pueden llegar a comer algo de carne. Algún flexiteriano se autodefine como vegetariano a tiempo parcial.

 

Los precios de los alimentos y la moda se encarecen mucho si se quiere seguir la tendencia vegana extrema.

 

¿Qué opináis sobre la moda vegana?

 

¿Porqué la mujer suele ser las más receptiva a convertirse al veganismo a pesar de no tener ningún tipo de intolerancia alimenticia ni problemas de salud que supuestamente les pudiera obligar a llevar una dieta tan restrictiva?.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

1.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Silvia Prg

1 comentario

  • Es una religión; porque fomenta la integración en un colectivo que comparte símbolos, ritos y tabúes. Lo que se puede comer o no es una forma de distinguir a unos grupos de otros. Por ejemplo, los judíos de la edad de Hierro, para crear una identidad nueva que aunara al crisol tribal y la alta inmigración, apostó por proscribir el cerdo (que era comido por los judaítas hasta entonces) para identificar al nuevo movimiento nacionalista con el ideal pastoril, montañés y nómada (Abel). Esto era una forma de hacer de la necesidad virtud, ya que Judá era una tierra hasta entonces poco poblada y mucho más pobre que la costa (Gaza, Tiro, Sidón…) y que otros reinos vecinos. El cerdo simboliza la prosperidad, la agricultura y la ciudad (Caín).
    El veganismo es una religión en ciernes. Igual que el judaísmo inicialmente era un movimiento político separatista y con los siglos devino en religión, el veganismo con cien años más sería indistinguible de otras religiones conocidas.

    El veganismo NO es bueno para los animales. Por ejemplo, valora a los animales que son mascotas o «mascotizables» sobre los demás; llegando a no considerar relevantes a la mayoría de especies. Por ejemplo, a mí me gustan mucho los invertebrados como caracolas o escarabajos; y me consta que la producción de los vegetales (como los que toman los veganos) supone la aniquilación de muchas de estas especies donde se cultiva la tierra.
    Está demostrado que los invertebrados experimentan dolor y placer de forma subjetiva; hay estudios de 2016 con cucarachas que lo evidencian. Es decir, sufren y tienen miedo si los matas, envenenas, les haces huir de su espacio, o los matas de hambre con trampas de feromonas. Esto ocurre también en los cultivos orgánicos o ecológicos. Además, hay un impacto grande también en las aves y otros animales vertebrados, ya que se les impide comer, acceder a agua, o tener refugio; con lo que no se reproducen.

    Todo esto no lo tienen en cuenta los veganos. La solución racional, no religiosa, es luchar por acabar la guerra demográfica que enfrenta a unos países con otros, y reducir la población hasta que podamos recuperar para las otras especies espacio suficiente. Los veganos son enemigos de esto; piensan que el problema no es que seamos ya casi 8000 millones, 16 veces más gente que hace sólo dos siglos; sino que no comemos todo el planeta sólo vegetal. Casi toda la población India es vegetariana, y sin embargo su medio ambiente ha experimentado una destrucción total debido a su demografía explosiva que pronto superará a China.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información